viernes, 13 de mayo de 2016

Vaya trafullo

Si se dieran otras circunstancias y no estuviésemos en puertas de otro fin de semana, muy festivo en mi pueblo, podríamos afirmar, y casi seguro que contaría con la aquiescencia total de mi selecto grupo de lectores, que el tema de Javier Abreu, cesado de manera fulminante por la Ejecutiva Federal del PSOE de su cargo de secretario general de la agrupación lagunera, debería ser objeto de comentario en el blog. Vaya tío trafullero (dícese del amante del trafullo y sinónimo de enredador, maquinador). La Academia Canaria de la Lengua lo incluye. Al adjetivo, que no al sujeto. ¡Ah!, que los de Izquierda Unida hablen de entreguismo a Coalición Canaria (aunque razón no les falte) sin mencionar la fagocitosis de su pacto, que se baje el Padre Anchieta.
Ayer circuló por las redes una grabación de la conversación que supuestamente mantuvieron el juez Alba (sustituto de la magistrada Rosell, exdiputada de Podemos) con el empresario, y presidente de la UD Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez. Pero como la dio a conocer el digital del compañero sentimental de la susodicha y amigo del supuesto portador del aparato que inmortalizó la charla (para más inri encargado de la seguridad del edificio judicial), y a pesar de tanto comentario laudatorio hacia la que iba para ministra de Justicia, me temo que deba dejarlo para otro momento y limitarme ahora a sentenciar la posibilidad de un nuevo montaje.
Que no, no me vengas ya con que he vuelto al comentario político. Solo señalo lo que me estoy perdiendo. Fíjate en esta: No comer alimentos sólidos reduce de manera considerable los problemas de salud. Seguro que el estudio lo encargó una conocida marca de bebidas. Por lo que procede hartarse de cerveza y vino para olvidar los problemas mientras perdemos unos kilos. Y algo más.
Leí, y le pongo el cuño, que si en algo coinciden nuestros políticos es en lo inútiles que son. A cuenta del no acuerdo en reducción de gastos en la campaña electoral. ¿Y las disculpas, qué? Ni los chicos en la escuela cuando intentan explicar al maestro que él no fue.
Pudo ser, pero no será, tema de debate la exigencia de López Aguilar, y el clan de los 500, de meter mano a Coalición Canaria. Por donde le duela. Mira quién habla. El huido, el que se le quedó chico el territorio insular y se fue a hacer las ‘europas’. ¿Estará preparando su retiro para correr por el paseo de Las Canteras? ¿No tuviste la oportunidad con tu excelente resultado de amargar la vida al gran Paulino Rivero y nos dejaste abandonados? Que no, tampoco merece la pena volver a recordar lo publicado en entradas de años idos. Cuando reconozcas que la cagaste (mil excusas) marchándote a Bruselas, entonces pegaremos la conversa. Mientras, mis respetos, faltaría más.
Otro aspecto que también tenía su intríngulis es la negativa de Podemos al reconocimiento a la labor del Ejército en Canarias. Al tiempo que lleva en sus listas (en diciembre por Zaragoza y ahora por Almería; ya saben que los candidatos son intercambiables como los cromos) a un general. Algo que lo que no está de acuerdo IU. Formación que ha aprobado el pacto o alianza con la participación de un tercio de su militancia. Yo conozco a bastantes en Los Realejos que clara y nítidamente han sentenciado: Quita pa´llá. Pues nones, otra vez será. Hoy de eso, nada de nada.
Alonso, el presidente del Cabildo tinerfeño, pide caras nuevas en las candidaturas al Congreso y al Senado. Cuando lo declaró en la sede de CC, le dio la vuelta a un cartel con la foto de Ana Oramas. Qué chiripitifláutico eres, Carlos.
Y ahora sí, al meollo. Noticia de alcance en los digitales gomeros (hace unos días): Sofocado un conato de incendio en la zona de Las Hayas. Participó en la extinción una cuadrilla compuesta por media docena de operarios y en apenas seis minutos quedó el juicio visto para sentencia. Se utilizaron dos cubos de ocho litros y la superficie afectada ascendió a cinco metros cuadrados. Manda silbos.
¿No sería que a Efigenia se le quemó el puchero? La información no desvela si Casimiro acudió al lugar del siniestro o se hallaba en esos momentos solicitando en el Parlamento mejores dotaciones para este inminente verano.
Hoy es viernes y 13. Cuando nos iniciamos en esto de la Informática, era día señalado para la entrada masiva de virus. Como ya los tenemos en cualquier faceta de la vida y la contaminación adquiere tintes alarmantes, ni nos preocupamos.
Bueno, si quieren venirse al pueblo, bienvenidos serán. Actos hay para dar y tomar en el programa de fiestas. Hasta reabre la churrería de Daniel. Y ayer saludé a Rayco en la Casa del Llano, que estaba allí por algo del concurso de vinos.
Sean felices, disfruten sin pasarse y, si ustedes lo estiman oportuno, nos volvemos a encontrar el lunes. Estaremos con resaca de la romería chica, pero mayo es así; no paramos. Hasta entonces.