sábado, 31 de marzo de 2012

Suma y sigue

El gasto desmadrado de las autonomías es en gran parte el causante del elevado déficit público, que tan caro nos está costando. Los parlamentos regionales, que suman en total 1.228 diputados en España, costarán en 2012, casi 400 millones de euros. Lo alarmante de la cifra es la discrecionalidad que va desde los 165.152 que cuestan los de La Rioja, a los 429.167 los de Canarias, los más costosos de toda España. Los de Andalucía con 109 escaños –frente a los 60 de Canarias– cuestan 427.982. La media está muy por debajo del coste de los parlamentarios canarios: 319.210 euros. Entre todos los parlamentos autonómicos salen por el doble que el Congreso y el Senado juntos.
A la numerosa nómina de diputados regionales que hay en España hay que añadir las no menos extensas plantillas de funcionarios al servicio de las Cámaras legislativas y una nutrida nómina de “colocados” por los partidos políticos, que incluye al llamado personal de confianza, asesores de todo tipo y los servicios de comunicación de los grupos parlamentarios. Y si a esto se añaden los ostentosos gastos en decoración de despachos e instalaciones, los costes de mantenimiento de edificios, suministros, telefonía –la factura global entre todos los parlamentos regionales es de muchos millones de euros–, coches oficiales, gastos de representación, así como viajes, dietas… etc., se comprenderá que este desorbitado gasto no hay economía que pueda soportarlo.
Pero con ser todo esto muy grave, lo peor, porque atenta a los cimientos de la propia Democracia, es que los diputados canarios se niegan a que sus retribuciones se hagan públicas –a diferencia de lo que ocurre con diputados a Cortes y Senadores– dando como pretexto que de conocerse sus cuantías podría afectar a la seguridad de Sus Señorías, confesando así que las retribuciones son tan desmesuradas, y más en los tiempos que corremos, que los parlamentarios temen una reacción extrema de los ciudadanos que ponga en peligro su propia integridad física.
Me temo que hoy no brillo por mi originalidad. Observarán que la cursiva de los párrafos anteriores algo querrá significar. Efectivamente, aunque a buen seguro que lo suscribimos tú y yo, viene a resultar que lo escribió Alfonso Soriano (el viejo díscolo del PP, como me dijo un amigo hace unos días). Y puedes leer su artículo íntegramente en el enlace que te dejo señalado, a saber,  http://www.canariasahora.es/opinion/7909/.
El parlamento canario, lugar que Soriano describe muy bien, y en el que se trabaja hasta la extenuación, ha cogido la costumbre de dejarlo todo para más adelante, interpretando, muy a su manera, lo de no realices hoy lo que puedes hacer mañana. Ya habrá tiempo de publicar nuestro sueldos, de buscarle acomodo a Willy García… Pero es urgente implantar un medio de comunicación (otro) en el que podamos contar nuestros caprichos y con el que entretenernos un fisquito más, que estamos muy estresados.
Con la aprobación ayer de los Presupuestos Generales del Estado en la reunión del Consejo de Ministros, lo único que me quedó claro es que los comunes de los mortales (todos los que me leen y un servidor) pagaremos más por todo, cobraremos menos y, en definitiva, las seguiremos pasando canutas. Aquellos que no han declarado el dinero oculto (llámalo negro, si te apetece), verán facilitado el camino para ponerlo en circulación, porque Rajoy y Cospedal (que se negaban a ello ante una información publicada por El Mundo sospechando que lo iba a llevar a cabo Zapatero) han cambiado de opinión; qué raro. Claro, como este gobierno se destaca por sus incumplimientos, hay que premiar al que es maestro en tales lides con una amnistía total.
A la par, cierto concejal del mismo partido tuvo la feliz ocurrencia de ‘mangarle’ el móvil a una asesora y venderlo por cuatro perras, que se dice. Y es que lo pasan tan mal con esa miseria de sueldo que cobran, que se ven obligados a buscar alternativas a su precaria situación. Y son tantas las preocupaciones que rondan por su magín que deben, además, consolarse con otros entretenimientos, como la concejal lagunera (CC) que fue pillada in fraganti con tal intoxicación etílica que conducía en dirección prohibida por una avenida de la Ciudad de los Adelantados; vamos, que iba con una alegría en el cuerpo que no la podía disimular tras un intenso día de trabajo en el Consistorio.
Ahora bien, el mejor, sin duda, la de un diputado socialista que después de 25 años dedicado a la cosa pública ha dimitido de su cargo por considerar que no todos valemos para todo. Aplica lo de más vale tarde que nunca, nunca es tarde si la dicha es buena o lo que te parezca. Pero, qué raro, nadie se había dado cuenta, ni siquiera él mismo. Así nos va, qué podemos esperar de tales ejemplares; con estos bueyes tenemos que arar y no hay más cera que la que arde.
Descansen, que ya mañana es abril.

viernes, 30 de marzo de 2012

Salvad a Willy

Sé que la película era Liberad a Willy, pero no me negarán que el sinónimo salvad también nos vale para la presente. Pues sí, allá por 1993 nos pusimos del lado de la orca, y ahora el PSOE, mucho mejor acomodado que hace unos meses apenas, sale en defensa de otro Willy, por mucho que él se empeñe en vendernos lo de Guillermo.
Si días atrás incidíamos en la oportunidad política de Lola Padrón, presidenta de los socialistas canarios, justificando una subida de impuestos –cuando en Madrid el discurso va en sentido contrario–, me pregunto qué tiene que ocurrir para que alguno deba esconderse en el punto más profundo de la Fosa de las Marianas, pero sin la ayuda del batiscafo de James Cameron. Porque cuando la diputada Belinda Ramírez hacía caso omiso a la propuesta del PP para que fuera el Parlamento el órgano que nombrara al director general del ente público Radiotelevisión Canaria, argumentando que debería ser una reforma más profunda que incida en ampliar el "pluralismo" del ente, no llego a comprender cómo a Gloria Gutiérrez Arteaga y a Francisco Hernández Spínola no se les cayó la cara de vergüenza al recordar lo que dijeron en el mandato anterior. Les invito a probar DeMemory (un complemento alimenticio formulado con nutrientes específicos, vitaminas v minerales que ayudan a disminuir la fatiga mental, reforzar la capacidad de concentración y la memoria, recuperar la agilidad mental y así alcanzar un óptimo rendimiento intelectual).
No son, precisamente, los populares un dechado de virtudes con respecto a la congruencia de sus actuaciones y propuestas, aunque en la presente ocasión sí debo coincidir plenamente con su disertación (a través de su diputado Víctor Moreno) en la que tilda de sectarios los servicios informativos. Y como lo vengo sosteniendo en este foro desde hace bastantes meses, no me duelen prendas en reconocer mi total identificación. Máxime en estos momentos en que el controvertido tema de las prospecciones petrolíferas se ha convertido en un elemento propagandístico de primer orden de los aprovechamientos obscenos de Paulino Rivero (amigo íntimo de Willy), al que, incluso, se le promociona su blog en una utilización descarada de los recursos públicos. Y ahí están los socialistas para ratificarlo, son como los “estacones” de la platanera. ¿Que no sabes lo que es un estacón? No me extraña, los diputados están para otros asuntos de mayor enjundia.
Añadió doña Belinda que los socialistas esperarán a conocer la propuesta del Gobierno y han pedido que en el futuro se fortalezca el valor de lo público "con contenidos de calidad, sociales, educativos y culturales que primen sobre la audiencia". Y, asimismo, se mostró a favor de que los informativos sean "neutrales" y se reduzcan los fondos públicos y la participación política. Para ello, defienden la creación de un Consejo Audiovisual donde tengan cabida profesionales de distintos sectores y "reconocido prestigio".
Le rogaría al grupo socialista en el parlamento canario que guardara bien el contenido del párrafo anterior. Porque, como le importa un pimiento en sostener dentro de un ratito lo contrario, lo mismo cuando vuelvan a su lugar natural (la oposición) deben rescatarlo para solicitar lo que ahora deniegan. Que sí, o quieren que tiremos de hemeroteca y reproduzcamos las intervenciones furibundas de los diputados aludidos unos párrafos más arriba en contra de los tejemanejes del director general al que ahora tanto adoran y sostienen.
Además, si reclaman informativos neutrales con un cambio de contenidos, se me ocurren un par de preguntas ingenuas. ¿Reconocen, entonces, que los de ahora son bastante sesgados, como sustenta un servidor? ¿Por qué esperar a más adelante si ahora es el momento adecuado por formar parte del Gobierno? De ahí que no entienda lo de esperar, que dice, doña Belinda, a que presente una propuesta. ¿No será, acaso, que los tiempos los sigue marcando Rivero, per sécula seculórum, no sea que la semana próxima cambie de parecer y le pegue cuatro abrazos al hoy denostado Soria?
Huelga decirlo, pero lo digo: ustedes dan lástima. Los unos y los otros. Son veletas que mece el viento al compás de cada ráfaga. Nos toman por idiotas. Y cuando hacen algo de fundamento (por ejemplo, la intervención de Patricia Hernández en San Jerónimo), viene a resultar que tienen muy pocos de originales. Pero ahí está Twitter y Facebook para copiarnos. Ya me extrañaba. Que para eso tenemos mucho tiempo y podemos distraernos con los aparatitos que nos regalan al inicio de la legislatura y que son (de ustedes) para siempre jamás.  Es la misma crisis por la que el retrato de Bono nos va a salir por más de ochenta mil euros, pero eso entra dentro de la más absoluta normalidad. Como los más de trescientos mil de los muebles del sindicalista en su juventud Alberto Núñez Feijóo.
Ya rayamos la sinvergonzonería, sin paliativos. Pero qué les voy a decir yo, si soy un privilegiado. Tengan un feliz fin de semana. Y descansen, que ya está aquí abril; sí, el de las aguas mil. Ojalá. Ya sé que a ustedes, mis estimados diputados, no les hace falta, pero a los campos sí.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Titulares (pos)electorales

