jueves, 21 de julio de 2016

Confuso total

Obnubilado por completo. Ensombrecido al cien por ciento. Afectado, y no a consecuencia de hipotecas ni desahucios, por una corriente informativa tan repetitiva como cansina. Y no de la Tele Canaria, precisamente.
Te levantas y te da por echar la primera visual a lo que Internet te brinda y a los cinco minutos tienes la moral por los suelos. Todos venden lo mismo.
¿Tú te acuerdas de Cañete, el de las duchas de agua fría y los yogures caducados, el que trajo Manolo -y Adolfo- al Mirador de San Pedro para entregarle un expediente por el que ni los realejeros íbamos a reconocer el paraje de Rambla de Castro (desde La Grimona a Los Roques) después de la notable inyección de millones de la Unión Europea? ¿Sí? Pues después de que lo relacionaron con los papeles de Panamá (no iba a ser menos que Soria), no solo colgó en el retrete el tocho de papeles aludido (ya saben que él ahorra en todo lo que pueda; la verdad es que no sé cómo está tan gordo) sino que se ha puesto currito y quiere seguir siendo Comisario. Es el típico ejemplo popular con el que Mariano Rajoy presume para subir el número de escaños. Y a fe que lo están consiguiendo.
Como el crucero de placer con que ha sido premiado el ministro García Margallo a bordo del buque-escuela Juan Sebastián Elcano. Pero ese gordo le tocó a un buen puñado de privilegiados. Algo que los viajeros afortunados niegan. Muy populares todos. ¿Casualidad? Porque tú puedes solicitarlo igualmente a la Armada. Y deberás guardar una rigurosa lista de espera para la vueltita. ¿Cómo? ¿Que tú no crees que tan selecto séquito tuvo que hacer cola? Toma, ni yo tampoco, vaya novedad. Y ninguno de ellos tuvo que ir a hacer vigilancia en el carajo.
El señor Iglesias, el de ahora, el de la coleta, se ha acostumbrado a llegar tarde. Como cualquier chafalmejas que se precie. Y como debe venir corriendo, presenta un aspecto de desaliñado que ni para salir en la tele, tú. Que sí, protocolos los justos, pero una presentación digna, qué menos para quien aspira a regir los destinos del país. Hombre, no demando que vaya con un peluquero como el de Hollande, ese que cobra 9895 euros al mes, pero buen porte y buenos modales abren puertas principales. A este paso, el acudir en chándal estará a la vuelta de la esquina. Eso se cae de maduro.
Caco Senante y Teddy Bautista irán a juicio por su brillante gestión en la SGAE. Parece que estas gaviotas en Madrid no han hecho los deberes adecuadamente. Yo me di de alta en la Sociedad cuando algunos grupos folclóricos grabaron temas con letras mías. Pues de bien poco te vale dar el paso porque la gestión de tus derechos es más oscura que el plumaje de los cuervos del Roque de los Muchachos. Hacen lo que les da la gana. Y como las cantidades que me adeudan no me alcanzan para abonar un abogado y litigar con la todopoderosa ¿mafia?, no hago más canciones y evito las tentaciones. Ellos se pierden una figura en ciernes.
Los canarios tenemos 25.000 millones de euros en los bancos. Me alegro enormemente por los que me acompañan en la aventura y han puesto esos 5.000 millones a disposición de las entidades. Claro, ¿acaso lo dudabas? A buen recaudo tengo yo ese pico de 20.000 millones en la financiera extranjera. No, el bobo, iba a ser menos que los Messi. Ya mi mujer le tengo dicho que ella no sabe nada y si alguien insiste que es dinero de una herencia, de un tío que tuvimos en la Venezuela de cuando el bolívar cotizaba con fundamento.
Acabo de mirar el almanaque. Cómo avanza julio. ¿Ya compraste el décimo? ¿Y si cae en el lugar de veraneo? ¿Que no veraneas este año? Mejor. Ya tienes para dos. Suerte.