lunes, 8 de agosto de 2016

Breves curiosos

Este caluroso fin de semana bien poco fue lo que hice. Debe ser que el cuerpo se me quedó “esvaido”, como decía cierta parienta lejana. Me dediqué a husmear en periódicos de aquí y de allá y alguna conclusión obtuve. Y de ello te doy norte a continuación. Breves, eso sí, para una más fácil digestión.
Me llama la atención que en la declaración de alertas por riesgo de incendio en Canarias siempre excluyen las islas de Lanzarote y Fuerteventura. Y de calores y calimas puede que sepan tanto, o más, que el resto.
El sábado por la mañana estuve viendo un rato la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos. Y después comprobé que en casi todos los digitales aparecía un cuadro (El medallero) en el que España ocupaba el primer lugar. Igual que cualquier equipo de fútbol unos minuto antes de comenzar el campeonato. Y me sentí tremendamente satisfecho. Equipararse a Estados Unidos o China, por ejemplo, no es moco de pavo. Teníamos las mismas medallas, a saber, cero.
El PSOE recibe presiones del PP para que se abstenga. Los bautizados por la prensa como barones demandan, como mínimo, un debate interno. Podemos le indica que ni se le ocurra, porque todavía hay posibilidad de un entendimiento cañoto, o al menos afín. Acabará hipertenso y con pastillas.
Un titular me indica las ‘10 profesiones que nunca tendrán paro’. Leo, y tras extensa exposición, se concluye con un sugerente’ 10 posiciones que se reclamarán siempre’. Creo que no es lo mismo Juana que la hermana. Porque si se solicita una secretaria, por ejemplo, y existen veinte candidatas para el puesto, si las matemáticas no engañan diecinueve van a seguir en lista de espera.
El Senado paraliza su actividad parlamentaria en agosto. Me reí durante buen rato. Y con los calores, eso no es bueno. Cuesta recuperarte. Después calculé cuántos días hacía que habían tomado posesión estos sufridos trabajadores y le di un moquete a la mesa donde tengo el ordenador que hasta mi mujer subió a toda prisa la escalera por si me había caído.
El cuervo se ha reducido en más de un 90% en Canarias. Y hace dos semanas estuvo la tele autonómica repitiendo hasta la saciedad un reportaje en el que se mostraba el enfado de unos campesinos majoreros, porque los animales mencionados destruían sus cultivos y demandaban poco menos que su exterminio. Primero les damos de comer en el mirador del Risco de las Peñas (linde entre Pájara y Betancuria) hasta con la mano, junto a las ardillas, y luego ponemos el grito en el cielo. No me casa una cosa con la otra.
Y volviendo a lo de la ola de calor, tropiezo con ‘Ocho municipios canarios superan los 30º esta madrugada’. Te transcribo la relación: Agüimes, Tacoronte, Lomo Pedro Afonso, Las Tirajanas, San Bartolomé, Telde, Candelaria, Arico y El Paso. Quienes redactaron la información deben ser unos portentos en geografía y matemáticas.
La reforma de la sede de la policía local comenzará por el edificio más nuevo. No, si te digo yo que los viejos estamos para tirar. O a lo peor es que las construcciones antiguas están aún de mejor ver que las modernidades que se caen a cachos al par de meses.
El Rosario aprueba la ordenanza sobre tenencia de animales en medio de abucheos, gritos e insultos. Vamos, que menos ladridos hubo de todo. Tanto que el alcalde se vio obligado al desalojo de los alborotadores. Valga el consejo: Empiecen por el censo de los de dos patas. A lo mejor conseguimos que limpien la mierda que sus mascotas dejan en las aceras. Por si fuera poco, en la próxima sesión plenaria piensan llevar el control de las colonias de gatos en el municipio. Los maullidos se van a escuchar en La Matanza y parte de La Victoria..
Queda redactado el presente en horas del mediodía del sábado 6 de agosto. Cuando tú lo leas, este humilde escribidor espera y desea que el incendio de La Palma se halle estabilizado. Compuse tres décimas al respecto que no quise publicar hasta que el fuego estuviese controlado. Allá van. Sin dedicatoria especial, salvo el reconocimiento y las públicas condolencias por la muerte del agente forestal. Porque lo del alemán me sacó de quicio.
En la Palma un extranjero,
y es verdad, no se lo pierda,
se quiso quitar la mierda
que le quedó en el trasero.
Y se limpió el agujero
con papel bien elegante,
para luego dar el cante
quemándolo en la pinocha:
al minuto no hubo trocha
que al fuego le diera un plante.

Vaya qué bien la cagó
un tío que defecaba,
y el muy rebenque quemaba
el papel con que limpió.
La pinocha se prendió,
y pronto el monte palmero
se convirtió en un yesquero
que cercenó de raíz
la vida de un infeliz
cuya labor yo pondero.

Siempre juega la imprudencia
en contra de la natura,
destruyendo la hermosura
que se creó con paciencia.
Que nos valga la experiencia
en otras repeticiones,
pues por muchos smartphones
y nuevas tecnologías,
difícil parar las vías
que abre el fuego en ocasiones.
Hasta mañana.