viernes, 11 de noviembre de 2016

Ingenuidad

La del PSC-PSOE. Pantomima la de CC. Y el PP al acecho. A la espera de que Madrid dicte instrucciones porque debemos negociar. Y en Canarias, con una hora menos, las tornas no se viran tan fácilmente. Aunque Curbelo afile los colmillos. Ustedes perdonen que en este particular supuesto último deba personalizar. Porque ASG no es siquiera entelequia.
Manifestó Barragán: “Estamos en condiciones de cumplir el acuerdo”. Fumaron todos la pipa (en canario, cachimba) de la paz, firmaron la adenda (palabreja que, junto a evento, empatía e implementar, causa furor) y dictaron instrucciones a Paco (Linares).
El villero agarró el teléfono y comenzó a dar órdenes. A Elena Fumero (alcaldesa de Arico) le recomendó que cogiera la baja. El galeno diagnosticó una crisis de ansiedad (depresión) y en este estado no hay manera de tramitar nada. Así que lo de dimitir queda aparcado hasta que se revierta la situación, no sea que el hundimiento moral de la mandataria se agudice. Habrá que ampliar el plazo. Hecho que no debe suponer mayores quebraderos de cabeza a Olivia, que ya tiene entretenimiento suficiente con las tertulias y unos días en el Senado. Lugar madrileño en el que, y a Miguel Zerolo me remito, cada cual hace lo que le sale del pito o flauta. Bueno, él dijo otra cosa, pero a mí me da vergüenza repetirlo.
El contacto en Granadilla no fue a través de artilugio alguno. Quedaron en El Templete, porque La Lata del Gofio estaba llena para ese día, y se mandaron unos pescados al ajillo, bien regados con un Tajinaste blanco de maceración carbónica recomendado ex profeso por Agustín. Cuando a las tantas acabaron (de comer), ya se habían olvidado del orden del día previsto (entre chiste y chiste), así que lo dejaron para la siguiente semana. O más. Puede que sea conveniente reseñar que esa noche Paco durmió en los Apartamentos Siona en previsión de que en el trayecto hasta el Norte pudiese sorprenderle un control de alcoholemia. Y ya con Tomás tuvimos espectáculo. Todo lo pagó Regalado, quien a pesar de su apellido suele abonar religiosamente. Lo que se recuerda del encuentro es que el enterado de turno, allá a la sexta o séptima, casi se atraganta cuando soltaba esta lindeza: Que me dimitan, si tienen… argumentos. No se descarta que antes de irse a la cama se hayan ido a remojar a La Tejita. Nicolás está en ello por si es constitutivo de delito andar con las cosas al aire a horas tan intempestivas. Con el consiguiente peligro de que se encojan… las ideas.
Este fin de semana piensa Francisco bajar al Puerto. Ha quedado con Sandra, Juan Carlos, Diana y Ruymán en Casa Lala. Casi en la frontera. Que no en La Frontera, a donde deberá darse un salto antes del 23. Porque a los de AHI les van a dar un tiro en la línea de flotación. Y cuando los atacan son de CC. Como los independientes rambleros. Creo que se verán las caras en La Maceta, porque en Casa Pucho no caben.
A los ya suspendidos portuenses tendrán que expulsarlos (de nuevo). Pero la moción de censura la va a presentar tu tía por el registro de la depuradora. Y saldrá, en todo caso, hecha cachitos por las flamantes tuberías de la red de saneamiento. Así que Marco (sin ese), espera hasta 2019. Convence a la gente de que son la mejor opción y saquen once. Vuelvan a las campañas de antaño. Dejen las redes para los pescadores, olvídense de teles y radios y vayan casa por casa. Desmonten chiringuitos y chanchullos con evidencias.
Después del ímprobo trabajo, Linares reunirá a los suyos en cualquier rincón del feudo de Benijos y juntos recapacitarán. Puede que lleguen a la conclusión de que son escasos los bastiones que van quedando: La Villa, El Sauzal y algún remiendo suelto. Hasta Paulino se lo está pensando. Los tentáculos de Román andan al acecho. Y cualquier cosa antes que la soledad de Ravelo.
Ni que decir tiene que las vicisitudes relatadas fueron puestas en conocimiento de Patricia y José Miguel. Es decir, recibieron debida y puntual información. Y estos, comprendiendo las dificultades habidas en las negociaciones, dieron por buenas las gestiones. Por lo que el pacto entre ambas formaciones continuará vigente al menos otras 48 horas más. Salvo que ocurra los de EEUU, donde nadie votó a Trump y ganó. Y donde al día siguiente no era presidente de nadie, los analistas escribieron del voto oculto, del porqué de la derrota clintoniana. Vamos, como en España, sin necesidad de pasar por Venezuela. Que en entretenernos y desviar la atención somos expertos.
Recuerda que mañana y pasado volvemos con Turismo y Folclore. Que seguiré dedicando a la Agrupación Folclórica de Higa, salvo que se me acaben las fotos del archivo, en cuyo caso, y como no se les ve el detalle de enviarme alguna, me lo pensaré en las entregas que restan.
Si alcanzamos la número 1975, eso significa que faltan 25.