sábado, 25 de abril de 2015

Villerías (y 3)

Obras públicas
No obstante la penuria de su Hacienda, el Ayuntamiento ha realizado las obras siguientes: Reparaciones de aceras y empedrados de varias calles.
Idem de la carretera municipal del Calvario al Ramal, y de los caminos vecinales de «Ratona», «Perdoma»,«Luz», «Martillos» y otros.
Idem de los edificios municipales.
Adquisición y colocación de un urinario en la plazoleta de San Sebastián.
Construcción de un pavimento alquitranado en la calle de Linares Rivas, y nuevas aceras con baldosas de cemento en la misma, cuyas obras han sido realizadas por iniciativa del Alcalde Sr. Salazar, bajo la dirección del arquitecto señor Estanga.
Colocación de un baldosado de cemento en uno de los patios del palacio municipal.
Reformas de la casa-escuela de niñas del barrio de la Concepción.
Construcción de un puente sobre el barranco de «La Tosquera», en el camino vecinal de esta Villa á los Realejos por el punto denominado «La Luz», que ha importado 9.000 pesetas, de las que se cubrieron por suscripción 4.000, pagando el Municipio las 5.000 restantes. Esta importante obra se debe á la Comisión municipal compuesta de los señores Alcalde D. Tomás Salazar y concejales D. Casiano García y D. Clemente Méndez, quienes merecen entusiastas elogios por el brillante resultado de sus gestiones, puesto que han convertido la expresada vía en un camino carretero por donde circulan ya automóviles y toda clase de carruajes.
Reparaciones del edificio de la Cárcel del partido, con las cuales se han mejorado notablemente las condiciones de la indicada prisión.
Otras obras de menor importancia.
Además el Ayuntamiento ha solicitado del Excmo. Sr. Ministro de Fomento, el 22 de Mayo último la construcción de dos puentes económicos sobre los barrancos de San Antonio en el camino vecinal de la Perdoma, y de la Arena en el camino de la Florida, por un coste alzado de 12.900 pesetas, cuyas obras subvencionará el Estado, contribuyendo á ellas el Municipio con la parte correspondiente.
De las repetidas obras se ha hecho ya el estudio sobre el terreno, por el personal de Obras públicas de Tenerife.
Proyectos del Alcalde
También existen los siguientes importantísimos proyectos iniciados por el Alcalde Sr. Salazar, y aprobados por el Ayuntamiento, los cuales se propone realizar aquella autoridad dentro del más breve plazo posible:
Entubamiento de las aguas del abasto público, de que se ha hecho mención anteriormente.
Construcción de lavaderos públicos, con las convenientes comodidades y condiciones higiénicas.
Idem de un nuevo Cementerio, con toda la amplitud y requisitos legales, de cuya obra, aprobaba ya por el Ayuntamiento y Junta de Sanidad,  se encuentra formando el correspondiente proyecto el arquitecto señor Estanga.
Reforma de la plaza de mercado.
Las tres últimas obras citadas, se llevarán á cabo con los: recursos de un empréstito que el Ayuntamiento proyecta contratar oportunamente.
Creación de un vivero municipal, con objeto de atender á la repoblación forestal de los montes del municipio, plazas públicas y caminos vecinales.
Reformas de ampliación de la Biblioteca pública.
La labor del actual Alcalde señor Salazar merece la gratitud del pueblo orotavense. Es un joven entusiasta, culto, de espíritu conciliador, que ha procurado sustraerse en todo lo posible á las pasiones de la política, para consagrarse á los deberes de su cargo.
La Orotava no podrá menos que recordar siempre, apartar de la labor cultural y patriótica de su actual Alcalde, el celo que ha demostrado en momentos difíciles, cuando la población se vio amenazada por una terrible epidemia. En aquellas horas aciagas, el Sr. Salazar, exponiendo su vida, junto al lecho de los enfermos, y desplegando una gran actividad en todo lo que se relacionaba con la salubridad, evitó días de luto á la Orotava.
Agricultura
El suelo de la Orotava está considerado como uno de los más fértiles y productivos de la Provincia. Los frutos de casi todas las zonas del mundo allí se encuentran, en mayor ó menor escala, y la mano cariñosa del obrero del campo hace incansable y aquella tierra, que no se rinde á la abundante producción. Esta se calcula en 20.000 quintales métricos de patatas, 300 de batatas, 77.000 de plátanos, 4.800 de tomates,  500 hectolitros de trigo, 3.500 de maíz, 120 de judías,  130 de garbanzos y 3.000 de vino.
