viernes, 26 de febrero de 2016

Punto y seguido

Pensaba yo que nos habíamos acostumbrado al qué se le va a hacer, que se puede traducir por pasotismo, en las cuestiones que nos afectan al bolsillo. Pero tras echar una visual a las estadísticas que te indican las páginas visitadas al blog, compruebo que las décimas de ayer jueves tuvieron cierta aceptación. Lo que me lleva a pensar que no solo a este que suscribe, y a los concejales de la oposición (más alguno del equipo de gobierno que prefiere, por ahora, guardar el anonimato), le preocupa la dejadez, el pasotismo y la falta de compromiso, cuando no de honradez, que se vislumbra en nuestro alcalde. ¿O no lo es?
En la sesión plenaria de este pasado miércoles se le pregunta si existe algún tipo de control en el horario del personal de confianza. A lo que, con total desparpajo (por no manifestar que desprecio absoluto a los que debemos currar y justificar la presencia en el puesto de trabajo), se responde que es fiscalizado de igual manera que el suyo. Cuánto cinismo. A sabiendas de cómo se desenvuelve la gestión de quien ostenta la máxima responsabilidad en el organigrama corporativo. Que no solo hace caso omiso a las críticas por estar más ausente que presente dada su condición de consejero del cabildo y, sobre todo (por la ocupación de tiempos y espacios), en su faceta de presidente insular del PP, sino que, y a las redes sociales me remito, proclama a los cuatro vientos los encuentros, reuniones, ruedas de prensa y demás, con el aderezo fotográfico correspondiente. Intuyo que el personal ‘digital’, viendo que el jefe está más allá que acá, habrá optado por una agenda flexible. Y los realejeros, a pagar. Otros dos huevos duros.
Entre ellos se halla el director de seguridad, el sujeto mejor pagado de los contornos. A quien debemos reconocerle el mérito de haberse sabido situar en el lugar adecuado para obtener los mayores réditos posibles a cambio de copia y pega. Desde el ayuntamiento capitalino, de la mano de CC, hasta esta villa norteña, tras el fichaje en el equipo popular. Algunas andanzas de su dedicación al trabajo sabemos muchos de los que coincidimos en cierta pirámide lagunera. O antes en el Seminario. Ay, si yo contara (las mías -andanzas-, claro).
Como la plantilla de la policía municipal presenta notables carencias en el número de efectivos, que son suplidos por voluntarios (y que no pase nada grave), el ahora jefe disfruta de coche oficial para cuando lo crea oportuno y de varios agentes para sus necesidades más perentorias. Ir a desayunar, verbigracia. O hallarse en el consistorio victoriero durante la moción de censura para mostrar su apoyo a Leo en lo bien que se desenvuelve dando brincos. O séase, para servirle de ejemplo.
Creía que con lo de ayer en décimas era suficiente, pero mira tú que de cualquier mata salta un conejo. Menos mal que hay gentes con la escopeta preparada. Y sigan votando. Como se presume de estabilidad económica, paguemos generosamente. Aunque por detrás nos quejemos de que otras instituciones nos tratan muy mal. Y nos exigen poner unos cuantos miles de euros para unos planes de empleo. Con lo fácil que es ocuparse de otra manera. Y mejor retribuidos, sin necesidad de fichar ni rendir cuentas. Dos besitos, una metopa y feliz cumpleaños.
Voy a mandar la prensa a que duerma el sueño de los justos. Al menos hasta que tengamos nuevo presidente. Estoy hartito de los medios, y los cuartos, de comunicación. Cada cual vende la mercancía que le interesa. El acuerdo alcanzado entre PSOE y Ciudadanos ha causado más muertos que las cacerías, mayor o menor, que ejercita cierto mandatario cercano. Podemos, hasta ayer sin ideología porque eso ya no se llevaba, fueron, de repente, más de izquierdas que Carlos Marx. El Partido Popular puso a parir a quienes llama por la puerta de atrás para hacer un pacto a la alemana. Izquierda Unida, en vez de mirarse a un espejo y preguntarse qué les pasa (y no sigo porque en el ayuntamiento de mi pueblo están dando el callo), echan mano de la calculadora y ponen la vista más allá del cuatro o cinco de marzo, en la segunda ronda. Coalición Canaria… Ana, cállate un ratito. No te pongas nerviosa.
Eso sí, que continúen las vacaciones. Los viajes ya están abonados. Corre de nuestra cuenta. Tranquilos. El pluriempleado Quevedo, en Las Palmas. Rita, la senadora, preparándose para las fallas. Soria parece un electrón del fluido eléctrico. Los presidentes de las diputaciones, que nones. Eligio en sus 13. ¡Ah!, que el herreño no es del gremio actual…
Voy a descansar este fin de semana con más fundamento. Como este año es bisiesto, cuando nos encontremos el lunes seguiremos en febrero. Creo que es el cumpleaños de Pedro Sánchez. ¿Vas a empezar otra vez?
Sean felices. Y desconéctense. Qué necesidad tiene uno de estos agobios.