Rajoy, que se fue a saludar en inglés (menos mal) a Obama, manifestó allá por Corea que las reformas no le han pasado factura en las urnas este pasado domingo. Y digo yo que si ello es así –no tengo que dudarlo, máxime cuando ahora ya se defiende en otros idiomas–, deberá pensar que el culpable es un tal Arenas. Al que habrá que buscar acomodo, práctica habitual con todo ser humano nacido para político (te pongo un ejemplo cercano: Milagros Luis Brito), pues cuatro años más en la soledad del parlamento andaluz va a ser que no.
El presidente del Congreso ha asegurado que la situación de los diputados es igual de precaria que la de los funcionarios con el sueldo recortado. ¡Ay!, tocayo, tú no puedes estar muy allá de la azotea. Te apuesto hasta cincuenta céntimos que cualquier jubilado (el burro delante) o docente en activo (para no hacer demasiada larga la lista) sería capaz ahora mismo de hacer un “cambeo”. ¿Cómo se te ocurre decir semejante sandez? Por cierto, tú, como director del cotarro en el hemiciclo, ¿no podrías prohibir que se televisen las intervenciones de los grupos minoritarios? No, por nada, simplemente para que no quedes en evidencia con tus pensamientos en voz alta, pues contemplar aquel vacío produce… vergüenza, señor Posadas. Esa imagen demuestra lo mucho que trabajan. Y cobran poco en relación con otros países. No, cobran demasiado por estar del tingo al tango. Puede que sea falta de ignorancia.
El Ayuntamiento de Los Realejos emprende diversas medidas para afrontar la sequía y los efectos en la agricultura. Esta noticia sí que me alegró la mañana (y la tarde). Si alguno de ustedes ha sido capaz (algo bastante improbable) de leer lo que un servidor ha escrito acerca de la recuperación de las aguas que alegremente se vierten a la mar, comprobaría que han sido innumerables las ocasiones en que el otrora consejero Wladimiro prestó caso omiso a las sugerencias. Han empezado, parece, por El Socorro. Estupendo. Busquen la manera de que la disposición se extienda a toda la costa. Y felicidades por la iniciativa.
El PSOE canario espera que Soria y Rajoy tomen nota de los resultados en Andalucía y Asturias y rectifiquen su política en Canarias. Tras lo cual se fueron a echar un leche y leche. Vuelvo a lo de ayer. Lo mismo piensan que ganaron las elecciones andaluzas. Claro, después de la ‘cuerada’ alcanzada en Canarias en las últimas y estar ahora subidos al carro del poder, parece que se encuentran legitimados para soltar cuantas ocurrencias les pase por el magín. Y Paulino Rivero sigue frotándose las manos. Con socios así, hasta un rebenque del Realejo (ponme a mí, si te apetece).
El Gobierno de Canarias trabaja en la elaboración de una Dieta Canaria con productos agrícolas locales. ¿Para qué? Dentro de unos días conoceremos los Presupuestos Generales del Estado (más impuestos), un fisquito después los autonómicos (más impuestos)… ¿Y para qué la dieta si nos quedaremos sin espacio en el cinto para más agujeros? Si ya lo dijo Lola Padrón hace una semana. Ya puestos, como ni siquiera les apetece dar a conocer lo que cobran los parlamentarios canarios, me gustaría saber si pagaron de su bolsillo viaje y estancia para acudir a las manifestaciones del pasado sábado. No protestaron en su isla, no, fueron de finde a Lanzarote. Los ‘privilegiados’ nos quedamos en casa.
El Partido Popular reclama mejoras viales en La Guancha. Y allí, con Alarcó al frente, estaban todos en la foto. Pero a ninguno se le ocurrió que algo se podía ahorrar, y predicar así con el ejemplo, que en vez de trasladarse ese enjambre a Santa Catalina, alguno se pudo quedar trabajando. Porque en ese horario se les presupone en su puesto de currante (político). Y si paga el Cabildo, o el Senado, en definitiva, las arcas públicas, no es posible estar realizando actos partidistas. Además, a buen seguro que echando mano del móvil cada dos por tres. Así se lo pagamos, y bien, a fin de mes. Puede que más de uno de los que iban en el grupo supiese de orondas facturaciones. ¿A qué jugamos entonces?
Los anteriores mandamientos se encierran en dos míseras reflexiones:
Primera: qué fácil es manejar dineros ajenos.
Segunda: cuando no los hubiese, subimos los impuestos.

martes, 27 de marzo de 2012

La vuelta de la tortilla

Cómo somos los españoles para darle la vuelta a la tortilla. Es nuestra especialidad. Se practica en todo lugar y condición. Y si por un casual derivas en la cosa pública, el entrenamiento precedente te vale para armar un discurso que te permite ver blanco y negro al unísono. Es increíble. Para el común de los mortales. Para ellos, no.
Como Paulino Rivero es un artista en esto de la política (años y ejercicio ha tenido), utiliza para su propio beneficio (político) cuanta oportunidad se le brinda. Y se ha agarrado al controvertido tema de las prospecciones para adueñarse del pensamiento del resto de las fuerzas políticas (excepto el PP, obviamente) y de todos los colectivos habidos y por haber. Él, cual capitán Araña, los embarca, procurando no mojarse demasiado. Y, además, canta: al Uruguay, guay, guay, yo me voy…
Pero le salió un duro competidor. El señor Soria, no corto ni perezoso, entiende que todo aquel que no se manifestó este pasado fin de semana, comulga con sus ideas extractoras y repsolianas. Con lo que la balanza se inclina hacia su platillo por una mayoría aplastante. Tanto es así que yo mismo, que he hecho público mi parecer en contra del contenido de este Real Decreto, y que no acudí a corear eslogan alguno porque ya quedé escaldado en 2002 cuando la de las torres de alta tensión en Vilaflor, he pasado a formar parte de la tropa soriana. Según el ministro, claro.
Son tan livianos, a la par que tan cínicos, que se creen a pie juntillas que aquellos que no nos dedicamos a la política (por mil y un motivos diferentes), no sabemos agarrar una sartén y darle a la susodicha el volteo pertinente sin que se nos quede pegada al techo de la cocina.
Algo parecido pudimos contemplar la noche del pasado domingo con respecto a las elecciones andaluzas. La dulce derrota socialista nos ofreció un cuadro de los más esperpéntico: profundamente cariacontecidos los dirigentes populares (Arenas a la cabeza) mientras anunciaban que por vez primera en aquellas tierras se había producido el hecho histórico de ganar las elecciones autonómicas, y sonrisas de oreja  a oreja en las filas socialistas (Griñán 'à la tête') tras haber bajado la friolera de nueve diputados y otros tantos puntos porcentuales. Es el mundo al revés, pero nada importa pues ya somos (son) capaces de caminar con el cerebro a ras del suelo (debe ser que lo utilizan poco).
Luego los mandamases nacionales no se le quedaron a la zaga. Casi llora Cospedal, mientras a Valenciano solo le faltaba soltar una carcajada. A la par que la primera minimizaba (o lo intentaba) el no haber alcanzado lo que todas las encuestas vaticinaban (la mayoría absoluta), la segunda proclamaba el evidente deterioro y pronunciado declive del gobierno del PP apenas cien días después de su toma de posesión. Al tiempo, mucho más comedidos, los únicos que tenían motivos para saltar de alegría: Izquierda Unida que dobló el número de representantes en la cámara andaluza. Bien haría el PSOE en reflexionar en profundidad acerca del porqué la fuga de votos hacia su izquierda y/o quedarse en casa más de seiscientos mil electores.
Ayer lunes se reunieron todos (por separado, por supuesto), hicieron las lecturas (interesadas) de rigor, y quedaron contentos y felices. Se sintieron legitimados (o se legitimaron a sí mismos) para seguir en el machito unos años más… De aquí no se va nadie, de aquí no se baja nadie. Arenas lo intentará, por quinta vez, en 2016; Griñán, único barón reconocido en el conglomerado, se atreverá a mostrarle las barbas a Rubalcaba (por aquello de la renovación); y Valderas, tras haber alcanzado cotas de poder, exigirá programa, programa y programa. O a lo peor me equivoco.
¿Qué necesidad? Eso mismo digo yo, qué necesidad. Hasta mañana.

