lunes, 28 de febrero de 2011

Controlar las lenguas

Poco a poco se van confeccionado las listas electorales. Como su propio nombre indica, todas las personas que se incluyen en las mismas son ‘listas’. Tanto que algunas van en dos. No importa color, sesgo o ideología. En todos. No debe, por tanto, extrañarnos el que nos encontremos un diputado nacional que es concejal del ayuntamiento de su pueblo, un senador que es consejero del Cabildo, otro senador que también es diputado en el parlamento de su comunidad autónoma y un sinfín de casuísticas más. Todo ello aparte de los cargos de representación en sociedades, cajas, fundaciones y más ‘congregaciones’ –manda …ones–, por los que, asimismo, percibe generosas dietas que les permiten alcanzar final de mes de una manera más o menos desahogada.
Este pasado fin de semana correspondió al PSC-PSOE elaborar las correspondientes al Parlamento canario. Como no me atañe cortar el bacalao, de los que van o dejan de ir nada que objetar; ellos sabrán. Sí me quedo con una expresión de Jerónimo Saavedra: “hay que arrimar el hombro y controlar las lenguas”. Como sabe más el diablo por viejo que por diablo, coincido plenamente con el alcalde de Las Palmas (de Gran Canaria, y perdón don José), porque un servidor también sabe algo de tal particular en aquellos viejos tiempos en que uno llegó a circular –por la izquierda, peatón que era uno– en el comité regional del partido. Y si por algo se caracterizan los socialistas canarios es en divulgar a los cuatro vientos, antes incluso de que las reuniones hayan concluido, todos los trapos sucios que se dilucidaron en las horas de debate supuestamente interno. Los medios de comunicación te trasladan, con pelos y señales, cuantas cuitas y desavenencias acaecieron en el fragor de la confección del listado de elegidos para aspirar al puesto de rigor. Bien me encantaría que esta afición por ser tan dados a propagar, se cumpliera a rajatabla una vez ocupen sillas, sillones o poltronas. De ahí la expresión de Saavedra, porque él ha tenido la oportunidad de vivir muchas de estas situaciones. Y llega el extremo a tanto que algunos pretenden seguir en la organización después de haber disparado a mansalva. Incluso hacen acto de presencia en eventos de otras formaciones. El mundo al revés. Mera curiosidad: ¿sigues siendo concejal de Tacoronte, Viciana?
Como estamos iniciando la semana, dejaré el afer gomero para otra ocasión. Creo haber escrito lo suficiente de la fiesta colombina y vamos a dejar reposar la disolución (dos políticos introducidos en ácido), que no solución (todos los políticos en idéntico elemento), para que se forme el poso pertinente. Luego analizaremos con detenimiento y decidiremos el procedimiento a seguir. Pero aquí en Tenerife ya observamos cómo se decanta el conglomerado de los ex. Este pasado sábado se juntaron todos en el TEA y compusieron una verdadera obra de arte (como diría un amigo, un puzzle que te cagas). Se conjuraron para acabar con el ‘régimen’ y apostaron por aliarse con cuanto bicho viviente se escindió en algún momento de su vida inmediatamente anterior. Nada importa que se haya pregonado a los cuatro vientos los principios más a la zurda para atraer a ese electorado desencantado, para a continuación recurrir a la necesidad de pactar con quien sea y como sea a cuenta de los topes electorales. Ya Román se les había adelantado en su excursión conejera y en la isla de los volcanes firmó con lava y sal promesa de amor eterno con el clan (grupo de personas que pertenecen a un mismo tronco familiar, que conceden gran importancia a los lazos de parentesco y que están unidas bajo la autoridad de un jefe) de Dimas. Pero ahora, cuando estampemos la rúbrica con Nueva Canarias, quedará sellado igualmente el pacto de Los Hervideros. Es una lástima que el CCN de Nacho, como consecuencia directa de su exitosa campaña en 2007, haya retornado al redil de Coalición Canaria, que si no lo mismo también tendría cabida en este potajito de berros.
Esgrimen los entendidos que esta ley electoral injusta hace perder una importante cantidad de votos, amén del altísimo porcentaje de abstención en los comicios canarios. Por lo que, en aras de que así no ocurra, vale todo. Y ese todo puede concluir en la conjunción de un sinfín de petardos que darán lugar, sí o sí, a unas explosiones tan sonoras como las de los fuegos del 3 de mayo de mi pueblo realejero. Aclaro que son ustedes los que deberán definir la acepción adecuada para el sustantivo petardo mentado hace un fisco. Cuando Santiago compita bajo el paraguas de este tinglado (yo no voto al PSOE, dijo), deberá tragarse mucho sapo. Porque en algún instante creerá oportuno recordar causas de sus estampidas. Por cierto, siempre desde el mismo gallinero. Me pregunto cómo te han aguantado tanto tiempo. De Corrales nada afirmo porque está más que acostumbrado a ser saltimbanqui (persona que realiza saltos y ejercicios de acrobacia, especialmente si lo hace en “espectáculos públicos al aire libre”). El entrecomillado es mío, no del diccionario. Como anillo al dedo, ¿no?
Como ya se me acabaron los adjetivos para calificar estas situaciones preelectorales, me parece conveniente dar por zanjado el presente. Eso sí, rogaría a sus ilustrísimas piensen siempre (enésima vez que lo repito) que todos aquellos que vamos a depositar la papeleta en el próximo mes de mayo podemos ser al menos tan necios e ignorantes como ustedes mismos. No menos, pero tampoco más. Y cantemos juntos aquello de agrupémonos todos en la lucha final…
Chacho, ya que nunca la han tenido, cojan vergüenza y un cacho de papel de lija. ¿Para qué? Para restregarse la lengua. ¿Se acuerdan de las películas del oeste? Sí, se les enciende un fósforo sin rascar demasiado. Hasta después.

domingo, 27 de febrero de 2011

La Gomera en el recuerdo (17)