La parte más elevada de la zona de cultivo, hasta una altura de 1.125 metros, como el Aguamansa se encuentra muy poblada de castaños, nogales y manzanas. Del ahijamiento y poda de los primeros se obtienen los arcos empleados en la fabricación de cestos y canastas cuadradas, y que son destinadas a la exportación de frutas del país para el Extranjero, y de esta industria, que tanto beneficia á los terrenos donde se colecta la madera, se mantiene muchos obreros en los pueblos de Los Realejos que es donde más se fabrican. Con motivo de la guerra actual se hallan paralizados los trabajos y los arcos han disminuido de precio, en virtud de la falta de demanda.
Para la defensa y fomento de los intereses agrícolas de la Comarca existe una Cámara Oficial que también tiene á su cargo la administración del famoso Jardín de Aclimatación de plantas de La Orotava y la hermosa Hijuela establecida en esta población.
También funciona desde el día primero del corriente año un  Sindicato Agrícola, constituido para atender á la más fácil y económica exportación de los frutos del Norte de Tenerife, cuyos buenos resultados ya se han visto por los propietarios y exportadores acogidos al mismo, y que, con el tiempo, irán en aumento, á medida que cambien las anormales circunstancias creadas por la guerra europea.
El municipio
Es en extremo lamentable que un Ayuntamiento que tan honradamente administra los intereses municipales y que tantos deseos alienta de realizar importantes obras y mejoras públicas, se vea privado de llevar á la práctica sus excelentes propósitos é iniciativas, por falta casi absoluta de recursos.
En efecto; conforme á los datos que hemos adquirido, los ingresos ordinarios ascienden únicamente á unas 65.000 pesetas (incluso los sobrantes que ha obtenido en la recaudación de consumos), y de esta cantidad sólo puede destinar á obras públicas (caminos y puentes, aceras y empedrados, edificios públicos, etc.), la exigua suma de 5.000 pesetas aproximadamente, sin embargo de limitar mucho los gastos por otros conceptos, á fin de hacer menos importante el deficit, que en el corriente año importa 20.000 pesetas, y de las cuales solo se recaudarán unas 13.000, á juzgar por el producto de los arbitrios extraordinarios en los años anteriores, resultando un total de ingresos de 78.000 pesetas, exclusión hecha de los que corresponden al Tesoro público y Cárcel del partido.
Para los gastos de Instrucción pública, consigna 6.400 pesetas, fuera de la cantidad de 8.200 pese tas que el Estado paga por obligaciones de personal y material de las Escuelas públicas, y de las que aquél se reintegra del recargo municipal sobre la contribución de inmuebles, absorviendo éste casi por completo. De manera que en dicho ramo gasta el Municipio la respetable suma de unas 14 000 pesetas.
A Beneficencia (gastos de médicos titulares, medicinas para los pobres y subvención al asilo de ancianos que sostiene la Sociedad «La Caridad»), destina 8.000 pesetas, cantidad todavía insuficiente por haber importado los medicamentos de los pobres en 1914, la cantidad de 4.200 pesetas en vez de las 2. 500 presupuestas en el corriente ejercicio.*
Y para «Medidas sanitarias» señala 1 500 pesetas, habiendo gastado en el año último más de 7.000 en dicha atención en socorros á enfermos que carecían de medios de subsistencia.
Es evidente que un Ayuntamiento que lucha con tan escasos recursos, poco puede hacer en orden al adelanto material de un pueblo de la relativa importancia de la Orotava, siendo por esto doblemente plausibles los  rasgos de espléndida generosidad que tienen algunos ilustres patriotas de la Villa, al llevar, á cabo importantes obras con su peculio particular para el progreso y engrandecimiento de la Villa.
La administración se ha distinguido por su buen funcionamiento, contribuyendo á ello la labor del antiguo é inteligente Secretario, don Vicente Miranda, persona que á sus conocimientos administrativos, une sólida cultura y un desmedido amor por su pueblo. En esto iguala á su hermano, el incansable y entusiasta don Francisco Miranda, uno de los elementos más activos y populares de la Villa.
El actual Secretario lleva ya unos 40 años en el desempeño de su cargo.
Entró de niño en el Ayuntamiento, y sucesivamente fué desempeñando los distintos negociados hasta llegar al alto puesto, que desde hace muchos años ejerce á satisfacción de todos.
Aspiraciones de la Orotaba
Entre las que preocupan é interesan hoy á los hijos de la Villa debemos mencionar las siguientes:
Que el tranvía eléctrico de esta Capital á Tacoronte, se prolongue hasta la Villa, utilizándose para ello la fuerza que desarrolla el salto de agua del Heredamiento, cuya comunidad se muestra dispuesta á dar facilidades para el establecimiento de este importante servicio.
Que se alumbren por el Municipio aguas subterráneas en el monte de sus Propios, como medio de aumentar sus recursos para las diversas obras públicas que necesita llevar á cabo.
Que se construya el 2 ° trozo de la carretera del «Pinito», que enlazará á la Orotava con los Realejos por los pagos de la Perdoma y Cruz Santa; así como la importantísima carretera de la Orotava a Vilaflor por las Cañadas, incluidas en el plan de las del Estado, á petición del ayuntamiento.
