viernes, 20 de marzo de 2015

Primicias

Muchas son las ocasiones en las que me alegro de no haber ejercido el periodismo. Porque no hubiese durado en una redacción más allá de una semana. Y nada te cuento de tratarse de un medio impreso. A buen seguro que si se hablamos de un diario se habría convertido, ipso facto, en semanario. Me han dicho que existe un redactor de cierre. Y ya me lo imagino al pobrecito repasando al menos título, antetítulos, subtítulos y algunas entradillas. Aun así, cuánto se escapa. Pero es la salsa de la profesión y la comidilla del día después. Un afer asaz decidor. Jolines con la frasecita. Requiere una explicación. Me encanta afer y me alegro de que se plantee su recuperación:
affaire. Voz francesa que se emplea ocasionalmente en español con el sentido de ‘negocio o asunto ilícito o escandaloso’ y ‘relación amorosa irregular’. En español puede sustituirse, en el primer caso, por términos como caso, asunto o escándalo; y, en el segundo, por aventura (amorosa) o, más coloquialmente, lío. En el español medieval y clásico existió el término afer con el sentido de ‘asunto, negocio o quehacer’; es voz hoy desaparecida, pero que bien pudiera recuperarse como adaptación gráfica moderna del galicismo.
asaz. (Del prov. assatz, y este del lat. ad satis). 1. adv. c. Bastante, harto, muy. U. m. en leng. poét. 2. adj. Bastante, mucho. U. t. en leng. poét.
decidor, ra. (De decir). 1. adj. Que dice. 2. adj. Que habla con facilidad y gracia. U. t. c. s. 3. m. ant. trovador (poeta).
Con este exordio me van a salir las décimas a porrillo. Meditemos:
La tragedia de hace dos días en Túnez ha conmocionado a medio mundo. Había turistas de por medio. De no haber sido así, uno más en la ración diaria. En 20minutos.es leí: “Los españoles muertos son un matrimonio jubilado de Barcelona”. Hombre, ya se podían haber esmerado algo más. Máxime cuando los pobres infelices viajaban por primera vez al extranjero a celebrar, precisamente, sus Bodas de Oro.
Como no tengo claro qué es un matrimonio jubilado, tampoco voy muy encaminado en lo de la media estatal. No sé si es aritmética, geométrica o la de Iniesta cuando participa en la selección nacional. De verdad, sí entiendo lo que Canarias7 me quiere transmitir con este titular: Un canario cobra 358 euros menos que la media estatal. Pero, y es bonito ser mal pensado de vez en cuando, me parece exagerado el sueldo estipulado para la dichosa media. A la que le basta un lavado de vez en cuando y punto pelota.
No obstante, mucho más despejado quedé tras leer (Se disparan las agresiones físicas y verbales contra el personal sanitario. Diario de Avisos) y acudir al DRAE (sano ejercicio que recomiendo al menos en cinco o seis tomas diarias). Porque ante la duda de si ese verbo era pertinente, hallé:
Disparar. 12. prnl. Dicho de una cosa: Crecer, incrementarse inmoderadamente. Dispararse los precios, la violencia.
Y quedeme mucho más tranquilo.
Ayer fue día de Pepe, el Caritas, y se me pasó. ¿O era Pepé, el Cáritas? Bueno, déjenlo, ya me mandará un whatsapp. Durante esta semana he perdido unos cuantos seguidores en Facebook que se decían amigos. Hasta mayo, me imagino, seguirá la toma de posiciones. Y después del 24, la de posesiones.
Acabo con dos primicias informativas. La una, buena, y la otra, mala. Comienzo por esta última:
Queda aparcado hasta después de las fiestas de mayo de 2016, o más, el proyecto de hipódromo en la Muy Noble e Histórica Villa de Viera. Parece no haber consenso en el mundo del caballo para elegir su ubicación, una vez desechados los terrenos de la Finca de El Llano y la nave industrial del Polígono de La Gañanía.
Para compensar la pérdida de peso de la población en el contexto geoestratégico mundial, se acometerá, en paralelo a la construcción del Parque Marítimo portuense, la instalación de un astillero en la recoleta Playa de los Roques que pueda dar abasto a la potencial demanda de los potentados propietarios de los yates. Cálculos estimativos prevén la creación de unos quince mil puestos de trabajo, lo que daría salida a las terribles bolsas de parados existentes en el Valle de Taoro.
Tengan un muy feliz fin de semana.