El Porvenir de Canarias fue una revista de anuncios e intereses materiales, de administración, instrucción pública,  jurisprudencia y literatura. Indicaba, además, en su cabecera: “Se suscribe en Canaria: En casa D. Antonio Doreste y Navarro á 4 rvn. al mes. Se suscribe fuera de esta isla: Por medio de cartas dirigidas á la redacción francas de porte á 5 rvn. Se publica una vez por semana: los domingos”.
En el número 6, correspondiente al 14 de noviembre de 1852, páginas 1 y 2, hallamos, bajo el título de ‘Pesca canariense’, una curiosa crónica relacionada con la pesca de la ballena y del atún. Va el relato:
“Pesca de la ballena: Entre las varias especies de cetáceos, que se notan en el mar de las Canarias, parece que se encontraban con frecuencia hace años las ballenas y los cachalotes. Nada tiene de estraño que estas dos especies de sopladores, antes que se hubiesen refugiado por decirlo asi en los hielos de los océanos polares, habitasen la templada latitud de las Canarias, despertando la codicia de sus industriosos habitantes. En efecto, la conocida ventaja de su pesca les hizo pensar en utilizarla, y para ello se formó una compañía por acciones, con anuencia y auxilio del Gobierno, quien nombró de comisionado para su realización al Comandante General de la Provincia Marqués de Branciforte; cuyo gefe paso á desempeñar su encargo á la Ciudad de las Palmas de Gran-Canaria en Marzo de mil setecientos ochenta y seis, y después de haber descansado en el palacio episcopal, donde le hospedó suntuosamente el Ilustrísimo Obispo D. Antonio Martinez de la Plaza, salió para el sur de la isla, a cuya costa se habian dirijido ya desde la bahia de las Palmas las embarcaciones y lanchoncs con sus correspondientes útiles y pertrechos para dar principio a la pesca, que tuvo un resultado mui desgraciado, pues los balleneros canarios, de los catorce monstruos que dicen avistaron, no harponaron con éxito ninguno, aunque uno de los barcos pesqueros fue siguiendo algunos de ellos hasta la Gomera. Como queda visto á los empresarios no solamente no debió tocarles ningún ganancioso dividendo, sino que perdieron su capital.
En mil setecientos noventa y cinco S. M. Carlos IV concedio á D. Cristobal de Mujica, natural de las Palmas, el derecho esclusivo de la pesca de la ballena en el mar de las Canarias, encargandosele de que cualquier descubrimiento útil que para ejecutarlo encontrase, lo pusiese en conocimiento del Gobierno, por la via reservada. Estendióse el Real privilegio por espacio de diez años, no contando aquellos en que no hubiese zafra de pesca. De la corte se trasladó el empresario con su Regia gracia á la Gran-Canaria y procedió á disponer los preparativos necesarios para ella, construyendo cuatro faluchos, y proveyendose de los correspondientes útiles. El seis y ocho, de Abril de mil setecientos noventa y nueve salió la espedicion de Las Palmas para las costas del sur de la Gran-Canaria, en donde solamente se cojieron dos ballenatos, de á nueve y media varas de largo, el primero el doce y el segundo el veinte y cuatro de dicho mes. De lo espuesto se infiere que el resultado no fue mui feliz, por lo poco que al buen éxito cooperaron los habitantes, y aun también algunas de las autoridades; ya séase por envidia, ya por mala inteligencia, ya también por desavenencias y oposición al sugeto empresario. En mil ochocientos uno se repitió la pesca sin ningún fruto, lo mismo que en mil ochocientos seis.
Pesca del atún:  Ciertos industriosos genoveses concibieron la idea de establecer una pesqueria para hacer valer los atunes, que frecuentan las costas de la Gomera. Con este objeto D. Francisco Grasso obtuvo en mil ochocientos treinta privilegio por seis años para la salazon de este pescado, con cuya Real gracia fundó un establecimiento en el puertecillo que llaman las Canteras, en el canal que separa la precitada isla de la Gomera de Tenerife. El Sr. Grasso continuo sus operaciones con un producto anual por término medio de docientas cincuenta pipas, hasta mil ochocientos treinta y ocho que terminó su prerogativa.
Desde que el ejercicio de esta pesca quedó enteramente libre, se multiplicaron los establecimientos de salazon, tanto en la misma isla de la Gomera, como en las costas del sudoeste de Tenerife y sur de la Palma. Actualmente existen catorce en las tres islas, los cuales proveen al sostenimiento de ciento cincuenta familias, ocupando ochenta barcos de pesca y transporte, tripulados por ochocientos hombres de mar. Las que se ocupan de esta pesca venden la mayor parte del atún, o casi todo, á los establecimientos de salazón, que lo embarrican para esportarlo á Cataluña. Cada pipa se calcula en tres quintales, cuyo precio medio es de ochenta á noventa pesos fuertes; aunque también ha solido subir á ciento veinte, como bajar á treinta. Puédense llenar anualmente cosa de setecientas, mil, a mil trescientas pipas, todas de esportacion. Los pescadores acostumbran salar algún atún para vender en el interior de la isla. Estos peces arriban en ranchos dos veces al año: en primavera y en otoño; siendo la primera pesca la mejor. Mui rara vez se quedan todo el año”.
Llama poderosamente la atención la enorme cantidad de faltas de ortografía en el texto, lo que demuestra que no eran los cajistas todo lo diligentes que se requería para este trabajo.
El Noticioso de Canarias de 21 de abril de 1854, Semanario de avisos e intereses materiales, editado en Imprenta La Isleña de Santa Cruz de Tenerife, nos trae una de las tanta informaciones que debieron sucederse en una isla que dependió mucho tiempo de la agricultura para poder subsistir:
“Gomera. Hermigua, 17 de Abril. Las lisongeras esperanzas que se habian concebido de una abundante cosecha; ya por lo mucho sembrado, ya por lo favorable del tiempo hasta fin de Febrero, han quedado completamente desvanecidas. Nos faltaron las aguas en la época que mas se necesitaban, y la recolección será la mas escasa que se ha conocido, haciéndose sentir tanto mas esta falla, cuanto mayores habian sido los gastos adelantados, por la mucha siembra que se hizo.
La situación, pues, de esta isla es verdaderamente aflictiva, siendo el único alimento de una gran parte de sus habitantes, el pan de la raiz de helecho, y los ñames. Si hoy se presentase un buque pura estraer familias serian muchas las que emigrarian, sin cuidarse de preguntar á donde las conducian. En nuestra situación nos consuela y alienta la esperanza de que no se perdonará medio para aliviarla, por parte de la autoridad superior del Exmo. Sr. Gobernador civil, en cuya paternal administración, nobleza de carácter, y energía de voluntad para hacer el bien, confiamos hallar protección y amparo en nuestra miserias”.
El mismo semanario tenía una sección titulada ‘Sucesos memorables’, en la que hemos hallado:
“1743. Una escuadra inglesa al mando de Carlos Windson, fondea frente la villa de San Sebastian de la Gomera; despues de un vivo cañoneo contra el pueblo y los fuertes, durante aquel dia y el siguiente, intentan un desembarco, pero son rechazados por las fuerzas del pais, y la escuadra se dá á la vela”. (El Noticioso de Canarias, 31 de mayo de 1854)
“1599. Invaden los holandeses al mando de Vander Doez la isla de la Gomera, pero atacados por los naturales con el mayor heroísmo, se hallan obligados á reembarcarse, dejando gran numero de muertos, y habiendo la artillería de los fuertes echado á pique la capitana de la escuadra”. (El Noticioso de Canarias, 13 de junio de 1854)
Por último, en Eco del Comercio (periódico comercial, científico y literario) de 9 de junio de 1858 (ver ilustración), encontramos:
“Sabemos que en la Gomera la pesca del atun ha sido este año bastante lucrativa, por haberse presentado el pescado en abundancia. Este ramo de industria, que ha hecho crear en aquella isla, algunos establecimientos importantes, merece toda proteccion, y si bien algunas compañías catalanas y mallorquinas son en su mayor parte las que esplotan este minero, no deja de ser un ramo muy útil para la población de la Gomera, que emplea en ello muchos brazos y fomenta así una industria que la naturaleza ha concedido á aquella isla esclusivamente en todo el grupo del Archipiélago Canario”.
Concluyo con un consejo: si sienten curiosidad y arden en deseos de husmear en ‘viejos’ periódicos, no es menester que acudan a las hemerotecas al uso, como cuando uno tuvo, tiempo ha, que soportar escozores de microscópicos ácaros que te dejaban la piel hecha un disgusto. No, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (perdón, don José) tiene un magnífico archivo de prensa digitalizado. Te dejo el enlace por si quieres alongarte: http://jable.ulpgc.es/. Hasta otra.

sábado, 26 de febrero de 2011

Sigue la fiesta

Mi querida isla de La Gomera está de fiesta permanente. Los diferentes partidos políticos se han empeñado en enturbiar la imagen que de esa tierra tenemos muchos enamorados de sus paisajes, de sus gentes, de su gastronomía, de su cultura. Que no hemos nacido allá, pero que acudimos siempre que las posibilidades económicas y la disponibilidad laboral-familiar nos lo permita. Entiendo que a la mayoría de visitantes estas exquisiteces, que nos brindan aquellos que deben velar por su integridad, nada importan, pues, probablemente, las desconocen sin más. Pero como no es mi caso, porque después de los aconteceres realejeros vivo muy cercanamente los acaecidos en mi ‘segunda patria’, no me tiro de los pelos (escasos) que restan cubriendo la masa craneal –porque haría el ridículo más espantoso–, pero siento rabia infinita en que no seamos capaces de dar otro tipo de pasos en direcciones más acordes con lo que entendemos como sentido común. No, parece que los pensamientos de quienes nos representan deben circular siempre por caminos divergentes. Como si aquellos que no nos dedicamos ‘profesionalmente’ a eso denominado ‘cosa pública’ tuviéramos, reiteradamente, planteamientos raros. Tengo, a veces, la impresión, de que concejales, consejeros, diputados creen estar en un plano superior al resto de mortales, creyendo, por ello, que en lógica consecuencia, sus expresiones verbales y sus juicios u opiniones están muy por encima de lo que podamos sentenciar tú y yo. Sin llegar, ni por asomo, mi osadía a la de cierto articulista (bien le gusta a algunos ponerse calificativos junto al nombre) que manifiesta: a más de uno le gustaría que tal vez se produjese un nuevo golpe, más que nada para no tener que responder. Pueblo chico, infierno grande, se dice. Pero si arriba echamos leña al fuego los que libremente hemos optado por dar a conocer nuestras opiniones por escrito, mal asunto. La frase mentada en cursiva no se admite –no debe hacerse– ni siquiera en el fragor de una contienda (política) verbal. Mucho menos debe ser plasmada en documento alguno, máxime cuando la escritura te da la opción de meditar profundamente antes de pulsar ‘guardar’.
Dijo José Manuel Soria que el PP presenta en La Gomera un proyecto cohesionado para cambiar la manera de hacer política en la isla que dura ya muchos años. Y ni se le cayó un pelo del bigote. Para ello recurre a un condenado por la Justicia (independientemente de que el juicio deba repetirse), que lleva en política tanto o más que a los que debe hacer referencia el presidente popular canario, y a otro político que ha sido nada más y nada menos que consejero del Cabildo durante doce años. Y con retales de aquí y allá, unos miligramos de la mágica gotita y… ¡un proyecto cohesionado! Y todo ello porque ‘muchos ciudadanos’ están demandando un cambio, dado que el PP es un partido fresco en La Gomera. Y tan fresco (coloquialmente, desvergonzado). Pero como ya he escrito en anteriores comentarios de muchos más desembarcos políticos, dejémoslo aquí. Como por último se suma al desaguisado el CCN, con abandonos por desavenencias con Pedro Medina, podríamos elevar la categoría de espectáculo a fiesta. Los mismo la Virgen de Guadalupe se halla deprimida por la competencia desleal que esta tropa le está haciendo. De ahí la fotografía que ilustra el presente. Unas ovejas del municipio de Agulo, y que creo haber utilizado en una ocasión anterior, para hacer notar que el ganado (con mi respeto a los animales) merece otros mimbres.
Dejo La Gomera y, para concluir, retorno al pueblo que me vio nacer, en el que anteayer se celebró sesión plenaria. Y como no me gustan los fuegos y estimo que es un despilfarro muy difícil de justificar en cualquier circunstancia, más en esta época de crisis, me centraré en la respuesta del señor alcalde a una pregunta en la que se le inquiría acerca del comentario de Francisco Linares en el acto de su presentación como candidato de CC en el que señaló que Los Realejos era un pueblo indecente hasta 2003, año en que comenzó a gobernar Oswaldo Amaro (primero con el PP y luego con el PSOE). Algo de lo que ya también me hice eco en este blog. También se le demandó si compartía las declaraciones de su primer teniente de alcalde (Tomás Pérez) en sentido parecido de valorar como nula todo el trabajo de pretéritas corporaciones. Y el señor alcalde respondió que ratificaba tanto las del uno como las del otro, matizando, según su entender, que ellos sólo hacían referencia a la gestión política anterior a 2003 y que no hacían alusión a los realejeros. Algo que un servidor no entiende, y ya lo escribí, pues si mi pueblo ha sido indecente, yo también, máxime cuando tuve la oportunidad de formar parte de una de esas corporaciones y, por lo visto, solo nos rascamos el ombligo. No se percata el señor Amaro que su contestación se cae por su propio peso y que raya la contradicción más absurda. Pero como por lo visto no le pasaron mi anterior entrada en la que aludía al particular, le reitero: Si la gestión política hasta 2003 fue nefasta, la culpa habrá que cargarla proporcionalmente a los tres alcaldes habidos desde las primeras elecciones democráticas (1979) en función del tiempo que ostentaron dicha responsabilidad. De ellos, el último, el anterior a usted, que estuvo desde 1987 a 2003 (16 años), habrá sido, por lógica aplastante, el más nefasto de todos. ¿O no? Y usted, o su partido, lo premió con la gerencia de la Mancomunidad del Norte. Me encantaría que me lo explicara. Lo mismo Alfonso Fernández se lo agradecerá infinitamente, porque siempre le queda la opción de culpar a José Vicente como el causante de su exterminación. Usted que se jacta de solicitar coherencia a sus adversarios (sobre todo en el manido proyecto de la Cruz Santa), no creo esté en las mejoras condiciones para predicar con el ejemplo.
Y ahora sí, acabo. Mis más sinceras felicitaciones por la magnífica puesta en escena (a través de llamadas telefónicas de los amigos de rigor) de su intervención en un programa radiofónico en el día de ayer para dar a conocer los puntos tratados en la sesión plenaria antes aludida. Y por supuesto, la culpa de todos los males realejeros, de los otros. Faltaría más. Nos consuela que cuando usted, señor alcalde, ya no esté, nos reste el recurso de difundir que por su mala gestión seguimos siendo los realejeros igual de indecentes. Y un consejo: no siga atacando al grupo popular porque usted mismo se está restando votos, a no ser que para las próximas lo juegue todo a un número de la lotería. De nada.