lunes, 26 de marzo de 2012

Ladrones

Como la Sociedad General de Autores y Editores de este país nuestro, tan dado a la picaresca, no se ha dignado a ponerse en contacto conmigo para responder a una reclamación que le hice, en dos ocasiones, por no darse por enterada de una grabación realizada (DL.TF-192/09) en los Estudios Acentejo (La Victoria) por la Agrupación Folclórica de Higa (La Perdoma), y en la que se incluían varios temas (letra) de quien suscribe, deberé dar por mía la tesis del Tribunal Supremo cuando avala que llamar ‘ladrones’ a la SGAE es perfectamente legal. O traducido al román paladino, que don Eduardo Bautista García (Las Palmas de Gran Canaria, 27 de mayo de 1943), más conocido por su nombre artístico de Teddy Bautista, de lo que supuestamente mangó debe tener en su bolsillo, o vaya usted a saber dónde, más de un euro de don Jesús Manuel Hernández García, más conocido por escribir boberías que bien poco le reportan, y en el caso de que algo valiesen, otro se mete por medio y se queda con los posibles beneficios. Valga, pues, de exordio esta prerrogativa del alto tribunal y me asomo este principio de semana a esta ventana para sumarme al grupo de los desencantados, engañados y vilipendiados. Y robados, coño, dilo sin rubor alguno.
Para que veas que no te engaño, y por si conoces a alguien que tenga que ver con ese invento maravilloso que supuestamente te gestiona tus derechos y que cobra a un IES por representar una obra de Lorca en el festival de fin de curso, te doy a conocer dos pinceladas. La primera es un extracto de la comunicación que allá por agosto de 2009 dirigí a los susodichos:
El pasado mes de marzo vio la luz un CD titulado “Voces de Higa”, producido por Acentejo (Juan Pedro Gutiérrez García), DLTF 192/09, en el que se incluyen cinco temas (letra) de quien suscribe, ya debidamente registrados en SGAE –ver referencias abajo–, sin que hasta el momento haya tenido un servidor de ustedes noticias de si la susodicha grabación ha sido dado de alta, pues no se me ha comunicado si han generado algún incremento a esta economía mía, tan “jodida” en tiempos de crisis.
(Referencias de las obras registradas, y grabadas en el CD en cuestión: 9.507.906, 9.507.914, 9.507.918, 9.507.920 y 9.507.922)
La segunda, obviamente, la respuesta del responsable del departamento de socios, que debe ser tramitada de manera automática, como cuando llamas al 1004, porque casi tres años después sigo mirando el extracto de la libreta (antes de CajaCanarias, ahora de Banca Cívica y en unas semanas de La Caixa) por si cae alguna breva, perdón, algún euro.
Según los datos que obran en el registro de soportes fonográficos de la SGAE el CD en que se incluyen sus obras, editado bajo el Título Genérico de Voces de Higa, aún no ha sido declarado por el productor. Dado que el disco salió al mercado en el mes de marzo, y teniendo en cuenta que el período de facturación va de marzo a septiembre, los derechos correspondientes están programados para incluirse en la liquidación de marzo del 2010.  Llegada esa fecha sin que los derechos le hayan sido abonados debería ponerse en contacto conmigo para iniciar una reclamación ante el Departamento de Reproducción Mecánica de forma que requieran a Grabaciones Acentejo el pago de los mismos.
Y tú, ipso facto, exclamas: Jolines, tan listos para enterarse de lo que se toca en las verbenas de pueblo, y en este caso ni se enteran de lo que se graba por esos estudios y casas discográficas. Como no me hallo en el registro fonográfico, por mucho que chille no me van a oír. ¡Ah!, pasado un año se los recordé. Y ni contesta, tú.
No tengo ni la más remota idea de si Grabaciones Acentejo declaró ante la SGAE el CD en cuestión o aquí se están haciendo todos los locos y practican lo del que menos corre, vuela. Si a esto le añades el que de vez en cuando te sorprenden grupos y solistas interpretando temas tuyos sin que nadie se acuerde del autor, te resta dos o tres consuelos:
No escribas nada y no sigas haciendo el tonto. Sigue escribiendo, pero no lo registres porque de nada vale. Plasma pareceres por escrito, regístralos y que otro cobre por ti. O lee a Manuel Machado, como expresó el amigo Chema Estévez en el prólogo de Recua verseada: Procura tú que tus coplas / vayan al pueblo a parar, / aunque dejen de ser tuyas / para ser de los demás. / Que, al fundir el corazón / en el alma popular, / lo que se pierde de nombre / se gana en eternidad.
Lo dicho, a pesar de quedar debidamente recompensado y alimentado de espíritu, como uno sigue siendo también prosaico, si por un casual conoces a cualquiera que guarde relación con los que ahora dirigen ese cotarro de la SGAE –y que tanto han pretendido desligarse de las andanzas del tal Teddy–, transmíteles de mi parte el contenido de la presente. Sobre todo para que demuestren que esa desvinculación es algo más que una mera declaración de intenciones.
Bueno, cuando esto salga publicado ya sabremos si Arenas lo consiguió a la cuarta. Yo confío en no tener que esperar tanto.
Me voy con dos dudas: no entiendo muy bien lo de ese parque forestal (privado) en el monte público de Las Lagunetas (El Rosario) –que le alquilen el paraje de Rambla de Castro el dueño de Loro Parque–, y el trato periodístico de la tele canaria al asunto de las prospecciones (yo, que no estoy a favor de ellas, creo que el sesgo hacia las tesis ‘riverianas’ es más que evidente, y eso se excede de lo que entendemos por información y la asepsia que tal concepto debe llevar implícito). Hasta mañana.