Hijos ilustres
Teníamos en nuestro poder un brillante trabajo de nuestro querido amigo D. Antonio Lugo y Massieu sobre hijos ilustres de la Orotava; pero apremios de tiempo y espacio nos privan de la satisfacción de insertar el notable escrito, lo que haremos otro día.
Nos limitamos, pues, á anotar los nombres de los hijos más esclarecidos de la Orotava.
Figuran entre ellos D. José Anchieta, notable regidor; Fray Andrés de Abreu, historiador; Fray Cayetano Benítez de Lugo, obispo consagrado de Zamora; don Martín Bucaylle, jurista eminente; don Estanislao Lugo Viña, que representó á estas islas en las Cortes de Bayona; D. José Llarena y Mesa; D José Hipólito Caraveo. Teniente general del Ejército; D. Pedro Benítez de Lugo, que se distinguió en las guerras de Flandes; Franchy Alfaro, á quien se debe la independencia de la Orotava de la ciudad de La Laguna; D. Jerónimo Vázquez, hijo de modestos labradores que desempeñó el Arzobispado de Manila; los hermanos Franchy Lugo, militares de gran prestigio; Besa y Benítez de Lugo, gran escritor; D. Luis Román, que recabó para la Orotava el título de Villa; Alzola, bravo marino; Valcárcel, catedrático de Salamanca; Villalba Hervás, ilustre escritor; Marqués de la Florida, insigne diputado, poeta y escritor; López Mora, batallador periodista y orador elocuente.
Interminable sería la relación de las demás personalidades ilustres de la Orotava.
Entre las que se han distinguido en los últimos tiempos por sus dotes cívicas debemos mencionar al inolvidable don Antonio Casañas; á los alcaldes don Nicolás Ponte y don Tomás Pérez; conde del Valle de Salazar, don Domingo Martínez Navarro, hijo de la Palma, que fué uno de los políticos más significados de la Orotava, y al eminente doctor don Tomás Zerolo, que puede considerarse también entre los hijos ilustres de aquella Villa, pues á ella consagró sus mayores desvelos y la enalteció con sus estudios científicos. Por todo ello el nombre del malogrado doctor será siempre recordado en la Orotava con imperecedera gratitud.
Las alfombras de flores. Su origen
Allá por el año de 1846, época en que se hallaba bastante decaída, en la citada Villa, la celebración, con alguna pompa de la Octava del Corpus, la distinguida dama doña León del Castillo de Monteverde, para despertar mayor devoción á esta solemnidad de la Iglesia, inició entre las personas de la familia la idea de llevar á efecto la construcción de una alfombra de flores frente á su casa solariega de la calle del Colegio. Este primer trabajo floral, que apenas contaba tres varas de largo por dos y media de ancho, fué dibujado con gis en el empedrado, y aún se conserva el original que fué ejecutado por la señora doña María Teresa Monteverde y Bethencourt. Hermana del ilustre general de nuestro Ejército don Manuel, y por la señorita doña María del Pilar Monteverde y del Castillo.
Este trabajo era, como es de suponer, en extremo sencillo.
Al segundo año, teniendo que variar el curso de la procesión, con motivo de hallarse en construcción una casa en una de las calles que tenía que recorrer –obstruida por escombros y otros materiales, que impedían el paso– se tuvo que cambiar el sitio en que se construyó el año anterior y se hizo en otro sitio el trayecto de costumbre.
En 1851 ya el dibujo era tan gran de como en la actualidad. En él se empleó por primera vez el brezo tostado para dar las sombras y resaltarlos relieves, y del picado, (muy menudo) para dar los fondos. Llevaba, además, este simbólico trabajo el siguiente lema: «Creo, amo y espero».
En uno de los años sucesivos un antiguo sirviente de la casa (queremos recordar fué el famoso y ocurrente Valladares) cuando se estaba terminando la confección de la alfombra quiso aprovechar los materiales sobrantes, y con un arco de pipa y unos trozos de madera comenzó á trazar unos dibujos que rellenaba de flores y brezo, repitiendo esta operación en diferentes trozos de la calle, á los cuales dio el nombre de zaragatas, que fueron luego las alfombras corridas que hoy conocemos.
Así surgió esta hermosa fiesta, que tanta fama ha dado á la Orotava. El ejemplo cundió pronto y las familias que vivían en el trayecto que recorría el Corpus, hacían otros dibujos frente á su casa, procurando mejorarlos todos los años, cubriéndose con ellos los 540 metros que tiene de largo.
…………
Como me pareció muy interesante, lo reproduje. Mientras lo hacía, lo leí con esmero porque hay asuntos que, a pesar de haber transcurrido un siglo, apenas cambian.
Hasta la próxima.