viernes, 25 de febrero de 2011

Nueva etapa en Radio Realejos

No solo estaba invitado a la inauguración de los remozados estudios de Radio Realejos el pasado miércoles, 23 de febrero (todavía conservo la tarjeta pertinente y la ilustración de este comienzo da norte de la misma), sino que el buen amigo Isidro Pérez me llamó para comunicarme el acontecimiento en nombre del resto de compañeros, en especial de su director José Manuel Martín. Razones de fuerza mayor, y que he dejado entrever en más de una entrada de este blog, me impidieron la asistencia. Las obligaciones familiares deben anteponerse a cualquier otro tipo de circunstancia. Sea como fuere, uno sabe que aquellas puertas siempre las tendrá abiertas, porque no en vano ha sido partícipe de muchos de los avatares de la emisora municipal.
Como uno tiene la ventaja de poder recurrir a nobles gentes, y mejores amigos, basta un simple correo electrónico para que Miguel Gómez Alvarado me remita una importante colección de fotografías, que al final inserto a modo de presentación, en la que podemos observar varios detalles del acto (incluyendo algún amago de baile o mano indiscreta que parece rondar terrenos prohibidos). Recordemos que esta obra de remodelación de los estudios y su adecuación a las nuevas tecnologías digitales, han hecho posible que hoy nuestro pueblo pueda ‘presumir’ de unas instalaciones equiparables a las mejores que puedan hallarse en el mercado audiovisual.
Las obras allí realizadas tuvieron un presupuesto de 126.062,13 euros, financiados a través del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local 2010 (el denominado Segundo Plan Zapatero) y ejecutadas por la empresa AEQ S.A., con la asistencia técnica de la empresa local MTF Comunicaciones.
Copio del blog de la citada emisora: El nuevo equipamiento incluye mesas de mezclas, puestos de emisión y grabación de audio, de redacción, equipos informáticos y el cableado necesario para el correcto funcionamiento del sistema. Es por esto que las obras se desarrollaron en los dos estudios de control, grabación, locutorio y sala de redacción. La reforma en el estudio 1 –el principal de la emisora– permite tanto la emisión en directo, como la producción y la grabación de programas. Además, este espacio y su locutorio cuenta con nuevos equipamientos como mobiliario, microfonía o mezcladores digitales entre otros elementos.
En las instantáneas gráficas que gentilmente, insisto, me cede Miguel Gómez, pueden observar que fueron muchos (de las más diversas facetas y actividades) los que se dieron cita en este acto, que casi coincide con la celebración del 20º aniversario. Dos décadas de la historia de Los Realejos supone el tránsito de cinco corporaciones municipales. Mucho ha llovido desde aquel 1991, cuando se dio inicio a unos tímidos primeros pasos que se han ido consolidando con el devenir de los tiempos. Y aparte de haber sido un vehículo de servicio público, cabe destacar igualmente su labor formativa que ha permitido el ‘salto’ de muchos profesionales que en la actualidad desempeñan su labor en otros medios, otros campos y otros aspectos.
Valga la presente entrada para felicitar muy efusivamente al personal de la Casa y animarles a que continúen la labor de información que como medio público se les encomienda. Congratularnos todos por este nuevo impulso que redundará en un quehacer más fructífero y recomendar humildemente que sagrados conceptos como imparcialidad, neutralidad, pluralidad, objetividad, transparencia… sigan siendo el leitmotiv que guíe el discurrir de este medio de comunicación. Y que nadie jamás ose desvirtuarlos porque se habrá perdido el norte.
Ánimo, adelante, y reitero mi más efusiva enhorabuena.


jueves, 24 de febrero de 2011

Hoy tocaría

Hablar (escribir) del portentoso debate del estado de la nacionalidad, en el que Paulino, también experto minero, nos señala que ya salimos del túnel. No solo no vemos la luz sino que la tocamos con la punta de los dedos. Y lo estamos haciendo mucho antes que España, para general regocijo de don José. Aunque el ‘incordio’ de Padrón se haya empeñado en llevarle la contraria (a Rivero) cerrando el de Los Roquillos (túnel). El martes por la tarde estuve un rato escuchando la radio en cierto lugar de La Laguna y no pude aguantar demasiado. Tuve que apagar el receptor, cerrar el coche y echarme a caminar. Mientras lo hacía pensé que no estaba en Canarias. Abrí los ojos y comprobé… Mierda, otra vez el Camino de las Mantecas.
Hablar (escribir) de lo que leí en cierto sitio: que el PSOE lagunero tira de chequera. Y en otro que el candidato socialista es metrosexual. Todo ello a cuenta de las vallas publicitarias que parece han dado más juego que las de Manolo Artiles. Visto está que todo lo que se salga de la anodina normalidad suscita comentarios y reacciones. Algunas demasiado airadas como las observadas en la primera de las lecturas aludidas. En Diario de Avisos, cuyo antiguo director es ahora secretario de comunicación, o algo así, del actual alcalde lagunero. No, yo no insinúo nada. Pero mira tú que el mismo martes por la tarde, mientras caminaba –ya te lo dije antes–, pude contemplar un amplio despliegue de jóvenes que repartían enormes sobres con el logo de Coalición Canaria (por la zona de La Higuerita y La Cuesta) y el nombre de Fernando Clavijo en letras bien grandes y hermosas. Y era gordo el sobre, tú. Por lo que estimo que dentro había un sinfín de papeles con dibujitos bien hechos. Hice un cálculo mental rápido y el importe del alquiler de la campaña de Gustavo Matos debía ser peccata minuta al lado de esta comentada. Eso, por la boca muere el pez.
Hablar (escribir) de la marcha de Tomás Padrón. Y de su posible sustitución por la ‘joven’ Belén Allende. Pero no, no me apetece. Porque estamos tan acostumbrados a que se permanezca en cargo político más de treinta años, que cuando abandonan en vez de exclamar que ya era hora, pues no, arriba nos ponemos sentimentales y, como en los entierros, qué bueno era. Nada, hombre, que coja una huertita a medias con Inocencio Hernández (buen amigo de la época de la antigua IPS) y se dediquen ambos a cultivar. Luego se dan unos pateadas por Erese y Guarazoca, y mañana vuelta a empezar. Que no se acaba el mundo con dejar un escaño o una presidencia cabildera. Pídanme consejo. Además, uno acaba olvidándose. Y la gente también se olvida, y te olvida. La memoria es muy selectiva y todo lo que huela a ‘viejo’ (con mis respetos) concluye con lo de agua pasada no mueve molinos.
Hablar (escribir) del ‘Almirante del Penitente’, a saber, Marcos Brito, todavía alcalde portuense, enfrascado en dieciocho mil follones, pero apoyado hasta por (ir)responsables de prensa de otros ayuntamientos (y tertulianos de noche). Leí (bien lees) que se ha comprometido con las trabajadoras de Tarajal. Antes, cuando éramos jóvenes, también estábamos comprometidos o sin compromiso. ¿Te acuerdas? Incluso había que ir (¡unos nervios!) a pedir la mano. Me asombra la capacidad de nuestro hombre (también herreño). Nada más enfundarse el uniforme (le costó, pero entró) para presentar a bordo del navío carnavalero a las candidatas a reina, y aprovechando el traje de gala, se dijo: ahora mismo me comprometo. Y dicho y hecho. ¿Con todas, Marcos? Ahí, y que se mueran los feos.
Hablar (escribir) de ‘la quícara’, también conocida como la ‘Princesa Dácil’. De la princesa sabemos algo más por los libros de historia. Con un mucho de leyenda, pero bueno. Y de quícara, palabra que no está en los diccionarios ‘españoles (¿lo vas cogiendo?), hemos podido copiarnos (diccionario histórico-etimológico del habla canaria, de Marcial Morera y editado por El Día, ¿lo acabaste de coger?) que se trata de una gallina de pequeño tamaño y gran vivacidad, y por aplicación metafórica, mujer vivaracha y agresiva. Pero como uno es más de campo que toda esta sarta de ilustres, y mamó naturaleza por un tubo hasta que se volvió urbano (como Wladimiro), ha visto que tan pequeños huevos (los que pone la quícara, no vayas a…) a veces vienen con dos yemas. No sé, Anita, si cuando Paulino sea Mencey de nuestra República podrá recomponer el gánigo. Complicado lo vislumbro.
Así que, estimados amigos, siento haberlos defraudado en el día de hoy. Espero que mañana vengan mejor las cosas y pueda de nuevo estar con ustedes comentando asuntos de aquí y de allá. Más de los primeros que de los segundos.
Me voy a acostar otro fisco.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Educación y Cultura

