lunes, 10 de octubre de 2016

Verso a verso

Con el artículo del pasado sábado (Aquellas canchas) se inició un intercambio decimal entre al buen amigo, y mejor tipógrafo, Pepe Herrera, que a lo mejor los que no están enganchados a Facebook pero tengo la suerte de ser seguidores de este blog, no han tenido la oportunidad de echar una visual. Y nada mejor que dar comienzo a la semana con una sonrisa en los labios. Porque estos dos aprendices ni son repentistas ni improvisadores de nada. Reconózcanles, si acaso, cierta habilidad para combinar versos en la estrofa que tan bien estructurara y perfeccionara el malagueño Vicente Espinel, sacerdote, escritor y músico del denominado Siglo de Oro de la literatura española. Dicen los entendidos que no fue él el que la inventó, pero espinela se quedó.
Y si alguno está dispuesto y en condiciones de poner las perras, podemos editar un libro en Tipografía García (La Perdoma) y a cambio de unos ejemplares para los amigos de ambos dejamos que los comercialicen para el fin que mejor crean menester. Como suele decirse en estos casos, los contactos por privado. Los mismo, estimado Pepe, nos sorprenden Linares (tu alcalde) o Domínguez (mi alcalde): No nos caerá esa breva / ni siquiera de rebote, / sigamos rimando al trote / que la esperanza nos lleva.
Así fue todo. Y comenzó Pepe, que conste:
Se sabe en el mundo entero
que el fútbol es un deporte,
donde procede el recorte,
el robo y ser pelotero.
Mas no quiere el caballero
comulgar con todo eso,
por lo que se quita el peso
negando su simpatía
por ese juego que un día
llevaba en el alma impreso.
-------------
Es verdad, gentil amigo,
que ahora del fútbol paso,
no le presto ningún caso,
ni ya en la tele lo sigo.
Estoy de acuerdo contigo
en todo lo que me dices,
y por mucho que analices
mis andares del pasado,
es deporte caducado:
¡Me tiene hasta las narices!
-------------
Buena jugada, mi amigo,
me has cogido al contraataque,
no se te nota el achaque,
difícil ganar contigo.
Ahora, como castigo,
tendré que sacar de centro,
no se si seguir por dentro,
por la izquierda o la derecha,
tendré que buscar la brecha
para ganar el encuentro.
-------------------
Ni siquiera el tiki-taka,
que se inventara Guardiola,
es motivo de moviola
ni de cantar riqui-raca.
Lo mío no se destaca
entre tanto aficionado,
si me atacan por un lado,
yo me refugio en la esquina,
allí el magín siempre atina,
aunque me encuentre cansado.

Ya veré, si me contestas,
qué podría yo brindarte,
porque tengo que dejarte
unas horas sin respuestas.
Hay unas fechas impuestas
desde que mi madre estaba,
ya que ella instauraba
en los viernes reuniones:
Cumplamos obligaciones,
que hoy nos toca en Punta Brava.
-----------------
Quisiera seguir jugando,
no quedarme en una esquina,
pero hay algo que me arruina
y ya me estoy arrimando.
De tanto llevar el mando
del tiki-taka que velo,
de llevarla por el suelo
y no dar un pelotazo
-me voy con un fuerte abrazo-
se me ha subido un gemelo.
-----------------
Se te ha subido un gemelo
por un mal calentamiento,
toca darse un buen fomento
y de postre, un caramelo.
Se nos va a caer el pelo
de jugar con la espinela,
como nos quede secuela,
no nos cura ni el galeno,
aunque el buen ratito ameno:
¡Viento en popa a toda vela!
----------------
Qué mejor caramelo
que la décima que brindas,
es la mejor de la guindas
y lo mejor de este duelo.
Es como rozar el cielo
conversar en poesía,
es como una travesía
llena de bellos paisajes,
y es el mejor de los viajes
para tu alma y la mía.
-------------------
¿Para tu alma y la mía
si voy de ateo perdido?
Me deja usted sorprendido
en esta linda porfía.
De seguir con la manía
nos contratan en la fiesta,
porque los nuestro ya es gesta
que a la historia pasará;
amigo, ya escrito está,
le remito mi contesta.
-------------
No es que me parezca feo,
ni que me cause sorpresa,
tampoco se me atraviesa
tener un amigo ateo.
Y es que yo tampoco creo
en movimientos "divinos",
no me apunto a esos caminos
que simplifican el alma,
lo nuestro es cultura, calma
y alguna cata de vinos.
---------------
¿Alguna cata de vinos?
Buena idea, compañero,
medicamento certero
de laboratorios finos.
Son nuestros versos los trinos
de canarios que bien cantan,
y así las penas espantan
con los aires del terruño,
por ellos levanto el puño,
sus ilusiones me encantan.
----------------
Hay ciertas cosas que
no se te pueden nombrar,
sé que no vas a parar,
pues tampoco yo lo haré.
Es que ahora se te ve,
con ese deje que tienes
y el diálogo que mantienes,
un poquito más contento,
te "goliera" el aliento
sabría de dónde vienes.
-------------
No me dejas ni escribir,
me tienes atareado,
voy a acabar ‘agoniado’,
esto ya es un sinvivir.
Tendremos que convenir
unas reglas para el juego,
pues si envido yo te pego,
tú me respondes con siete
y me pones en un brete
porque lo mismo voy ciego.
-------------
Si miras bien, hace rato (ayer)
hice yo la despedida,
luego abriste tu la herida
con esto del alegato.
Siga usted con su contrato,
con su Juanillo y Pepillo,
que yo también tengo un grillo
alrededor de la frente
y fatigada la mente,
¿me faltará algún tornillo?
-------------
Qué curioso es nuestro pique
en plataforma informática,
vaya cosa más simpática
el recíproco palique.
Ay de aquel que nos ubique
en el gremio del poeta,
cuando lo nuestro es la jeta
que le echamos sin recato,
así pasamos el rato
mientras exista la veta.

Como diría uno de los personajes de Calero, ¿te gustó?