martes, 8 de noviembre de 2016

Convulso

Convulso, revuelto, crispado. Así se pinta el panorama. Qué perspectiva.
Representaciones, apariencias, figuras. Aspectos, trazas, fachas.
Ahí quería yo llegar: fachadas. Tras de lo cual, vacío. Inescudriñables designios del más allá en el más acá.
Un parlamento. Mero ejemplo. Uno tío (¿connotaciones?) levanta su mano e indica con un número determinado de dedos qué opción deberá votar su bancada. Y ahí van los borregos tras el cerdito valiente.
Un ayuntamiento. Simple muestra. El vocero del grupo equis mueve su pulgar en dirección techo o suelo, a convenir, ejemplar ejercicio de muñeca… y codazo al que está durmiendo. Que te crees tú que no. Hay fotos.
Teobaldo Power. Sesenta. Triple paridad. Rifirrafes. Vaya con los gomeros y los herreños, los herreños y los gomeros. Incrementemos asientos, restrinjamos topes… Doscientos. Otro edificio. Más baños. Descentralicemos.
“Hay que quitarle el voto a las mujeres porque ya están pensando mucho”. “El problema del paro se resolvería si las mujeres se dedicaran a las tareas propias del hogar”. Eso, de donde nunca debieron haber salido. Aprendan de nos, de nuestro jerarquizado sistema varonil. Sin tonsura, pero qué locura.
Vuelven los fantasmas al Palacio de Justicia de Las Palmas. ¿Manifestaciones paranormales? Voces, ruidos, risas cánticos. ¿Al alba? Para confiar en semejantes. Eso, semejantes.
Audiencia Provincial de Las Palmas. Silencio en la sala, vamos a grabar. Toma taytantas. Toma ya. Que son tomas dispares, disímiles, heterogéneas. Sofisticación a la duodécima. ¿No se habían prohibido los circos con animales?
“Dos de cada tres votantes del PSOE creen que abstenerse ante Rajoy fue un error". Usted pregunte. Hombre, por favor. ¿A quién votó? ¿A quién voté? ¿A quién voté? ¿A quién voté? Bien, a Pedro. No ¿No es no? No. Un arrepentido. Anota. Y así. Confianza, fiabilidad, credibilidad… Ingenuidad.
Marrero. Veinte años no es nada. De festejos a urbanismo. Me tendrán que echar, Paco. Tranquilo, que ya lo estás pero no lo estás. Paripé. Finge, simula. ¿Acto hipócrita? Volverán banderas victoriosas. Agrupémonos todos. A TI levanto mis ojos. Penitente, nazareno, flagelado.
“¡Oh, día 8 de Noviembre, memorable en los anales de los habitantes del Valle de la Orotava, San Juan de la Rambla y Guancha! ¡Oh, cuadro horroroso el que presentaba todo el Valle de la Orotava y la cordillera de altas montañas que le rodean! No se oía otra cosa que el formidable ruido de los barrancos y los tristes lamentos de los que lloraban, unos por la pérdida de sus hijos, otros por la de sus padres, hermanos y amigos, y casi todos por las de sus haciendas, casas, animales, etc.”. [Aluvión de 1826]. ¿Y por qué no? Si en vez de una hora fuesen diez o doce, ¿qué? Los tiempos están cambiando a más calimas, sirocos y muchos polvos… en suspensión. Pero ¿y si se vira? ¡Ah!, el plan de Marrón.
“Nuestra juventud es decadente e indisciplinada. Los hijos no escuchan ya los consejos de los mayores. El fin de los tiempos está próximo”. (Anónimo caldeo, año 2000 a.C.) Un alivio. Todo sigue igual. Modas y modismos. Giros, terminologías. Estos malditos chicos. No hagas la tarea, mi niño, qué se va a creer ese maestro.
¿Confuso, vago, impreciso, indefinido?
Acabo de llegar de La Guancha. Cae una sorimbita apenas. Que no es tener una zorimba. De tequila, verbigracia.
Escapamos del vaticinio maya. En 2012. Aunque cualquier día, cualquier gilipollas aprieta cualquier botón (equivocado y errado, puede que herrado) y en cualquier instante nos manda a cualquier lugar del espacio. Y sin aire lo vamos a pasar mal. Lo mismo nos asfixiamos.
Crispado, revuelto, convulso.
Y van 1972. Restan 28.