El 21 de febrero de 2006 se celebró por vez primera el Día de las Letras Canarias. Fecha en la que se cumple o conmemora el aniversario de la muerte del insigne polígrafo José de Viera y Clavijo, nacido en el Realejo de Arriba el 28 de diciembre de 1731 y fallecido en Las Palmas el 21 de febrero de 1813. Ayer estaba invitado para asistir al acto institucional que tiene lugar cada año en la plaza realejera que lleva tal nombre. Los políticos olvidan que el resto de mortales debemos trabajar en esas horas tan intempestivas. Sí, los jubilados también. No pretenderán que les cuente ahora mi vida, porque no ha lugar, pero seguimos sujetos a unas disciplinas laborales y no disponemos de la facilidad que ellos tienen. Cuando pasé por el lugar, de vuelta de un quehacer ineludible, atisbé a los rezagados. Como no eran del equipo gobernante, puede que estuvieran comentando la intervención de nuestro estimado alcalde, que reclamó como una absoluta prioridad “la rehabilitación de la casa natal” del ilustre autor.
Desde los albores de la democracia en España (perdón, don José), y, por ende, en Los Realejos, se ha venido insistiendo ante Cabildo y Gobierno de Canarias para la adquisición del inmueble. Los primeros concejales de educación y cultura desde aquel lejano 1979 (primeras elecciones democráticas municipales) ya realizaron múltiples contactos con los consejeros respectivos para que tal iniciativa no cayera en saco rato. No había, por supuesto, Día de las Letras Canarias, pero se era consciente de la gran trascendencia de Viera y Clavijo y de lo importante que sería poder disponer de una casa museo en el municipio que lo vio nacer. Por ello, 32 años después, no entiendo bien las palabras de Oswaldo Amaro acerca de la rehabilitación. Los realejeros sabemos sobradamente de que no es la oratoria de nuestra primera autoridad su principal virtud, y queremos suponer que se habrá trabucado una vez más y ha querido manifestar “adquisición”. No estoy yo al tanto de estos asuntos, pero es posible que en la citada edificación viva aún alguna familia. Por lo que habrá que adquirirla para después rehabilitarla. Pero tres décadas se antojan demasiado tiempo. Y ahora, me imagino, cargarán las culpas en José Vicente González porque él estuvo dieciséis años. Como ciudadano de a pie me da exactamente igual. No obstante, hay discursos que no se sostienen. La Casona de Rambla de Castro, ya propiedad municipal, no lleva mejores visos de arreglo. Y, acuérdense, la suerte de la Casona de La Gorvorana correrá un camino paralelo, de penas y vicisitudes. Cuando tengamos instituido el Día de la Ciencia (canaria), celebraremos allí el primer acontecimiento institucional. O quizás en la que vivió Agustín Espinosa (algo que parece no querer mover por ciertas relaciones con algún afiliado de CC). Porque el viceconsejero de Cultura, Alberto Delgado, en el mismo acto, reconoció no estar de acuerdo con la propuesta unánime (posterior reculada de Dulce Xerach, viceconsejera de Cultura y Deportes cuando se inició esta aventura allá por 2005) de los parlamentarios autonómicos en dedicar la celebración del próximo año a la figura del físico Blas Cabrera. Y abogó por la implantación de otra conmemoración: el Día de las Ciencias Canarias. Mira tú que va a resultar que la metedura de pata de los sesenta ilustres y bien documentados diputados va a suponer un mayor gasto, que pagaremos todos, porque tendremos que hacer dos fiestas, funcionando a la perfección el viejo dicho de ‘culo veo, culo quiero’.
¡Ah!, sí pasé por la tarde ante el busto de Viera y Clavijo. Dos hermosas coronas se hallaban aún en el lugar. A lo mejor con ese dinero hubiesen comido ese día un par de familias. Claro que es demagogia barata. La misma que maneja Milagros Luis Brito para no enviar un sustituto al CEIP La Era (Guía de Isora). La misma que practica José Miguel Ruano con su ‘guanchancha’. Idéntica a la esgrimida por Willy García con sus galas, en claves y repeticiones hasta la saciedad. Y sigue tú poniendo ejemplos a punta pala.
Menos mal que el PP viene a nuestro rescate. Ya lo practica a raudales en La Gomera. Isla en la que los acontecimientos políticos son tantos que lo mismo se hunde antes del 22 de mayo. Espero que no, siquiera sea por las relaciones sentimentales que me unen a ella. En ocasiones como la presente, cuando una cita electoral se avecina, es donde se palpa la desvergüenza política. Estos arribismos, o desembarcos, son los que te hacen pensar lo peor de tanto aprovechado. Mientras, habrá que seguir felicitando a madres y padres del colegio isorano antes aludido por su loable empeño de hacer ver a los testarudos que rigen la educación y la cultura en estos peñascos que no todo se puede reducir a números, síntoma inequívoco de que jamás han pisado un aula y, para mayor desgracia, ni se leen sus propias normativas, en las que un maravilloso preámbulo o exposición de motivos pinta de color rosa lo que en la realidad es más negro que los sobacos de un grillo. Estoy casi a punto de que el asco me provoque náuseas.
Que tengan un feliz día. Por cierto, Tomás Padrón se va algo cabreado con Paulino. Pasen y vengan a ver el circo.

martes, 22 de febrero de 2011

Aparcamientos del HUC

Antes de introducirnos en el asunto que hoy nos concita, y relacionado con mi comentario de ayer, mostrar mi total extrañeza ante las declaraciones de Manuel Fernández (senior), secretario general del PP canario, viejo zorro (acepción quinta: hombre muy taimado y astuto) político de la escuela herreña de El Pinar (otro ejemplo es Eligio Hernández, de oficio teórico el saber más que nadie en asuntos judiciales, y de práctico el perder la mayoría de juicios en los que se sumerge en calidad de abogado defensor), quien celebra la llegada a su partido de los que fueron hasta hace unas horas militantes de CC en Valle Gran Rey porque La Gomera está harta de Casimiro Curbelo. Mezclamos Las Vueltas con Borbalán y que siga la fiesta. Luego respiró profundamente y se quedó dormido como un bendito. Fernández y Bethencourt se conocen desde los tiempos de la UCD y han compartido andanzas parlamentarias y de otra índole. Ahora vuelven a caminar juntos porque el ‘desembarco’ de Esteban ha sido una acción fruto de un largo periodo de reflexión. Mira, lumbrera, un largo periodo de reflexión sería, verbigracia, si yo volviera a militar en el partido socialista canario. Ficha a Santiago, hombre honrado y cabal, al que sus reiteradas declaraciones (en San Borondón, por supuesto) delatan cada vez más y que en el fondo desea un descalabro morrocotudo de los que todavía son sus compañeros para volver cual salvador al uso. Menuda tropa.
Saben los estimados ‘fisgoneadores’ que poderosas razones familiares nos tienen atados al Hospital Universitario de Canarias desde hace mucho tiempo. Y que las atenciones y servicios del personal sanitario han sido siempre dignos de encomio. Lo he manifestado públicamente y a pesar del paso inexorable de los días mi pensamiento no ha variado un ápice. Y no me quisiera yo ver involucrado en esa profesión de ‘alto riesgo’ en la que cualquier fallo te puede poner en la picota con una facilidad pasmosa.
Pero habrán podido deducir por el titular que no van los tiros en esa dirección. Y quisiera aprovechar todas las promesas de los que nos van a representar a partir del próximo 22 de mayo, que van a hacer todo lo que hasta ahora no han hecho (pero que ya lo habían prometido en 2007), para que alguno (si tiene tiempo y lo cree como un asunto de alto interés ciudadano) tome cartas en no solo las desorbitadas tarifas que rigen en los aparcamientos del HUC, sino lo que yo entiendo como un robo a mano armada, pues considero que los precios establecidos en los carteles informativos pertinentes no se corresponden con lo que te señala la máquina (tragaperras) cuando introduces la tarjeta que otro artilugio te escupió cuando entraste en el edificio.
Uno sale chungo tras la visita de rigor y hagas o no cola ante la susodicha, siempre te sorprende con lo que marca la pantalla. Parece que los diez primeros minutos no se paga, pero si estás once deben cobrarte los diez aludidos y por el restante abonas la hora completa. Si la primera planta está reservada para los minusválidos (medida loable), si la segunda está casi siempre a tope, debes irte a la tercera o cuarta. A ver quién es el guapo que resuelve cualquier diligencia en esos raquíticos diez minutos. No te da tiempo ni de llegar a la puerta de la salida.
No pretendo que se equiparen a los aparcamientos de mi pueblo (Los Realejos), módicos donde los haya, pero lanzo la propuesta al todopoderoso Antonio Alarcó para que en cualquier rato libre que le quede investigue este particular. Su triple óptica de cargo en el Cabildo, sanitario y aspirante debe ayudarle en tal menester. Este ‘negocio’ me recuerda el de las flores en las puertas de los cementerios, como los muertos no se quejan… Sí, coño, hablemos claro, del hospital no sales muerto, pero sí bastante jodido. Y arriba te clavan de mala manera. No conozco a uno que esté de acuerdo con tan abusivos importes, pero todos asentimos, nos callamos y mañana vuelta a empezar. Y si tienes que ir ocasionalmente, apechugas con el desembolso y te olvidas. Pero cuando vas un día sí y el otro también, y pasan semanas y meses, comienzas a notar la liviandad en el bolsillo. Y por respeto al enfermo te olvidas de hacer cuentas. Me gustaría trabajar en esa empresa y que me corresponda hacer caja. Tiene que ser una gozada. Y no gastan mucho, no, porque los baños siempre están cerrados. Ellos saben que en las dependencias hospitalarias hay bastantes, y el que viene con un retortijón puede caminar unos metros más.
Ya sé que la otra opción es aparcar donde les venga en gana a los que, con la vista gorda del ayuntamiento lagunero, se han adueñado de aceras, jardines, incluso espacios de edificios abandonados. Y por ello te cobran o te rayan el coche. Elige la opción que estimes adecuada.
Me acuerdo ahora que José Vicente González Bethencourt también es galeno y político. Habrá más, pero ellos deben tener aparcamiento gratuito. Que se los deberemos pagar todos aquellos a los que no nos queda más remedio que entrar por el aro. Enviaré este enlace a los dirigentes que tengo incluidos en mi agenda, porque hasta mayo hay tiempo para todo (hasta para escribir y remitir comunicados a los medios de comunicación). Lo mismo alguno mueve algún papel o eleva queja al respecto. Espero noticias, pero a este ladronismo hay que meterle mano.
Hasta mañana.