sábado, 24 de marzo de 2012

Ánimo, Eduardo

Podía haber escrito hoy de cómo Mouriño ha sido capaz de quitarme las escasas ganas que aún me quedaban por ver un partido de fútbol, de cómo Rajoy promete acabar con los enchufes en este país (y ya se sabe cuál es el grado de cumplimento de las que ha hecho hasta ahora), de la gran suerte que tienen los cónyuges de los políticos para ocupar puestos en los consejos de administración de las grandes empresas (el fichaje de la mujer de la que creía promesa socialista Eduardo Madina me ha derrumbado otro castillo) y algún que otro fleco más, pero lo he pensado mejor y voy a dedicarle unas líneas a otro Eduardo.
Eduardo Álvarez González, el hijo (uno de ellos) de Remedios y Alberto, que continúa en Alemania con su proyecto de La Despensa Canaria (que cumple en estos días su primer aniversario), sigue, con tenacidad germana, empeñado en demostrar allende nuestras fronteras que Canarias es mucho más que los clásicos tópicos de sol y playa. Y que aquí disponemos de productos de superior categoría con los que elaborar exquisitas dietas. Pero como hace unos días –y los medios de comunicación tradicionales se hicieron eco– hubo una rueda de prensa en la Casa de La Parra, en la que se dio a conocer la promoción que en la feria Kulinart 2012 (Stuttgart) iba a realizar Eduardo a través del stand ubicado en la misma, permítanme mis escasos, pero bien avenidos, seguidores que un servidor incida en otros aspectos mucho más domésticos. No obstante, si ustedes demandan más información sobre la labor que allá viene realizando este joven realejero, tienen cumplida reseña en los periódicos tinerfeños, en la web del ayuntamiento, en el blog de Radio Realejos…
De vez en cuando (desgraciadamente, muy de vez en cuando) intercambiamos algún e-mail con Eduardo, o me llama por teléfono cuando piensa que este otrora su maestro puede echarle una mano. Sí, porque el entusiasta emprendedor fue discípulo de quien suscribe y ostenta la autoría de este Pepillo y Juanillo, en el colegio público de La Longuera (también El Toscal, para que no se enfaden los de abajo). Y aunque la fotografía no me quedó escaneada muy allá, ahí tenemos a aquella tropa de 7ºB, en el aula de la esquina NO allá por 1992 (solo han pasado veinte años, y como dice la canción, veinte años no es nada). El señalado con la flecha es nuestro hombre.
Me soplaron que Eduardo se emocionó en la videoconferencia de ese pasado día 21, cuando intervino desde Alemania con la directora de la feria mencionada. No es para menos. Piensen en sacrificios y esfuerzos, sobre todo los que los españoles realizan cuando deben salir del terruño en busca de nuevos horizontes. Les cuento una anécdota: me contaba Eduardo hace unas semanas que la intención de dar a conocer la feria y, por ende, la labor de su empresa –con lugar preferente en la misma, como antes indicamos–, era la de escoger cualquier instante de los días en que se estaba celebrando, a saber hoy 24 y mañana 25, pero como coincide con sábado y domingo, es impensable –en España–, que políticos y periodistas se pongan de acuerdo para celebrar una rueda de prensa. Así queremos salir de la crisis.
Me congratula que Eduardo siga firme en su propósito de consolidarse en ese mercado. Cuenta con muchos apoyos, entre los que debo destacar el de Regina, su compañera, y el de Cristian Dreisörner, el excelente cocinero –de casta le viene al galgo– que tan estupendas críticas gastronómicas está recibiendo.
Así, con dedicación, ahínco, buen gusto, con entusiasmo desmedido, con cabezonería (por qué no), les auguro un prometedor futuro. Pero sin olvidar que en muchas ocasiones lo difícil no es llegar, sino saber mantenerse. Puede que no sea el caso, porque son conscientes de lo que ha habido que bregar para alcanzar este punto en el que cumplen su primer año de existencia.
Como la ilusión se la presupongo por mucho tiempo, me parece conveniente recurrir al consabido ruego para que no le falten los apoyos institucionales. Que las palabras pronunciadas en la pasada rueda de prensa no se queden en eso: palabras.
A ti, viajero, un ruego: cuando vayas a Stuttgart, capital del estado federado de Baden-Wurtemberg, ahí por el sur de Alemania, puerta de entrada de la famosa Selva Negra, no dejes de acudir a Die Kanarische Speisekammer. Seguro que Eduardo te recibirá con sus eterna sonrisa de chico pillo, pero con una resistencia a prueba de ‘globos’ (iba a poner bombas –¿te acuerdas cuando las llamábamos así?–, pero me dio corte). ¡Ah!, y no descarto, cuando el negocio se incremente y la economía pueda permitirlo, irme para allá (o pa´llá, como prefieras), porque el más pequeño de Alberto y Remedios me contratará para llevar las relaciones con la prensa, aunque eso me suponga el aprender un nuevo idioma (a mis años, qué sueño).
Mi enhorabuena, Eduardo, que hago extensiva a tu equipo y a tu familia. Por aquí, por El Realejo, por La Longuera, te seguimos teniendo en buena estima. Y sabes que no soy, precisamente, amigo de rancios peloteos. Que ya uno está bien mayor para esos menesteres. Suerte inmensa. Ánimo y pa´lante.

viernes, 23 de marzo de 2012

Qué pena, Lola

Concluido el debate del estado de la nacionalidad, del que no vi absolutamente nada porque no quiero morir de vergüenza ajena, y tras la lectura de diversas informaciones (hay que beber en todas las fuentes), he llegado a la triste conclusión de que no hay mejoría posible. Los parlamentarios que se sientan en el expropiado edificio de Teobaldo Power siguen perteneciendo a un mundo que no coincide con el tuyo y el mío. Perdieron la noción de la realidad con tanta prebenda (que generosamente les pagamos) y piensan, quizás y de manera harto ilusoria, que no existe tierra más allá de sus bancadas. Se colocaron unas lindas y elegantes orejeras (en las guarniciones de las caballerías de tiro, cada una de las piezas de vaqueta que se ponen al animal para impedir que vea por los lados; con mis más sinceras excusas a los cuadrúpedos) y pasean por las calles con esa rara habilidad de no ver a nadie, de sentirse, iba a escribir solos, pero no, superiores, al margen de todo y de todos.
Como una vez participé en política, y lo hice de la mano del PSC-PSOE, siento terrible pena y honda tristeza el contemplarlos manifestando todo lo contrario de lo que dijeron hace unos meses. Paradigma de las contradicciones, ejemplo a no seguir por esa juventud que aún cree que es posible relanzar un partido que ha perdido los cuatro puntos cardinales, no se recatan en bendecir las mismas ocurrencias de CC que, insisto, no ha tanto eran provocaciones, exabruptos o, cuando menos, nimiedades sin ton ni son. Lo que da un buen acomodo y un mejor pesebre.
A la espera de que pase el domingo –Andalucía y Asturias han tenido toda la culpa–, y  doña Soraya (don Mariano sigue missing) nos presente los flamantes presupuestos generales para todo el estado español, que aún incluye Canarias –muy a pesar de quien tú sabes–, los grupos que sostienen y apoyan el actual ejecutivo de estas ínsulas se curan en salud y no se recatan lo más mínimo en amenazarnos con un sonoro incremento de los impuestos (medida que criticaron hace unas semanas al PP en Madrid). Lo dijeron de esta guisa: “En el caso de que el Gobierno español no mejore la financiación, sino todo lo contrario, y dé una nueva vuelta de tuerca a los recortes, la situación no da para más y se tendrán que subir los impuestos”.
Y en esto apareció la presidenta socialista canaria, María Dolores Padrón, a la que hasta ese momento la tenía en buena estima –y como sostiene el editorialista, solo me meto con ella en la faceta política–, y le pega un beso de tornillo –metafóricamente escribiendo– a Paulino Rivero, al tiempo que ratifica que los suyos también son partidarios de subir los impuestos (si el Gobierno central no cumple; es decir, sí o sí) y siempre que la recaudación se destine, con carácter finalista, a Sanidad. No especificó si pública o privada, si para corregir las listas de espera o para mejorar las jaquecas, que no impertinencias, de sus señorías. Para quedar bien ante los escasísimos incondicionales, añadió que los trabajadores, que no ha  generado la crisis –qué amable es–, no pueden soportar más cargas. Dicho lo cual respiró profundamente, y resolvió la cuadratura del círculo con atacar por el flanco del tabaco rubio (de racismo nada), el alcohol y los combustibles.
Me pregunto yo si en este último concepto entra la gasolina o gasoil que todos los que no somos diputados, alcaldes, consejeros y demás individuos profusamente agraciados, debemos pagar religiosamente cuando al fotingo, que utilizamos como herramienta de trabajo –ellos no, pues no trabajan–, se le enciende una lucecita que nos indica que solo nos queda para llegar al sur(tidor más próximo). Y remachó doña Dolores (ya se parece a la Cospedal) con lo del ataque a nuestra soberanía (qué risa o qué lastima) y fuero canario con la autorización de las prospecciones petrolíferas. Total, si va a dar lo mismo, sigan así y del euro que pagamos por un litro, noventa céntimos son para la caja (que ustedes administran, gestionan e, incluso, despilfarran).
Del diez te quedó lo de la "derecha españolista más rancia ataca al estado del bienestar”. Y, además, indicó que “de la crisis económica hay que salir todos con los mismos derechos”. ¿Tú recapacitaste, Lola? La derecha nos ataca (no olvides que yo también soy estado del bienestar, y me están quitando el júbilo que tenía) y nos deja, me imagino, moribundos. Luego, ¿la izquierda? nos remata. ¿O no, concejala y diputada?
Vamos a solicitar una consulta popular. Ni que Rivero fuera bobo, ahora que encontró un agarradero. Por cierto, ¿lo consultaste con Alpidio?
Manifiestas que el presidente ha planteado un modelo económico que nos va a permitir salir de la crisis. ¿Me carcajeo? ¿Es una copia de los muchos que ha venido esbozando desde tiempos remotos con los que se iban a conseguir miles y miles de puestos de trabajo? ¿Me tomas el escaso pelo que aún me resta?
Tú que fuiste alcaldesa de la otrora Ciudad Turística nos presentas lo del turismo de calidad como una novedad. No me digas que no lo escuchaste desde cuando tu madre te tenía en el vientre, porque yo lo vengo oyendo desde que era joven e iba al Puerto a dar vueltas en la Plaza del Charco. Pues no hicimos kilómetros en la susodicha.
Concluyo con esta reflexión: “El presidente ha dado soluciones a corto, medio y largo plazo sin olvidarse de quienes peor lo están pasando y a quienes hay que darle una alternativa”. Por supuesto, Lola, claro que no se olvidó. ¿La alternativa? Obvia, ponerle unos kilos más de carga. Porque con la subida de los combustibles (debe ser que ustedes repostan poco, qué coches más económicos tienen en el Parlamento, en las Consejerías, en los Cabildos, en los Ayuntamientos… ¡Ah!, añade el helicóptero) nos vas a hundir un poco más, por si no estamos lo suficiente. Y con nuestro ahogamiento, perecerán asimismo otros muchos por los denominados efectos colaterales.
Lo dicho, qué pena, Lola. Como comprenderás, a estas alturas de la senectud no puedo compartir, en manera alguna, esas prácticas ‘sociolistas’. Y si te dijera que cada vez somos más los desencantados, con toda probabilidad seguirías sin preocuparte porque ande yo caliente…
A pesar de todo, el ruego de que pasen un feliz fin de semana.

