jueves, 19 de febrero de 2015

Muelle deportivo y pesquero (2)

Y ahora, para general información –no para que se nos pongan los dientes largos–, una breve reseña de los diez buques de pasajeros más grandes del mundo. No olvides que un campo de fútbol tiene un largo comprendido entre 90 y 120 metros. Si corro de una portería a la otra, no sé tú pero yo llego cansado.
1. Oasis y Allure of the Seas
Estos dos buques (gemelos) de la clase Oasis, y propiedad de la Royal Caribbean International, ostentan el honor de ser los mayores barcos de pasajeros del mundo. Construidos por STX Europe en sus astilleros de Turku, en Finlandia. El Oasis of the Seas realizó su travesía inaugural en diciembre de 2009, mientras que su hermano entró en servicio un año más tarde.
Ambos barcos disponen de una eslora de 361,8 metros, una manga máxima de 60,5 metros y 9,3 metros de calado. Estas inmensas naves son propulsadas por ocho motores diésel que le permiten alcanzar una velocidad de 22,6 nudos (41,8 km/h). Cada barco tiene 2.706 camarotes con capacidad para 6.296 pasajeros y, entre otras instalaciones, cuenta con un anfiteatro, cinco piscinas, muros de escalada, mini-golf, clubes nocturnos y casinos.
2. Norwegian Epic
Construido en los astilleros de Chantiers de l’Atlantique (Saint-Nazaire), por STX France, este buque de la Norwegian Cruise Line entró en servicio en 2010, operando entre el Caribe y rutas europeas.
Posee 19 cubiertas y puede transportar hasta 5.183 pasajeros. Dispone de una eslora de 329,4 metros, una manga máxima de 40,64 metros y un calado de 8,6 metros. Su sistema de propulsión combina seis motores diésel-eléctricos de Caterpillar y seis propulsores Wärtsilä, que permiten a la embarcación alcanzar una velocidad de 20,2 nudos (37,4 km/h). Entre sus instalaciones destaca, además de 2.114 camarotes de distintas categorías, el Epic Theatre, un auditorio con una capacidad para 681 personas.
3. Freedom, Liberty e Independence of the Seas
Estos tres cruceros de la clase Freedom se incorporaron a la flota de Royal Caribbean International en mayo de 2006, mientras que el Liberty of the Seas ha estado en servicio desde mayo de 2007 y mayo de 2008, respectivamente.
Cada barco posee una eslora de 338,9 metros y un calado de 8,5. La manga del Freedom of the Seas y el Liberty of the Seas es de 56,3 metros, mientras que la del Independence of the Seas es de 55,9 y su sistema de propulsión consta de seis motores diésel Wärtsilä 46 V12 de 12,6 MW, tres unidades ABB Azipod y cuatro propulsores de proa. Su velocidad de crucero es de 21,6 nudos (40 km/h).
Cada buque puede acomodar a un total de 4.375 pasajeros, en 1.817 camarotes distribuidos en 18 cubiertas. Entre la oferta de ocio para los pasajeros, se incluye un solarium, simulador de surf, ring de boxeo, mini-golf, pista de patinaje sobre hielo, casino y un teatro.
4. RMS Queen Mary 2
Con un presupuesto de 700 millones de euros, es el mayor trasatlántico jamás construido desde que en 1969 se botó el Queen Elizabeth 2. El QM 2 entró en servicio en enero de 2004 como buque insignia de Cunard Line. En la actualidad cubre la travesía transatlántica entre Southampton y Nueva York.
El barco posee una eslora de 345 metros, una manga de 41 metros y un calado de 10,1. Navega a una velocidad máxima de 30 nudos (55,5 km/h) y puede acomodar hasta 3.090 pasajeros y una tripulación de 1.238 personas. Cuenta con amplios interiores y una gran variedad de instalaciones para pasajeros, como restaurantes, casino, cine 3D, planetario y spa.
5. Norwegian Breakaway
Es el primero de los dos cruceros que componen el Proyecto Breakaway construidos para Norwegian Cruise Line. Entró en servicio en abril de 2013 y opera en diversas rutas entre las Bermudas, Caribe Sur y las Bahamas, así como Florida. Se trata, además, del mayor crucero que tiene su puerto base en Nueva York.
Con una eslora de 324 metros, una manga de 39,7 metros y un calado de 8,3, puede albergar a 4.028 pasajeros en doble ocupación es de 4.028, mientras que su tripulación alcanza las 1.505 personas. Su velocidad máxima es de 21 nudos (38,8 km/h), utilizando propulsión diésel-eléctrica.
(Concluiremos mañana)