lunes, 21 de febrero de 2011

Desembarcos

Aclaro previamente que la fotografía es de La Gomera. Pensaba incluir un paisaje de Valle Gran Rey, o una instantánea de una de las rampas (inoperativa) del muelle de La Villa, o del pescante de Hermigua, o de La Encantadora. Pero al final me decidí por esta rara composición (se me parece a un vídeo que circula por la Red en el que se hacen dibujos con la nata en una taza de café) en la que podemos observar unos patos por Los Chejelipes ‘hablando’ tranquilamente de los últimos acontecimientos (políticos) de la isla.
No sé si la rampa de Fred Olsen antes aludida se rompió a causa de tanto desembarco. De ser así, mucho habrán de cuidarse los buenos amigos gomeros porque la convocatoria electoral del próximo mayo está provocando unos cismas increíbles en la isla. Y no hay partido político que se escape de la quema. De todos ellos, el partido popular parece ser el que más está pescando en este río revuelto. Da la impresión de estar poniendo en práctica la teoría del triple ordeño que una granja de Agüimes ha experimentado con cierto éxito. Nada novedoso, por cierto, porque desde que Paulino ordeñó la cabra en La Aldea se dio cuenta de que se podían obtener unos litros más con tal procedimiento. Si está bueno Rivero para ver salidas a los túneles. Y como el PP nada quiere saber de sus antiguos socios y pretenden obtener una nueva mayoría suficiente, no se recata en copiar ideas y andar al acecho por si alguno quiere embarcar.
Por aquí bien cerca han subido al lanchón a Juanito Gorrín. Y aprovechando el atraque en Los Gigantes, se montó asimismo Sebastián Ledesma. Tras un largo paseo por la costa norte de la isla, lo bajaron en el muelle pesquero portuense y, a día de hoy, todavía se le ve paseando por La Ranilla y alrededores con Meca y Luis Miguel. Parece que asimila bastante y ya es capaz de diferenciar una lapa de una almeja. Hace tres noches se le escuchaba entonar, como al pobre José Ravelo en la playa realejera de Los Roques, el reclamo (canto y silbo) para atraer alguna morena. A saber, entrena con avidez para adquirir lo más pronto posible el funcionamiento adecuado del lazo.
Pero volvamos a La Gomera. En Gran Rey se cumplieron los vaticinios y la tropa de Esteban Bethencourt ha sido rescatada. No, por Salvamento Marítimo no. Eso fue a don Pablo Jiménez que sólo estuvo algo más de un día a la deriva. En nuestro caso el salvador fue Jesús David Ramos, presidente de los populares gomeros, quien acudió –algo que no entiendo– a una convocatoria de asamblea de CC. En la que se dijo que los convocados ya no eran de CC, y allí mismo propusieron a Esteban como candidato a la alcaldía, pero por el PP. Por supuesto, se proclamó a babor y a estribor que de lecciones de ética, nada de nada. Acabó, pues, la incertidumbre del naufragio de Bethencourt tras sus idas y venidas por los juzgados. Tras haber hecho y deshecho a su antojo cuanto le vino en gana durante muchísimos años, ahora el culpable es Víctor Chinea.
Tras la moción de censura –válida cuando nos interesa y reprochable cuando no– “ese tipo que está en el ayuntamiento ha arruinado Valle Gran Rey”. Él por lo visto no lo hizo cuando cobraba de dos fuentes (menos mal que no utilizó todos los chorros de Epina). Que su particular caso haya llegado hasta el Supremo es mera anécdota, éticamente intachable. Habla Esteban de la “traición que nos hizo uno de los nuestros”. Lo suyo es incalificable. Pero como, eso dice, tiene el terreno bien abonado (vuelve a las antiguas andadas), la apuesta deberá salir a pedir de boca. Aquí (en el PP) no se pregunta de dónde se viene sino a donde se va. Puse las tildes en los ‘dondes’ de tal guisa para significar que el pasado es oscuro, incógnito, mientras el futuro es nítido, diáfano.
Sí, se ha dado el pistoletazo de salida en la bella población gomera. El ‘traidor’ (a decir de los antiguos coalicioneros, ahora populares de toda la vida) repite también, pero en esta ocasión de la mano del PSOE. Y aun con estas componendas cierta encuesta –Canarias 7– (que cada vez me creo menos) da unas expectativas increíbles a CC (¿a quién presentan ahora en Valle Gran Rey?). Algo que no entra en los cálculos del más optimista. Porque, por ejemplo, al candidato de Vallehermoso no lo he visto jamás en La Gomera. En Tenerife sí. Lo mismo me promociono y me nombran a mí.
Pues así está el patio colombino. Bastante entretenido. Porque algún histórico del PSOE también se ha ido de excursión. Ahora son socialistas por La Gomera. Y antes lo eran por la Cochinchina. Román, tras su pacto con el PIL conejero, quiere desembarcar asimismo, cual un Juan Rejón cualquiera, para intentar pescar ‘más que sea’ un pulpito…
Ayer domingo me prometí al levantarme que no iba a leer los periódicos. Y mira el resultado. Con lo feliz que yo estaba con mi “Gomera en el recuerdo” (reiterar las gracias a los digitales que los reproducen allá), debo recurrir a estas ‘enfermedades políticas’. Claro, entre la homilía de Wladimiro (tengo unas ganas que cambie de guion –¿le pongo o no la tilde? –; las manifestaciones de Santiago Pérez (¿está o no en el PSOE?, que alguien me aclare, por favor, lo que significa ser militante, porque otro de Las Palmas, que se firma como tal, habla, sin tapujos de “desprecio a la militancia”: me lo imagino por Las Canteras con megáfono); la insistencia de no participar en las listas de Pedro Anatael; la escondida de Jonay; las visitas de Oswaldo a las obras (ya se puso casco, me hizo caso, y Tomás también)… Me voy. Qué manera de comenzar una semana. Creo que seguiré los pasos de mi estimado presidente, luchador nato y fajador como ninguno, y me apuntaré a lo del triple ordeño. Sigo admitiendo propuestas, porque para tal requisito es menester, por lo que puedo observar, ‘practicar la política’. Hasta luego.

domingo, 20 de febrero de 2011

La Gomera en el recuerdo (16)