jueves, 22 de marzo de 2012

Honores y distinciones

Mientras el mundo sigue girando; mientras Júpiter, Saturno, Venus y Martes continúan bien visibles allá en lo alto; mientras Soria (José Manuel) no sabe si decantarse por Industria o por Turismo (se me antoja que el simultaneo es en esta caso bastante embarazoso –¿o pegajoso?–); mientras los ‘derechosos’ persisten en sus pullas andaluzas; mientras Rajoy ya no se acuerda de que “haremos en España lo que Matas en Baleares”; mientras Camps resucita en mejor forma que nunca dispuesto a disputar la carrera por la presidencia de toda la España; mientras Paulino no acude a conciliarse con don José; mientras Melchior sigue siendo diana de los ataques furibundos del veleta mayor de la nacionalidad; mientras los socialistas dejan pasar el tiempo a la espera de que Francisco Hollande los saque del atolladero; mientras Lola Padrón, otrora crítica ‘riveriana’, proclama las excelencias del nuevo ecologista; mientras leo la prensa (digital, los recortes me suprimieron ir al carrito) y me culturizo un fisco, observo que en mi pueblo (Los Realejos) siguen algunos empeñados en solicitar distinciones para todo bicho viviente, y puede que ciertos inanimados.
De continuar a este ritmo nos van a faltar metopas, medallas, pergaminos y rótulos de calles. Estamos rayando el esperpento. Va a resultar que por haber cumplido, simple ejemplo, con las obligaciones que tenías atribuidas por desempeñar un trabajo en la sociedad, ya eres digno acreedor a que te concedan una distinción. A este paso vamos a tener que montar un chiringuito específico en el Consistorio que se dedique a estos menesteres. Será el Departamento de Actos Protocolarios. Y cada día de la semana, a eso de las ocho de la tarde, celebrará solemne sesión. El inconveniente es que habrá que modificar el Reglamento para ampliar el espectro de las posibles concesiones. Y todas ellas en sus tres variantes: oro, plata y bronce.
Yo, encarecidamente, le rogaría a todos los que no tienen mejor entretenimiento que el estar demandando honores, que se pongan a elaborar propuestas conducentes a elevar el desarrollo del pueblo y no a sumergirse en una dinámica de muy difícil salida. Porque llegará el instante en que reclamaremos el diploma para todos los futbolistas que hayan formado parte de la UD Realejos en sus diferentes etapas (con lo que habría que extenderlo, por las consabidas protestas y odiosas comparaciones, al Cruz Santa, al Longuera-Toscal, al Palo Blanco, al Icod el Alto…). Más tarde, enterados otros clubes de las diferentes disciplinas deportivas, pondrán el grito en El Lance e imprecarán con amargura: ¿Y nosotros? Pon tú la lista, por favor.
Pasaremos luego a los músicos que desde hace un montón de años han soplado en La Filarmónica. Por lo que se sentirá discriminado el de los platillos y el de la caja. Y la Agrupación Musical Cruz Santa solicitará la independencia (musical) y querrá agregarse a La Orotava. La Fanfarria, los grupos folclóricos, las murgas, orquestas… demandarán idéntico tratamiento.
Lo que hayan garabateado cuatro líneas (copiadas o no), y mucho más si aparecieron publicadas en cualquier soporte, se imaginarán celebridades y… otro pergamino (brindis incluido). Y los políticos con al menos dos mandatos de durísimo bregar en la cosa pública. Y los médicos, y los farmacéuticos, y los comerciantes, y los docentes, y los panaderos, y los carpinteros…
Chacho, será posible que no nos dediquemos a pensar un día de estos. Chiquito porvenir con estos librepensadores. Se arregostan y luego cogen carrerilla. O eso, o falta de ignorancia, que todo puede ser.
Bueno, me voy. Esteba (perdón, estaba, que se me fue el baifo) yo pensando si instar al señor alcalde para que, mientras dure la crisis, elimine todo gasto que se estime superfluo. Y si ello no fuera posible –lo mismo no hay acuerdo en hacer la correspondiente clasificación–, le propongo, muy seriamente, que, como todos conocemos a los escasos ‘proponentes’, se les distinga convenientemente (medalla, metopa, diploma y pergamino, amén de Hijo Predilecto), y viviremos tranquilos una buena purriada de años. ¿O no es eso lo que en el fondo andan buscando?
¿Lloverá este fin de semana? Estaremos al tanto.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Primavera, primavera

Mientras por el pueblo –el mío, claro, Los Realejos– observo que se van haciendo cosas en los diferentes ámbitos, amén de rescatar alguna factura oculta que el anterior equipo de gobierno había dejado olvidada en una gaveta (así no había ni para libros), por esos mundos pa´fuera también hay movimiento.
En Andalucía resta bien poco para la segunda prueba de fuego de Rubalcaba. Porque si, como es previsible, le dan otra ‘meniada’ en el territorio bandera de su partido, algún detalle tendrá que sacarse de la chistera. Chacón, por si acaso, acudió a mitinear un fisco, que todavía no ha perdido las esperanzas, puesto que la ‘tercera vía’ sigue sin definirse. Dijo Alfredo que los votos se mueven en la segunda semana de campaña. Y con esa esperanza metió la mano en el agua de la bahía gaditana. Como la aseveración no surta efecto, tendrá que agarrar el barco y venirse a Canarias con José Miguel, quien le pasará las pruebas de PISA para cerciorarse de si es conveniente que repita.
A Cádiz fue igualmente Mariano para aprovechar que Pepa cumplía 200 añitos y mezclarla –la pobre–, estilo coctelera, con su reforma. En un tris estuvo el Rey en espetarle lo de por qué no te callas. Pero se contuvo, no fuera que le recortara la pensión vitalicia. Y la posible comisión urdangariniana no acaba de cuajar.
Se dio a conocer ayer la sentencia de la primera de las piezas separadas (la número 2, de 26) en el denominado caso Palma Arena (que también afecta al yerno de Juan Carlos). El expresidente balear Jaume Matas (otro íntimo de Rajoy) fue condenado a seis años de prisión. Y como le restan unos diecinueve, lo mismo le caen unos siglos más. Aunque el hombre, exdirigente popular (se dio de baja para no perjudicar los intereses… y esas cosas que se dicen), parece tener la cartera bien repleta a tenor de las fianzas que se le imponen y que no le incomodan demasiado. Lo que más me extrañó es que cierta prensa parecía estar comentando el caso de un señor que pasaba por allí, pues lo de su pretérita militancia fue obviada escandalosamente. Y es que se quieren un huevo, con yema incluida.
Si alguna ventaja tiene en estos próximos años el PSOE es que todos los posibles encausados a partir de ahora serán del PP. Ya se halla el partido socialista en periodo de prospecciones dilucidando el número de primaveras que le quedan para volver por sus fueros. Y ya que me sumergí en cuestiones petrolíferas, cuando me enteré de que Paulino Rivero se había afiliado a Greenpeace casi me caigo de culo. Tanto es así que ha puesto a disposición del colectivo ecologista su artilugio preferido, el helicóptero, al tiempo que lanzaba sonada amenaza a los intrépidos parapentistas, surfistas y otros ‘istas’ conminándoles a pagar la tasa canaria de emergencias cada vez que se dieran un leñazo no programado.
Y en ello estábamos cuando surgió la figura de la directora general de Fondo Monetario Internacional, algo así como la dueña de las perras, doña Christine Lagarde (Cristina, la guardia, para los íntimos), y manifestó que la economía mundial camina hacia la senda del crecimiento. Lo dijo a los periodistas que la esperaban por fuera del cajero cuando fue a comprobar cómo andaba el saldo de su cuenta corriente. Y me pregunto yo si su declaración tiene significado diferente a los brotes verdes de Zapatero. Ninguno, lo que ocurre es que hay hijos y entenados.
Bueno, ya llegó la primavera. Tendré que acudir al refranero. ¿Lloverá o no lloverá? That´s the question.

