viernes, 5 de septiembre de 2014

Un 5 de septiembre

Año 2001 (de secretario en el colegio Toscal-Longuera y componente de la A.F. de Higa)
Papeleo de secretaría toda la mañana: becas, matrículas… Hablé con doña Ofelia (la inspectora). Hablar con Macu y Macu. Coplas para la romería de Teror. Coger 3 hojas de lotería.
Año 2002 (nos habíamos trasladado al IES Mencey Bencomo)
Comunicar en IES que me quedo (estuve a punto de ir a trabajar en la Consejería). Grabar dos comentarios en Radio Realejos. Colocar jardineras y apliques (estaba cercana la mudanza para “Moscú”). No subí a la reunión de la Junta Directiva del grupo folclórico. Trabajar en Reglamento Orgánico de Centros y Normas de Funcionamiento. Llamada telefónica a Pancho.
Año 2003
Reunión (los de Lengua del Primer Ciclo) con el Jefe de Departamento. En la Universidad de La Laguna, hablar con el director de la tesis para corregir algunas cosas.
Año 2004 (fue domingo y hacía dos días que había defendido la tesis doctoral)
Un garbeo por esos ‘Sures’ y visita al apartamento de una amiga del gremio en El Médano.
Año 2005
Llevamos unos días de intenso calor. Reunión de Claustro a la una de la tarde. Ordenar y tirar papeles. Ir a La Guancha por motivos familiares. Reunión de la Directiva de Higa (tengo apuntados los que faltaron).
Año 2006
Sigue gran calor pero con un poco menos de calima. Gran ajetreo en el IES (¿inexperiencia?) [Explico: había accedido al equipo directivo como secretario, maldición que me persiguió en toda mi etapa docente]. Todas la tarde en casa con labores del instituto.
Año 2007
Mañana en el IES y por la noche ensayo de la misa en Higa. Faltaron unos 18, calculo. [Otra explicación: cuando teníamos estas ‘actuaciones eclesiásticas’, los componentes de baile solían perderse, se iban a danzar a otro sitio].
Año 2008
Dejar Hyundai en La Orotava y venir con Ángel. Dar cuenta de la distribución horaria en los Departamentos. Ir a recoger el coche. Reunión familiar en casa de… [es tradición vernos los hermanos un rato las tardes de los viernes].
Año 2009
Todo el día en mi casa confeccionando un libro que iba a tratar de varias ‘locuras’ relacionadas con el Pago de Higa. ¡Ah!, era sábado. Y el proyecto: en la gaveta del ordenador [eran mis primeros días de jubilado].
Año 2010
Pasé por La Perdoma a saludar a unos amigos. Nada más. Fue domingo.
Año 2011
Descargar un millar de fotos, producto de un viaje a La Palma y del que había llegado el día anterior. Pasé por la imprenta (Tipografía García)[estaba embarcado en otra publicación]. Tengo también anotado que fui a La Hucha y a CajaCanarias (Realejo Alto). Por la tarde llevé el certificado de defunción de mi cuñado al abogado que arreglaba los papeles. El resto, aparte de hablar por teléfono con el compañero y mejor amigo Ángel, ordenando fotografías.
Año 2012
Recoger a mi nieta. Caminar desde El Castillo a San Nicolás. Puse la Primitiva en La Vera y tuve la oportunidad de saludar en el camino a Onelia y Cristina (dos compañeras del IES).
Año 2013
De limpieza en casa. Caminar: Los Barros – El Jardín – La Montaña (me encontré con Santi Díaz, el de Tecnología y fuimos hablando un rato) – San Jerónimo – San Nicolás y regreso por la autovía.
Año 2014
Aquí estoy. ¿No me ves? Pues sí, todos los días anoto algo. Y de los viajes (menos de los que me hubiese gustado) también guardo crónicas de bastantes. Ya te he contado que el primero fue en 1962. Me sacaron de La Gorvorana, medio perdido entre plataneras, y me llevaron a un campamento en La Gomera. Recuerdo a mi madre llorando en el momento de la partida, mientras mi padre le decía: ¡Déjalo, coño, que se haga un hombre! Por eso pongo la foto de los seis expedicionarios realejeros. Efectivamente, yo era algo más que rubio. Todo se pierde, tú.
Para otras menudencias puedes seguirme en Facebook. Mientras tanto, feliz fin de semana.