Finalizaba el siglo XIX y en El Auxiliar (20 de diciembre de 1899, páginas 1, 2 y 3) hallamos la transcripción de un pasaje del acta de una sesión en el Congreso madrileño en el que se hace un ruego al ministro de Fomento (responsable de la educación –instrucción primaria– en aquel entonces) para que los maestros, entre otras cosas, no tuvieran que ir a hacer los exámenes de oposición a Sevilla.
Antes, si me lo permiten, recordarles que El Auxiliar, subtitulado ‘periódico de primera enseñanza’, se editaba en Santa Cruz de Tenerife (Calle de Ferrer, número 3), que se publicaba tres veces cada mes al precio de 2 pesetas cada trimestre y que el ejemplar citado hoy se correspondía con el número 476 (año XIII, 3ª. época). Y ahora sí, vamos con la noticia:
«Restablecimiento del decreto de 1874, autorizando á los maestros de instrucción primaria de Canarias para pasar sus exámenes en la capital de las islas: ruego del Sr. Marqués de Villasegura. Contestación del Sr. Ministro de Fomento. Rectificación del Sr. Marqués de Villasegura.
El Sr. Marqués de Villasegura: Perdone el Sr. Ministro de Fomento, mi distinguido amigo, que sin previo aviso me tome la libertad de dirigirle un ruego, que es de la más alta importancia por relacionarse con el adelantamiento y la cultura de la circunscripción de Tenerife, que tengo el honor de representar aquí.
El ruego está relacionado con una solicitud de que no sé si S. S. tendrá conocimiento, de la Real Sociedad de Amigos del País de Tenerife, por la cual suplican á S. S. que tenga la caridad de que se conceda á la Escuela Normal provincial de San Cristóbal de la Laguna, la misma gracia que otorga el Real decreto de 5 de Mayo ultimo á la de maestros de las islas Baleares. Justo, justísimo, equitativo y de justicia es el ruego de esa Real Sociedad, pues si prevaleciese el Real decreto de 23 de Septiembre de 1898, ó sea del tiempo de mi respetable amigo Sr. Gamazo, pues si prevaleciera ese Real decreto, los alumnos que obtengan título profesional sólo podrían desempeñar escuelas públicas de dotación inferior á 825 pesetas, con descuento. ¿Cree S. S. que tan mezquino sueldo puede ser motivo para que la juventud canaria se dedique á la honrosa carrera del magisterio normal?
Seguramente que S. S. con su claro talento comprende que ello es imposible, por mucha que sea la vocación y hasta la necesidad de esa juventud.
Si á las islas Baleares, con muchísimo acierto, equidad y justicia se le concedió por Real decreto de 5 de Mayo último el privilegio, llamémosle así, de que estos maestros normales puedan examinarse en la capital ó donde se hallen establecidas las escuelas normales, sin necesidad de ir al distrito universitario para sufrir sus exámenes, igual justicia le asiste á las islas Canarias, si aun no fuera mayor, pues desde las islas Baleares á Barcelona, que es la capital del distrito universitario, se tarda unas cuantas horas, el pasaje es barato y puede decirse que se hace con bastante comodidad; mientras que para venir desde las islas Canarias al distrito universitario, que es Sevilla, se necesitan tres días de viaje en muy malos buques, siendo el pasaje muy caro, lo que supone gastos imposibles para un pobre.
Por consiguiente, si ha sido equitativo y justo, que yo lo reconozco, el conceder á las islas Baleares ese privilegio de poderse examinar sin salir los maestros de sus islas, también es justo que á las islas Canarias se las conceda igual beneficio, tanto más que hace algunos días yo dije a S. S. que había algunas islas, y para hablar más claro, la isla de la Gomera y la del Hierro, que yo he visitado hace un mes, en donde no hay una escuela hace diez años, y S. S. comprenderá los perjuicios enormes que ocasiona este abandono, esta desidia; pero no es posible que pueda haber escuelas cuando se da á los maestros un sueldo verdaderamente mezquino, y eso cuando se les paga, que no se les paga siempre, pues á mí me consta que hay allí maestros titulares en la Gomera, que hace muchos años que no cobran ni ejercen su profesión, pues ni local tienen.
Mi petición no puede ser más justificada. Las islas Canarias no están en las mismas condiciones que las provincias de la Península, donde bastan unas cuantas horas de viaje cómodo y barato, casi siempre en ferrocarril, para ir de cualquier pueblo á la capital del distrito universitario. No sucede así en Canarias: allí no hay más medio de comunicación que un vapor malo, y puedo decirlo de ciencia propia, con unos precios de pasaje que difícilmente pueden pagar esos pobres maestros que ganan 825 pesetas al año.
Hay precedentes en favor de lo que pido: por Real decreto de 29 de Agosto de 1874 se concedió á los maestros de Canarias que pudieran hacer sus exámenes en las Escuelas Normales de Las Palmas y de San Cristóbal de la Laguna; de modo que no habría que hacer más que volver á poner en vigor ese Real decreto.
De todas suertes, yo ruego encarecidamente al señor Ministro que haga extensivo á las islas Canarias el privilegio otorgado á las islas Baleares, porque es de toda justicia y equidad, y porque esa disposición será altamente favorable para la modesta clase del magisterio normal, y sobre todo para la cultura é instrucción pública, harto necesitada de protección en nuestro país; mucho ha influido el atraso que en este punto padecemos para las recientes desgracias, que ahora lamentamos.
Conceda, Sr. Ministro, á la Escuela Normal de la Laguna, como se ha hecho con la de Baleares, el derecho para expedir títulos que den aptitud para desempeñar toda clase de Escuelas en Canarias, en vista que aquella Normal no puede ser elevada á superior por carecer de medios aquella Diputación provincial.
Y ya que el Consejo de Instrucción pública se ocupa de las Escuelas de Artes y Oficios, no olvide S. S. de establecer alguna en la capital de Canarias, que tan digna es de la protección del Gobierno.
El Sr. Ministro de Fomento (Marqués de Pidal): Desde luego prometo á S. S. tener muy en cuenta estas observaciones, que en el fondo me parecen muy atendibles. Estudiaré el asunto, y procuraré resolver en armonía con los deseos expresados por el Sr. Marqués de Villasegura. No puedo en este momento dar una contestación definitiva, porque no he oído bien todo lo que S. S. ha dicho, y, sobre todo, porque tratándose de un asunto importante, como lo son todos los que se relacionan con la enseñanza, exige de mi parte el necesario estudio. Pero repito que abundo en las opiniones expuestas por S. S., y espero que muy pronto podré darle contestación categórica y satisfactoria.
 El Sr. Marqués de Villasegura: Estoy muy tranquilo con la oferta que me hace el Sr. Ministro de Fomento, porque hace años tengo la honra de conocer á S. S. y sé que uno de sus mayores desvelos es la difusión de la enseñanza. El ruego que le he dirigido es de tanta justicia y equidad, que, cuando S. S. lo estudie, estoy seguro de que dictará una resolución satisfactoria, por la cual y por sus buenos deseos le doy gracias muy expresivas, expresándole por anticipado mi gratitud y la de mis representados».
Si se han tomado la molestia de leer con atención esta intervención, habrán podido comprobar que 111 años después no han cambiado demasiado los discursos. Porque llama poderosamente la atención la referencia a los medios de transporte en la Península y en Canarias. No me negarán que esta cantinela no se la han escuchado a nuestro presidente en más de una ocasión. Por lo que uno a veces se plantea para qué demonios demandamos más autonomía si luego tenemos que recurrir a Madrid para que arbitre sobre los asuntos archipielágicos canarios. Tanto es así que hemos consignado una buena cantidad de euros para que nuestros representantes tengan en la capital de España el auto dispuesto cada vez que bajan del avión. De otra parte, meditando los contenidos de las intervenciones políticas de años idos caemos en la tentación de las comparaciones y, al menos es mi caso, estimamos que los cargos electos actuales dejan mucho que desear. No obstante, si alguien debe estar contento y feliz es el alcalde de mi pueblo realejero, don Oswaldo Amaro Luis, a quien le escucho en reiteradas ocasiones la expresión ‘digámoslo así’. Hoy me acabo de enterar que se la copió de don Imeldo Serís Granier y Blanco, Marqués de Villasegura, marino, senador y congresista (‘llamémosle así’). Y curioso, cuando menos, la sinceridad del ministro al señalar que no había oído bien lo que se le demandaba. Los de ahora ni te oyen ni te escuchan, y encima se callan como tusos.
Conozco La Gomera desde hace algo más de 48 años. Cuando la visité por vez primera, seguía con ese atraso secular que estos comentarios y reseñas han ido poniendo de manifiesto. Con satisfacción he podido comprobar el cambio radical que ha ido ‘sufriendo’. Y con conocimiento de causa expreso que me gustaría tener en el entorno tinerfeño cercano, por ejemplo, unas carreteras como las actuales de la Isla Colombina.
Procuraremos persistir en el empeño de seguir husmeando en viejos papeles, ahora, afortunadamente, digitalizados. Hasta la próxima.

sábado, 19 de febrero de 2011

De juzgados

El 24 de mayo de 2010 publiqué un comentario en este blog que titulé ‘Concejal rayador’. Me refería a la sentencia condenatoria al concejal socialista portuense Ángel Jonay Rodríguez López, pescado con las manos en la masa rayando un coche ajeno. Del mismo rescato unos párrafos:
“Los medios de comunicación (es un decir) se hacían eco de la anormal situación y alguno, incluso, se sumaba a la fiesta. Eso, leña al mono que es de goma. La libertad de información era interpretada a ojo de buen cubero. Abogados de chaqueta y corbata y picapleitos de poca monta argumentaban encumbradas intervenciones con lo de ‘me contaron’ o ‘a mí me lo dijeron’. Eran las nuevas corrientes filosóficas y literarias que llegaron de allende los mares. Como en los años idos en que la ciudad fue una esponja.
En ese contexto atípico surgió indeterminado concejal que, una vez fue desalojado del chiringuito que regentaba cuando pertenecía al equipo de gobierno, quiso declarar la guerra por su cuenta al supuesto enemigo. Y se dijo: ojo por ojo y diente por diente. Tú me das, yo te doy. Tú me dices, yo no me callo. Tú me insultas, yo también sé. Soluciones, como se atisba, muy ‘democráticas’, encaminadas a la paralización de las posturas ‘dictatoriales’ del contrincante.
Una noche, qué raro, vio los cielos abiertos. Aprovechó las tinieblas de La Villa (Isaac, pon más bombillas) y juró vengarse. Tras los calificativos de rigor, calco de los que él también recibió (ley del talión), punzón en ristre, cambió por unos instantes el eco adormecido de unos zapatos en el empedrado de vetustas calles, y… ¡a rayar!. Dicho y hecho. Pero lo trincaron. Genial, portentoso, plausible.
El juzgado ha dictado sentencia. Condenatoria, por supuesto. Qué ejemplo. Otro garbanzo negro para sumar a la lista de desaguisados que han hecho historia, triste y lamentable, de (y en) Puerto de la Cruz.
Ha pasado casi una semana. No tengo conocimiento de que Ángel Jonay Rodríguez López haya tenido la dignidad de largarse, de esfumarse, de esconderse debajo de una piedra. No, ahí continúa. Como ejemplo a imitar, como emblema de una juventud preparada. Quizás necesite ir al diccionario y observar que raya tiene, además de la dosis de droga en polvo, otro significado que nos viene como anillo al dedo: término o límite que se pone a algo, tanto físico como moral. Y como te has pasado de la raya, Jonay, ¿a qué esperas?
Quisiste jugar a lo que no debiste. Quisiste emular a quien te puso en solfa. Quisiste batallar con armas de destrucción masiva. Quisiste, en suma, sumergirte en el lodazal. Y saliste pringado porque te trincaron con las manos en la masa. ¡Ah!, la justicia es imparcial y ahora se juzgaba una acción concreta. Por supuesto que tan deleznable como las que tú pretendías enmendar. Pero a un político se le presupone, como mínimo, dos dedos de frente. Espero que lo hayas entendido. Y mi objetividad no supone dar carta de naturaleza a otros excesos verbales. Ni justificarlos, porque flaco favor está haciendo a la democracia este ¿periodismo? de lenguas retorcidas y viperinas y ejercido por sujetos sin entrañas y de más que dudosa calaña”.
Perdonen que me haya extendido, pero quería evitarles el que tuvieran que acudir al artículo en cuestión. En aquel entonces Jonay no se marchó. La sentencia no era firme y pensaba recurrirla. Como así hizo, mientras permanecía acomodado en el salón de plenos. Hace unos días la Audiencia Provincial ha dictado que no procede la apelación y que, en consecuencia, ratifica la sentencia del juzgado orotavense. Cuando redacto estas líneas sigo sin tener conocimiento acerca de lo que piensa hacer ahora el concejal condenado, ni si la agrupación socialista de Puerto de la Cruz estima oportuno mover ficha o, por el contrario, va a premiarlo con un puesto de salida en esta inminente convocatoria electoral.
Lo mismo nos encontramos ante otro afer semejante al del líder del PP en Canarias. Porque José Manuel Soria no escarmienta y a pesar de haber alcanzado el enésimo varapalo judicial (archivo de la queja presentada contra la juez Victoria Rosell, a la que acusaba de haber redactado la denuncia del denominado ‘caso salmón’), sigue erre que erre estimando que la razón está de su parte. Claro, mientras nosotros le pagamos, él, como expresé ayer, se pasa los lunes en Madrid y de martes a viernes de visita en los juzgados. Además, practicando la doctrina señera de los populares: aplicarle a los otros lo que no quieren para ellos. No le entra en la cabeza a nuestro prohombre que la prescripción valga también para el contrario. Pero como de estas idas y venidas a los palacios de justicia podrán ustedes disponer de más detalles en canariasahora.com, vuelvo al meollo de la cuestión.
Se quejó amargamente Jonay en mayo próximo pasado que se le atacaba injustamente. Recorrió muchos medios de comunicación (sobre todo radiofónicos) para declarar su inocencia. Debemos estar atentos para comprobar con qué nos sorprende ahora. Puede que haga lo de Soria: a pesar de lo que dictamine la justicia, la razón está de mi parte porque tengo un acta notarial que bla, bla, bla.
Te lo repito, Jonay, caíste en la trampa que te tendieron, quisiste emular lo que nunca debiste, quisiste pagar con idéntica moneda y te cogieron. La pringaste y de camino enfangaste a tu partido y a tus compañeros. A qué esperas para arriar velas, para recoger tus bártulos y a practicar tus arrebatos juveniles sin cargo alguno al que denigres. Te has puesto a la altura del betún y has mancillado el honorable puesto de concejal de la manera más ignominiosa. No, te insisto en mi planteamiento de aquel entonces: no justifico con esto otros procederes de quienes se dicen periodistas. Y no porque no lo son ni lo que practican puede considerarse, en manera alguna periodismo. En su libertad (por supuesto, mal entendida, y pienso que sujeta a las acciones de oficio por parte de la fiscalía, cuya función es la defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley) ‘juegan’, micro en mano, a lo mismo que tú con navaja o punzón. ¿O no, Jonay?
Ahora, si te parece bien, vuelve a pedir asilo político en cuantas emisoras te acojan y ponnos de vuelta y media a los que pretendemos dignificar eso que tú has vilipendiado y que debería enmarcarse con ribetes de oro: la política. De la que tú te has aprovechado miserablemente y a la que con tus actuaciones has hundido en la ciénaga putrefacta en la que sujetos como tú la han convertido. ¿Pena, vergüenza, lástima? No, asco. A pesar de todo: feliz fin de semana.