martes, 20 de marzo de 2012

Dos entrevistas

Pasa el tiempo, cumplimos años, nos hacemos mayores (hasta los cuarenta, luego entramos en cuarto menguante) y… cada día sabemos menos. Es tal la avalancha de información que nos llega por los más diversos canales, que estamos saturados. Te pones a leer la prensa, por ejemplo, y acabas sumergido en un mar de confusiones. Ayer lunes me correspondió, entre otras menudencias varias, echar una visual a dos entrevistas.
La primera, en El País, a Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión Europea. Y uno se alegra de que los españoles ocupen altos cargos de responsabilidad allá en La Europa, como dice la copla del siote palmero (aire folclórico que como otros muchos es una adaptación de los bailes de salón que nos llegaron de allende los mares). Pero sigo pensando que vivimos en un país raro. Porque este dirigente es el mismo que años atrás, cuando el PSOE, como ahora, estaba de capa caída, no fue capaz de levantarlo y tuvo que abandonar su cargo de Secretario General, a pesar de que la derrota electoral no llegó a los extremos de la obtenida por Rubalcaba, aunque, a diferencia de aquel, este no dimitió. Lo mismo espera, iluso, un vuelco en Andalucía. Y ahora mismo es de los que nos cuestionan nuestras cuentas y nos pone los vetos pertinentes. Yo no lo entiendo; si no vales aquí, si no eres capaz de ilusionar a los votantes, ¿qué transformación se produjo para este salto hacia puestos de mando supranacionales?
Me recuerda, salvando las distancias, las tácticas que se utilizan por estos lares ultraperiféricos. Ante la imposibilidad de alcanzar la alcaldía en determinados pueblos, el candidato de turno es elevado a los altares en estamentos superiores si su partido ostenta cuotas de poder. Han salido así demasiados directores generales en esta comunidad autónoma.
Te pones a meditar las respuestas de Almunia y te preguntas cómo es posible que teniéndolo tan claro no fue capaz de soplarle a Zapatero la que se le venía encima. O lo que es peor, al propio Rajoy, quien parece que no quedársele a la zaga. Y viene ello a cuento del 4,4% de déficit, que luego el Consejo de Ministros incrementa al 5,8, para ser reducido al 5,4% por la Comisión, tras cuyos vaivenes coinciden todos en el 3% para 2013. Y arráyense un millo.
Hay que distinguir el fondo de la cuestión y los procedimientos. Sobre el fondo, en Bruselas no somos estúpidos: sabemos que los objetivos de ajuste presupuestario no pueden ser inamovibles si cambian las expectativas de crecimiento, como ha sucedido en particular en España.
La disciplina presupuestaria exige compromisos explícitos de todos los países, aunque la experiencia muestra que no basta con disciplina: hay que afrontar varios problemas simultáneamente para salir de la crisis.
El anterior texto en cursiva se corresponde con dos de las reflexiones ‘almunianas’. ¿No te recuerdan las del actual presidente español? Por la concreción, que luego se traduce en que cada cual actuará en función del lugar de procedencia del viento.
Dándole vueltas estaba a las soluciones que aportaba nuestro comisario europeo, cuando vislumbro la segunda de las entrevistas. En La Opinión de Tenerife. La realizada a mi estimado Willy García, director general –otro más– de Radiotelevisión Canaria, la que nos cuesta solo 13,50 euros a cada uno de los que poblamos estas ínsulas y modelo de referencia para el resto de televisiones autonómicas, modestia aparte. Ahí tenemos La Gala y La Revoltosa para demostrarlo ante el foro que haga falta. Por cierto, estuve viendo un fisco de la segunda de las mentadas y, madre mía, vaya vomitivo esta ampliación y burda maniobra copio y pego en clave de ja(bugo) o chorizos.
El verdadero enemigo de los medios de comunicación no está en las nuevas tecnologías, sino en su pérdida de credibilidad, concluyó don Guillermo, tras poner todo el énfasis posible en quién se va a preocupar cuando el agua le llegue a la gente por las rodillas por unas lluvias torrenciales; quién contará un fenómeno volcánico como el de El Hierro, nuestro deporte, Carnaval, nuestra cultura...
Te olvidaste, no obstante, de dos facetas que tan bien dibujas en los informativos de los que tanto presumes porque en ellos se tratan temas canarios. Chiquito descubrimiento. No, van a contar los problemas de las minas asturianas. Que sí, obviaste que las dos terceras partes de tus telediarios son ocupadas por sucesos (¿quieres ejemplos?) y que bastaría con las notas emitidas al respecto por la policía. Y ahora has descubierto que Paulino tiene un blog.
Pero lo peor –y mejor para ti, claro– es que los pactos de gobierno hacen milagros (y no Luis Brito, precisamente). Algunos socialistas, si tuviesen un mínimo de vergüenza, estarían ahora mismo escondidos bajo una piedra. Luego hablan de las promesas incumplidas de Rajoy. Nacionalidad.

lunes, 19 de marzo de 2012

Un partido previsible

Aquellos que pertenecemos a la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE), aunque hayamos pasado a engrosar la lista de ‘reservistas’, seguimos abonando religiosamente el 40% de los gastos farmacéuticos. Por lo que no podemos excedernos en nuestras visitas médicas, no sea que junto al incremento del IRPF nos encontremos un mes en que tengamos que acudir a la casa de algún hijo en busca del auxilio pertinente. Sí, arriba tómatelo a guasa. Que ese porcentaje no es moco de pavo.
Viene el párrafo anterior  a cuento de la cantinela del ya desgraciado famoso concepto del copago sanitario. Del que Rajoy no es partidario. Pero como es el líder de un partido previsible –son sus palabras en el transcurso de la campaña electoral asturiana–, a los hechos me remito. No vamos a subir los impuestos porque nuestra economía… (en estos puntos suspensivos coloca la ingente recolección de vídeos, declaraciones, sentencias y varios más hasta el infinito que dijeron y después resulta que no lo habían dicho). ¿Para qué aburrirte si, como yo, sabes que nos han tomado el pelo al revés y al derecho? Por cierto, y perdóname el desvío: ¿sabrías explicarme la razón del teñido de Mariano en la parte superior de la cabeza si la barba no la toca?
A lo que íbamos. Con los precedentes habidos no creo que esté demasiado lejos el que nos pensemos seriamente ir o no al médico. Lo mismo tenemos que volver a los tiempos en los que te morías de repente. Sí, ¿no te acuerdas? Pues debes ser mucho más joven que yo. Antes existían ataques cardiacos, tumores, leucemias… En fin, de todo. Pero la causa del fallecimiento era siempre casi la misma. ¿De qué se murió? De repente, se quedó dormido, le dio un dolor y…
Por eso me pregunto si aparte del abono antes mencionado en las farmacias, también tendremos que apoquinar al urólogo –mero ejemplo– unos cuantos euros por hacernos un tacto. Eso, apaleado y cornudo.
Hay recuerdos que permanecen imborrables. Uno de los míos es cuando un día en la escuela de La Longuera, don Andrés Carballo Real, el único maestro que tuve, me preguntó si quería ir al colegio o al seminario. Debió ser a finales de la década de los cincuenta o principio de los sesenta. Ignoro la cantidad de crisis que había en aquella época, porque uno, a pesar de las penurias, era feliz en medio de tantas plataneras. Por lo menos no me acuerdo de que haya pasado hambre. Higueras, durazneros, perales, viñas, zarzas, morales, tomateros… nos surtían adecuadamente. Pero si el hecho hubiese acontecido hoy mismo, es más que probable que hubiese optado por hacerme cura, porque al menos me habría asegurado un trabajo de por vida (eso dicen los obispos).
Y pensar que ‘sus señorías’ (sí, los que trabajan sentados. ¿Trabajan?, dije. Mentiroso.) tienen, incluso, seguros privados a cargo del erario público. Y generosos planes de pensiones. Y accesos que soslayan largas listas de espera. Y una cara que se la pisan. Después del copago sanitario vendrá el copago educativo. Más tarde suprimiremos los viajes del Imserso y cerraremos… ¿Sigo?
Lamentable. Y los equipos de fútbol deben la Biblia en pasta. Entre los acreedores, la propia Seguridad Social. Con lo que no demasiado tarde, tú no tendrás médico, pero Messi y Ronaldo seguirán acudiendo a clínicas privadas. Y no pasa nada, porque ni a Rajoy, ni a Rubalcaba, ni a la madre que los trajo al mundo (¿se nota que ya estoy caliente?) les importa un pimiento lo que te pase a ti o a mí. Porque nosotros no somos ni siquiera circunstancias.
En estas estábamos cuando surge el ínclito Corrales para demostrar al mundo lo bien que lo está haciendo (no sé si sus relaciones con Viciana se han retomado) y presenta como una gran novedad la declaración de su patrimonio. Para ejemplo te pongo aquellos rebenques que en los años ochenta del pasado siglo no tenían ni patrimonio que declarar. No entiendo que tus saltos y arribadas puedan ser botón de muestra de nada.
Pues sí, estimados míos, agárrense los machos que se aproximan curvas peligrosas de derecha izquierda. Acabaremos pagando el desgaste de las aceras. Y no tendremos que esperar demasiado. El 26 de marzo está a la vuelta de la esquina. ¿La alternativa? No la vislumbro. Somos masoquistas y persistimos en comulgar con lo de más vale ruin conocido. ¿El marido de Cospedal? Bien, al PP gracias. No se puede quejar. Además, sabe un montón de electricidad. Casi tanto como Soria de petróleo. Por supuesto, a Repsol gracias.
Finalizo. Respondo por este medio a unos amables comunicantes. Recua verseada, la última publicación, no estará a la venta en librerías.
Hasta mañana.

sábado, 17 de marzo de 2012

Descubre Los Realejos

Brillante me parece la idea –ya proyecto– que, bajo el título “Descubre Los Realejos”, ha llevado a buen puerto la concejalía que dirige Isabel Socorro. Se trata de una campaña de turismo interior que pretende mostrar los encantos del pueblo a los visitantes de otras poblaciones tinerfeñas. Eso sí, hay un requisito que deben cumplir los grupos de manera tajante: comer en alguno de la docena de restaurantes que se han adherido a esta iniciativa.
El ayuntamiento realejero pone a disposición de los solicitantes el medio de transporte, que los recogerá en su pueblo de origen y los ‘devolverá’ en horas de la tarde, amén de una visita guiada por aquellos lugares de interés que se han considerado convenientes y que constituyen una muestra pertinente de nuestra historia, paisajes, tradiciones, artesanía, monumentos… En ello juega un importante papel los miembros de la Escuela Taller Empresa Activa, de cuya labor tengo excelentes referencias por las visitas escolares a Rambla de Castro. Por cierto, a La Casona habrá que buscarle una urgente solución, y ocupación. No me hagan sufrir más, que con La Gorvorana tengo bastante.
Una muy detallada y prolija información puedes hallarla en la web municipal (www.losrealejos.es), pero creo interesante en este blog valorar otros aspectos.
Coincido plenamente con la valoración del alcalde cuando manifiesta que ya algunos de los primeros visitantes se mostraban sorprendidos por lo que nuestro pueblo ofrecía. Incluso no se recataban en alegar que no conocían el municipio sino por referencias o por haber pasado en contadas ocasiones anteriores. Es, haciendo la prueba al revés, lo que nos debe suceder a muchos realejeros cuando nos plantean idéntica operación con respecto, mero ejemplo, a Fasnia, Arico, San Miguel… Puede que sepamos al dedillo la situación de cualquier servicio en la autopista del Sur, pero bien poco más. Nos sacan de Los Cristianos, Las Américas o Playa de la Arena (para los realejeros, otra playa del pueblo), y lo mismo nos perdemos. Qué poco conocemos nuestra tierra, nuestro entorno. Y luego presumimos en todos los foros de haber viajado por esos mundos afuera. O como aquel que me interpela cada tres por dos con lo de por qué voy tanto a La Gomera, o a Lanzarote, o a Las Palmas. En fin, déjalo estar.
Me vino a la memoria la insistencia, cuando formé parte de un grupo folclórico villero, ante los concejales de turno para que se produjeran intercambios en la isla, aprovechando las múltiples fiestas que existen en los treinta y un municipios tinerfeños. Porque con poco dinero se pueden hacer grandes cosas, llevar a la práctica magníficas posibilidades que se nos brinda. Mira por donde si quizás pueda ser posible que ese almuerzo que se debe realizar en la Villa de Viera, pueda estar amenizado por uno de los muchos grupos existentes. Si a la campaña se van adhiriendo colectivos que quieren mostrar su quehacer, por qué no lo que se me acaba de ocurrir.
Ojalá que otros municipios se sumen a la aventura y comience un verdadero trajín de gentes ávidas de conocimiento autóctono. El diseño de esta programación (hasta septiembre) puede ser copiado por otros ayuntamientos. Y es que, así lo intuyo, el grado de implicación de muchos actores de la vida de una población, puede ser determinante en la potenciación de una economía que anda bajo mínimos.
Barco parado, no gana flete, decían nuestros mayores tiempos atrás. En esta época de serias dificultades es sumamente importante llevar a la práctica proyectos dinamizadores. Y este lo es. Indudablemente. Por ello reitero mis felicitaciones. Y si los ciudadanos nos percatamos de que los dirigentes políticos se ‘mueven’, miel sobre hojuelas. No imiten, por favor, al edil portuense que gestiona a través de su teléfono móvil. El patear es bien sano. Se lo dice un enamorado de mover el esqueleto y que como lleva unas semanas medio averiado lo está echando en falta.
Feliz fin de semana. Un poco tarde, pero nunca lo es si la dicha… ¡Ah!, si cualquier sábado y domingo observan movimiento en el pueblo, congratúlense y sean educados con los visitantes. Propaguemos, y prediquemos, aquello de un pueblo hospitalario.
Hasta la próxima.

viernes, 16 de marzo de 2012

Nos vemos esta noche

Ayer no tenía ganas de escribir. Raro, pero cierto. Por lo que no dejé programada entrada para hoy. Y esta mañana me he levantado gandul. Así que te dejo con unos enlaces a diferentes vehículos que se hacen eco de la presentación de la nueva publicación de esta noche (20 horas) en La Perdoma. A los que, obviamente, agradezco en grado superlativo la gentil deferencia para con un servidor. Si te apetece puedes pinchar en cualquiera de ellos. Y si dispones de tiempo, en todos. Que siempre es bueno conocer lo que se cuece en este sugerente mundo informático.

Después, una proyección de diapositivas obtenidas por diversos conductos y que se refieren a la figura, pequeña en estatura pero grande en humanidad, de don Imeldo (Bello) Baeza, con el que compartimos barrio de residencia (La Longuera) durante bastantes años, amén de alguna excursión y charlas sobre la fotografía.

Nos vemos esta noche. Hasta entonces.

http://lavozdetenerife.com/not/11736/presentacion_del_libro_recua_verseada___/

http://www.villadelaorotava.org/cultura.php?mod=noticias&id=2786

http://0z.fr/L7g9g

http://afhiga.com/noticias/53-presentacion-del-libro-recua-verseada-de-jesus-manuel-hernandez-garcia.html

http://realejosdeportivo.com/mas_deporte.html#140312

http://radiorealejos.blogspot.com/2012/03/presentacion-del-libro-recua-verseada.html

http://garciaenblog.blogspot.com.es/2012/03/coplas-que-vienen-y-van.html

http://valletaoro.com/portal/index.php/hesperides/salvador-garcia/4155-coplas-que-vienen-y-van

http://0z.fr/iM6vy

http://www.elblogoferoz.com/2012/03/18/firmas/opinion-coplas-que-vienen-y-van-por-salvador-garcia/