viernes, 18 de febrero de 2011

Disquisiciones

Ayer manifestábamos que el efecto climático ‘mayero’ comienza a estar cercano al punto de ebullición. Las moléculas (entiéndase, políticos) se hallan muy agitadas. Y en el Partido Popular tenemos un amplio muestrario. Salvo, claro está, la figura de su presidente nacional que permanece impertérrito aunque Camps le adelante por la derecha. Manolo Domínguez, el diputado realejero, elevó una pregunta al director general de la policía y guardia civil para interesarse por la comisaría Puerto de la Cruz-Realejos, que, como su propio nombre indica, cubre con sus servicios las dos poblaciones mencionadas. Todo venía a cuento de la matraquilla de años atrás en que nos hemos empeñado en que el pueblo nuestro, la Villa de Viera, tuviese una para él solito. El director general le contestó que para una población de algo más de setenta mil habitantes, con una va que chuta y que los efectivos son más que suficientes.
Entiendo que el director general es persona bastante educada. Cualquier otro en su lugar la hubiese recordado a Manolo que con la creación de la policía autonómica, lo que pretende tiene todavía menos razón de ser. Máxime cuando el PP en Canarias también apoyó que ‘los rojitos’ hicieran acto de presencia por esos caminos canarios. Bueno, en principio estaba en contra. También eran acérrimos enemigos de la implantación de la nueva tele. Pero ese planteamiento quedó olvidado cuando le dieron su apoyo a Paulino. Ahora que han escenificado una nueva ruptura, se creen libres para volver a los antiguos razonamientos sin percatarse de que algunos tenemos memoria. Y si creen que todo vale, pues no.
Soria, el de los lunes en Madrid (mientras el parlamento de aquí le paga religiosamente) y el del resto de la semana en los juzgados por sus archiconocidas querellas contra todo el mundo, no volverá a darle el voto a Rivero. Eso dice. Pero como no se recata en cambiar de opinión cuando las circunstancias lo aconsejen, a no prestar el más mínimo caso porque hará, no lo duden, todo lo contrario.
Uno, que se considera persona normal y no lumbrera como estas eminencias que comento, piensa que si los susodichos no repasan de vez en cuando, o al menos, cuando se acuestan, meditan unos minutos de todo aquello que dijeron durante el día. Es más, ¿creerán de verdad que no somos capaces de reflexionar antes de ir a depositar la papeleta en la urna? ¿Puede alcanzar su cinismo cotas tan elevadas como para creerse seres superiores? Esas fotos acarameladas de los debates plenarios en Teobaldo Power, ¿nada les señalan?
Pero si currito es uno, no se le queda atrás el otro. Y cuando los puntales no están, aparecen los destacados (A, B o C) para sacar cogote, verbigracia, el majorero Barragán: “nos bastamos solos”. Chúpate esa, José Manuel, que pareces otro yogur caducado (¿o desnatado?). ¿Cómo se está poniendo el patio? Tendremos recreo hasta dentro de tres meses, día arriba, día abajo. Algo que le vendrá de perillas a Milagros para que madres y padres se olviden de estar pidiendo maestros.
Hoy no quería escribir de política y casi estoy acabando la tarea. Antes del punto y final, una de cierto militante díscolo: “Continuaré en el partido, pero no participaré en ninguna lista electoral”. En mis tiempos de ‘congregación’ teníamos que primero esperar que algún superior reclamase nuestros servicios, consultarlo con la almohada (los solteros) o con la parienta (los ‘arrejuntados’) y luego expresar nuestro consentimiento (o no). En la actualidad nos consideramos tan importantes que puedo permitirme el lujo de decir que no voy cuando ni siquiera me lo hayan insinuado.
A este paso lo mismo me llaman un día y me proponen una temporadita de vacaciones bien remuneradas en cualquier silla vacante. Solo pondré una condición: al ayuntamiento no pienso volver, ya me queda muy corto y una persona con mi experiencia (dispongo hasta de blog, como Dulce) no puede conformarse con horizontes de cortas miras y debe aspirar a ocupar puestos de mayor responsabilidad en organismos cuyos objetivos competenciales trasciendan de lo meramente localista. Las mentes privilegiadas estamos para sacrificios de mayor porte y visto que la humildad no es cualidad bien ponderada, he decidido motu proprio cambiar la trayectoria, cometer una travesura y dedicarme al travestismo (político, of course). Y más adelante, cuando adquiera algo de práctica, lo mismo me proponen para la Audiencia de Cuentas. Aunque uno es de letras (no canarias), los números no le bailan demasiado. Los maestros de la antigua hechura semos así. Con estas lluvias, chiquitos enjambres nos esperan cuando la primavera florezca en todo su esplendor (allá por el 22 de mayo). Ni pensarlo quiero.
Y otra vez el fin de semana en puertas. Hasta dentro de un rato.

jueves, 17 de febrero de 2011

Se anima el cotarro

Sigue subiendo la temperatura. Antes del 22 de mayo el termómetro estará hecho trizas. Habrá saltado el mercurio y rodará en bolitas, ¿te acuerdas? A los políticos puede que les ocurra tres cuartos de lo mismo. Están tan enfrascados en la contienda que ni siquiera son capaces de parase un instante a pensar. Nada, disparan y disparan. Piensan que dan en el blanco. Y como estiman que el resto de ciudadanos es tonto de remate, no nos dejan ni la posibilidad de que recapacitemos. Pues entiendo que la llevan clara, porque habemos algunos que nos gusta cotejar los asuntos. Quizás debido a que tengamos más tiempo (ellos trabajan 36 horas diarias) o, simplemente, que nos satisface ser algo más serios en nuestros planteamientos.
Comencemos por el pueblo que nos vio nacer, crecer y adquirir el poco fundamento que demostramos, pero siempre un poco más que el de quienes nos representan (o se representan). Hace meses hubo un interesante debate acerca del futuro de la web municipal en una sesión plenaria. Ruego a los tres grupos políticos que conforman la corporación realejera que, si a bien lo tienen (quiero pensar que no) repasen lo que allí se dijo. Porque Jesús, el responsable de ‘Pepillo y Juanillo’, les reprocha que por tales discusiones, que al final a nada conducen, ustedes están cobrando del erario público. Y en esa caja yo también he depositado mis euros, por lo que les exijo un mucho más de responsabilidad. La misma que están demostrando con el controvertido asunto de La Cruz Santa. Al que después de dedicarle muchas reuniones con tiras y aflojas, nos sorprende ahora el grupo popular con que todo está resuelto porque nuestros amigos del Cabildo (lo mismo que cuando Ledesma y la rehabilitación de Realejo Bajo) no pueden permitir que siga siendo el populoso núcleo un vivero de votos nacionalistas. Idéntica postura a la que utiliza Coalición Canaria, sin recato alguno, cuando se apodera de las obras incluidas en el denominado Plan Zapatero. Como el único proyecto que observo que marcha a buen ritmo es el del campo de fútbol de Yeoward (La Longuera), acometido por la empresa que urbanizará la zona meced al oportuno convenio, no me extrañará que las fotografías en el lugar sigan haciendo acto de presencia cada tres por dos. Lo mismo enfundados en las oportunas prendas deportivas, ¡qué ilusión contemplar esas canillas al aire!
Paulino continúa con sus discurso triunfalista. Y luego pone a caer de un burro a José Luis, el de Madrid. Ya ve la luz –bueno, la lleva viendo desde hace mucho, porque Canarias, que no es España, está prácticamente fuera del túnel– y lo de Egipto y Túnez nada tiene que ver con sus previsiones. El turismo, pues, va lanzado. Él mismo lo practica diariamente, aunque se lo paguemos nosotros, por lo que las divisas pertinentes quedan a buen recaudo en El Sauzal. Y lo de la educación también lo tiene resuelto sin necesidad de volver a coger una tiza en Ravelo. Ya habló con los de PISA y le indicó que nada de ‘pisarnos’ más con tanta prueba sin fundamento. Estos (los de PISA) recogieron velas y señalaron a todos los medios de comunicación que seguían atentos las conversaciones, que los centros de Canarias se hallan entre los mejores del mundo. Por lo que deduzco yo que el problema debe radicarse en alguno de los siguientes factores: los docentes, los alumnos, madres y padres, la consejera y su plan de sustituciones, los delirios bilingües de grandeza, la  testarudez del conserje, el poco esmero de la señoras de la limpieza, la implicación (o no) de los equipos directivos, las muchas reuniones convocadas por el Inspector, un invierno de muchas lluvias y frío añadido, la novelería de subir a ver la nieve debido a la gran cantidad de parados… Sigan descubriendo la pólvora. Jueguen con fuego, aunque luego meen la cama. Figuras.
¿Y el paro? Bien, no nos podemos quejar. El turismo seguirá aportando granitos de arena, pero los empresarios del sector parecen no estar por la labor. Los escuché hace dos días nada más salir de una reunión con el presi. En La Gomera están contentos porque arriban muchos cruceristas. Y mueven el comercio en la isla. Aquí, en Tenerife, vamos a uniformar a los taxistas. Yo me compré la gorra, por si me movilizan. Llevarán una traductora, proponen. Joven y atractiva, añado. Habremos ganado un montón. No habrá carreras en balde.
Acabo por este Norte. Qué vergüenza más grande sentí hace unos días al comprobar la escasez de argumentos de Corrales en una entrevista en Canal 6. Parecía un disco rayado. Y como tengo la ventaja de leerme cada día unos cuantos periódicos, me recordó el loro de los chistes. César Sar le dio un vapuleo que casi acabo por apagar la tele. Pero aguanté como un puntal. Si estos ejemplares son la alternativa, déjame como estoy. Lo suyo no fueron planteamientos con base sino elucubraciones al más puro estilo novelístico. Tanto que no fue capaz de explicarnos qué es para él el tan cacareado ‘régimen’, palabreja que viene esgrimiendo desde que recaló en el muelle santacrucero procedente de sectores más radicales de la izquierda. Chiquita pareja haría con Cristina en una competición que dilucide quién manifiesta la sandez mayor.
Y concluyo, ahora sí, con un titular periodístico que dejo a la consideración de los que se asomen a esta entrada. Analícenlo y si alguien quiere comentarlo, ya sabe. Dice así: “Japón suspende la caza de ballena por los ecologistas”. Primera pregunta: ¿Quién caza? El resto: ustedes. Hasta dentro de un fisquito.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Otro 'milagro' educativo