jueves, 15 de marzo de 2012

El recurso de la ironía

Suelo utilizar el recurso de la ironía (figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice) con demasiada frecuencia. Puede que caiga en el abuso. Y las líneas del post de ayer dedicadas al informe Pisa no iban a quedar desligadas de tal forma de proceder. Pero entre bromas y veras, y después de dedicarle bastantes minutos a ojear los 8,84 Mb, formato PDF, del informe Pisa sobre educación en Canarias, y alejado del poco o mucho corporativismo que aún pueda quedar en las actuaciones de quien esto suscribe, sigo insistiendo en que nada nuevo bajo el sol.
Ahora bien, está cargado de toda la razón un  comunicante (vía e-mail; jolines, que también me leen) cuando alude a que los medios de comunicación solo recurren a titulares, extraídos con pinzas del amplísimo dossier, que pretenden vender  su producto al tiempo que cargan tintas contra el flanco más débil de todo el sistema. Pero, desgraciadamente, es así en casi todo el proceso informativo. Es más, estoy plenamente convencido de que muchas son las ocasiones en las que prima lo anecdótico, lo potencialmente ‘vendible’. Puede que sea el periodismo otra de las facetas que está bien necesitada de un estudio más concienzudo que el de las jorobas ajenas a las que dirigen sus dardos con notoria frecuencia.
Así, en Canarias7 se destaca que el sueldo (bruto) de los docentes es de algo más de dos mil euros, a lo que debemos añadir dos pagas extras, y lo mezclan con los 176 días lectivos del curso escolar, mientras se quedan más frescos que una lechuga sacada de la nevera. A buen seguro de que si les remitimos nuestras nóminas, junto con el certificado de retenciones para nuestra declaración anual del IRPF, no solo no se harán eco en absoluto sino que añadirán que los 189 días restantes no citados son de vacaciones puras y duras. Lo mismo subyace la envidia, pecado capital por excelencia.
Mientras, nada se comenta de los tres, cuatro, cinco o seis mil euros que cobra cualquier concejal de los más de ocho mil ayuntamientos españoles y que, muchos de los cuales, puede que no hayan obtenido el título de graduado escolar. Por supuesto, lo mío es duro, lo de ustedes es peloteo ramplón y barato. Se pasa de puntillas por ese ejemplar del ayuntamiento portuense que se gastó más de diez mil euros en el móvil que le pagamos los contribuyentes, cuando todos presumimos de las numerosas ofertas de las operadoras, mientras se generaliza en lo vagos que son los maestros.
Es lo que tenemos y no le demos más vueltas. Este periodismo de estómago agradecido no puede dar más de sí porque se debe al plato de lentejas. Y el que no, vive de los muertos (lee esquelas). Como estos no se quejan, lo mismo valen para abonar sentencias condenatorias.
Y ya está, ni una línea más. Hasta la próxima, claro. Para concluir, vamos con otro titular provocado por un maestro que tuvo la suerte de quedar al margen del informe PISA, por lo que no alcanza esos dos mil euros mensuales: Rivero estudiará la subida de impuestos si el Estado sigue “ahogando” a Canarias. Vuelve a leerlo, por favor. Y una tercera vez, si no te supone excesiva molestia. Para eso no hace maldita falta estudios de ninguna clase. Si ese ente abstracto llamado España no nos manda perras constantes y sonantes, las obtendremos por otra vía. Si de allá nos ahogan, por  aquí nos sepultan.
Paulino, recapacita un fisco. Si los canarios, es tu versión, lo estamos pasando canutas porque Rajoy no nos atiende con fundamento, ¿cómo demonios vamos a levantar cabeza si nos mandas más sablazos? ¿Vas a subir el IGIC? Pero si ya el consumo está por debajo del nivel del mar, ¿qué va a ser de nosotros?
Leí que has demandado el editor de El Día en defensa de tu honor. Bien que me parece. Y se dice que lo vas a pagar de tu bolsillo y ha contratado un prestigioso grupo de abogados (Despacho Garrigues). Pues mira, disiento. Porque estos editoriales van dirigidos al presidente de todos los canarios. Y deben ser los servicios jurídicos de la Comunidad los que desempeñen ese cometido. Que para eso están. Y si al final se sanciona al vilipendiador, bien recibido será ese dinerito para cubrir algún parche. Por ejemplo, pagar el informe PISA. La opción que has elegido significa, para los legos como yo, que tienes dinero suficiente para cubrir esos gastos extras. Y ello implica que los maestros, y resto de docentes, pensemos que cobras mucho más que nosotros. Y de ese particular nada concluye el informe de marras. ¡Ah!, no tocaba; pues vale.
Perdón, se me olvidaba: qué presentación más chunga, no había ningún gerifalte de la Consejería. ¿No lo ha pagado aún? ¿Y no se pueden acoger a las medidas de Rajoy?  Ven, como periodista no valdría 30 céntimos, me da por preguntarlo todo.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Estrangulados y pisados

Eso de desearle el mal al ajeno no está nada bien. Pero como llevamos –y la que nos queda– una buena temporada ‘estrangulados’ con las múltiples medidas gubernamentales conducentes a solventar el futuro de los banqueros, el contemplar el amago de Jean-Claude Juncker (nada tiene que ver con los calentadores) hacia nuestro ínclito Luis de Guindos me dio cierto gustirrinín. Como cuando uno veía, tiempo ha, Los Pitufos y se alegraba de que el cascarrabias de Gargamel no se saliera con la suya.
Europa nos ha pedido otro pequeño esfuerzo de 5000 millones apenas. Y siguiendo los doctos consejos de la Sra. Cospedal (los españoles tienen que trabajar más; tenemos no dijo, que ya ella lo cobra bien por doble vía), hemos respondido afirmativamente. A ver, interpeló Mariano, ¿cuántos funcionarios hay en esta España nuestra? Tropecientos mil, respondió Montoro, agarrando la pregunta por los cuernos. ¿Verdad que ya te imaginas el resto? No escapamos ni los pensionistas.
Por allá estaban con disquisiciones de tal porte, cuando por estos lares se dio a conocer el informe PISA encargado por Milagros Luis Brito en aquellos tiempos en que no estaba aún desarmando la ZEC. Y del ojeo de sus conclusiones, no creo que haya habido demasiadas sorpresas.
Los docentes cobran mucho y trabajan poco. Eso lo sabía hasta el concejal portuense que se gastó diez mil euros en teléfono durante 2011 (2268 en el mes de julio; no olvides que eran las fiestas y tenía que ‘embarcarse’; ¿fuiste tú, Ledesma?). Lo de cobran mucho lo saben, mejor que nadie, el presidente autonómico y su señora esposa, ambos maestros, quienes lo han sufrido en carne propia desde hace muchísimos trimestres. Y lo de las treinta y siete horas y media estipuladas, somos muchos los que siempre sostuvimos el que nos pusieran un horario fijo en nuestra jornada laboral. Por ejemplo: de 8 a 15,30 de lunes a viernes. O el que estimaran conveniente. Pero no dejar eso de que si el resto de las horas de no permanencia obligada son para labores de no sé cuánto y de no sé qué.
Y la vacaciones se toman en función de las que se conceden, ¿o no? Es el patrón quien decide en este apartado y nunca el asalariado. Como no han sabido salirse de los berenjenales en los que la propia Consejería se ha metido, ahora se buscan excusas para cargar contra los docentes. Pues vale, supriman lo de los cuatro días de libre disposición, supriman la jornada continua, convoquen cursillos de perfeccionamiento durante el mes de julio (para todos), adelanten la acogida temprana a las seis de la madrugada, obliguen a los centros a permanecer abiertos hasta las diez de la noche (con el compromiso de devolver cenados y duchados a los alumnos)… Hombre, contrátenme y les aporto ideas. Pero también para los que llevan aupados desde que Franco vivía, y a los que conminaré al retorno a las aulas.
Pretenden –brillante idea– compensar económicamente a los profesores cuyos alumnos obtengan un mejor rendimiento (me imagino que harán referencia a que apruebe un porcentaje elevadísimo). Estarán saltando sobre una pata sola los de Educación Física, Religión… ¿Sigo? ¿Es esa la manera de acabar con el fracaso? Pues prohíban suspender y asunto zanjado.
Los consejos escolares apenas aportan nada. De perogrullo. Basta echar una visual a los índices de participación de madres/padres en las votaciones correspondientes. Y si le han dado –legislación al canto– todas las prerrogativas a las direcciones, a santo de qué se viene ahora con esta cantinela. Es más, en el mismo informe hay conclusiones contradictorias. Como es la mentada de los consejos escolares con la de conceder más autonomía a los directores. Hombre, a los centros, sí, con mucha menos burocracia de la hasta ahora exigida, pero conociendo un perfil de directores que se apoltronaron con tal de no pisar un aula (político frustrado), mejor déjenlo quieto.
Aun reconociendo que hay de todo en estas viñas (¿de qué señor?), después de toda una vida dedicado a estos menesteres docentes, sigo pensando muy seriamente que la ineptitud, la falta de valía y profesionalidad y otras cuestiones siempre puestas en duda por sesudos estudios y prolijas investigaciones (de carácter teórico), no se hallan en la parte más baja del escalafón, sino que más bien habrá que aplicar aquello de qué buen vasallo si tuviera buen señor. Por si no lo cogieron (los de arriba), qué necesitados estamos de políticos y dirigentes varios con la capacidad suficiente para saber estar. ¿Más claro, no?
Hace dos día entendí el porqué no tuve éxito con mis artículos periodísticos en mis pretéritas andanzas por los medios impresos de esta Nivaria nuestra. Como no fui capaz, mísero de mí, en gastarme un duro en pasteles, mucho menos en cuchipandas y agasajos, así me fue. Hoy lloro mis penas con desconsuelo en este blog. Coge recortes, que me diría la abuela: http://eldia.es/2012-03-13/gente/0-Agasajo-director-editor-D.htm.
Hasta mañana.