Hace unos escasos días, la consejera de Educación del Gobierno de Canarias ha negado que los alumnos del CEIP Santa Catalina (Las Palmas de Gran Canaria) estén “desatendidos” (el entrecomillado es mío). Y el subconsciente le jugó una mala pasada. Por supuesto que están atendidos. Los maestros sabemos muy mucho que entre nuestras múltiples ocupaciones está esa: atender, cuidar, andar con cien ojos, custodiar, vigilar. En estos casos de necesidad, menos educar, de todo. En este centro falta una tutora desde el pasado 13 de diciembre. Pero como Milagros sabe la tira de cómo se debe dar una clase, de cómo se organiza un colegio, de lo que su propia normativa (Reglamento Orgánico de Centros: ROC) señala acerca de la importante e ingente figura del tutor, máxime en estos niveles de primaria, alega que hay que “relativizar” (vuelve a ser mío el entrecomillado) las especialidades en primaria. Fiel seguidora de la línea marcada por Paulino III el Santo (¿o era Fernando?, ay, esta cabeza), ha aprendido a relativizar las cosas. Mira por donde, algo que yo también sé hacer. El aludido 13 de diciembre es el Día de Santa Lucía, patrona de los ciegos, a saber, de ella misma mismamente. Porque, dice el refrán, que no hay peor ciego que el no quiere ver. Se están luciendo y cubriendo de gloria. Y como se consuelan con encuestas amañadas publicadas en periódicos que mucho deben…
Algunos encumbrados (como Milagros y Paulino) darían comienzo a este segundo párrafo con aquello de ‘en otro orden de cosas’. Pues no, en el mismo orden de cosas, un amigo de correo electrónico y candidato socialista a la alcaldía de Tacoronte, Carlos Medina Dorta, me hace llegar la información de la manifestación habida en Guía de Isora, como protesta de la comunidad educativa del CEIP La Era por idéntico motivo: falta de maestros. Y aunque un servidor ‘se deba’ más al Norte, al tratarse de un tema relacionado con lo que uno trabajó bastantes más años que los que pueden aportar las dos autoridades mencionadas más arriba (súmenle, si les place, los de Ángela Mena), aquí estoy, en plan hidalgo de lanza en ristre o lanza en astillero. Resumo: haciendo El Quijote.
En la localidad sureña no han ido mejor las cosas que en el anterior caso aludido. De nada han valido cartas, reuniones, llamadas de teléfono y demás acciones dentro de los conductos reglamentarios para intentar que la Consejería de Educación enviara un sustituto para la tutora de un grupo de 5º del colegio La Era. Circunstancia que se une a otras bajas puntuales de maestros, amén de la eliminación de la plaza de la administrativa que prestaba sus servicios en el centro. Algo que no difiere de lo que, desgraciadamente, acontece en más colegios. El significativo número de personal adscrito al departamento de Milagros parece solo importarle para echarnos en cara que nos llevamos el pellizco más importante de los presupuestos de la Comunidad Autónoma. Además pretende que ni siquiera acudamos al médico. Mientras, el helicóptero sigue surcando los aires para pasear al señor presidente (aunque sea para ir a ordeñar una cabra en La Aldea; oye me recuerda una copla: Una noche muy oscura /un cabrero en Vallebrón, /en vez de ordeñar la cabra /quiso ordeñar al ca…), hay dinero para ir a Venezuela (y se jacta de haberlo hecho en casi un centenar de ocasiones), para los bodrios televisivos de La Nuestra (la de ellos), miles y miles de euros para sus traslados en la capital de España… Pero la culpa es nuestra. Que somos unos mimosos: madres, padres, profes, alumnos, auxiliares, personal de limpieza…
Los padres y madres del centro isorano alegan que “están viéndose lesionados los derechos de sus hijos a recibir la educación digna y de calidad que entre todos estamos pagando”. Son las consecuencias de una plan de sustituciones que bien quisiéramos los contribuyentes que lo pusieran en práctica los políticos en las diferentes instituciones. Pero eso solo se le ocurre a Cristina Tavío para aplicarlo en el ayuntamiento santacrucero, porque sabe que difícilmente podrá ser una realidad sabiendo de antemano que no alcanzará la alcaldía jamás en su vida (ni en bajada). Más claro lo tiene Rivero que piensa dialogar vis-à-vis con los responsables del informe PISA, para que le digan de una vez dónde demonios fallan ellos. No, ellos (el gobierno) no, los otros, los que realizan el estudio (deben estar aplicando mal las pruebas).
El pasado lunes (día 14, de los enamorados), para expresar públicamente el amor por el trato recibido, madres y padres se vieron obligados a impedir la entrada al centro de profesores y alumnos (las puertas del centro aparecieron bloqueadas con cadenas). “Sí en los próximos días seguimos sin solución, tomaremos medidas de presión aún más contundentes”, manifestaron las madres afectadas. Allí, a las puertas del centro, un nutrido grupo de madres, padres y alumnos se manifestó con pancartas y pitidos. Varias pancartas colgaban de las vallas del colegio o eran portadas por el alumnado del centro donde podían leerse textos como “Basta ya de mentiras. Educación de calidad ¡ya!”, “Milagros Luis Brito, sustitutos ¡ya!”, “No más bajas sin cubrir. Los niños no son culpables de la crisis”, “La educación de nuestros hijos es fundamental, pues son el futuro de nuestra sociedad”, entre otras.
Tras las primeras protestas a las puertas del centro, sobre las 9:30 horas, Policía y Guardia Civil se vieron obligados a regular el tráfico por varias vías del casco, ya que los manifestantes decidieron extender su protesta marchando hasta el otro colegio del casco, el CEIP Almácigo, donde a las puertas les atendió el inspector de Educación. Ante la imposibilidad de éste de aportar una salida al conflicto y una invitación para atender en privado un grupo representativo de familiares de alumnos varios padres y madres le increparon diciéndole que “no querían más reuniones, sino soluciones”.
Esto es lo que hay, pero aquí no pasa nada. Todo es relativo. Hasta las especialidades en primaria, como dijo la consejera. Luego llega el director territorial y reconoce que 10 de las 25 horas lectivas son impartidas por especialistas. Y como la tutora no está, las 15 restantes a repartir, como los cromos. No aprenderán estos críos, pero se divierten mucho saltando de aquí para allá. Más tarde acude presto Paulino y pretende que seamos bilingües en apenas unos años (dando las clases de inglés el de plástica, con mis respetos). Para lo que Melchior propone que nos vayamos a trabajar a Alemania. ¿Tú entiendes algo? Pero semos canarios, semos nacionalistas, semos así.
Hasta luego.

martes, 15 de febrero de 2011

Que cunda el ejemplo


Me entero por otros blogs (no les perdono la omisión a Jose, Ana y Mari, así como al equipo docente del centro) que en el Colegio de Educación Infantil y Primaria ‘San Sebastián’ (Los Realejos) sigue existiendo algo que tanto se echa en falta en la actualidad como es la colaboración, mejor, la implicación de madres y padres en el proceso educativo. Porque con tanto baile de siglas en el entramado legislativo, hemos relegado al olvido que la educación es un proceso integrador en el que todos somos –debemos ser– actores. Y de la correcta interpretación del papel encomendado obtendremos el resultado apetecido.
Aquellos que me conocen, y saben de mis inquietudes, podrán recordar las veces que he insistido a lo largo de mi vida en tener movimientos asociativos involucrados. Porque no podemos negar que aquel espíritu de colaboración, de entrega y de sacrificio que afloró a finales de la década de los setenta del siglo pasado se ha ido diluyendo hasta alcanzar extremos de inacción bastante significativos. Que traslado, obviamente, a las organizaciones vecinales, que en manera alguna, salvo las honrosas excepciones, hacen el uso debido de unas instalaciones que costaron sudores, penas y lágrimas en épocas pretéritas cuando los dineros eran escasos.
Cuando escucho, por ejemplo, que el (¿o la?) AMPA del CEIP Toscal-Longuera, paradigma del buen hacer en un pasado no tan lejano, languidece y apenas hay gentes dispuestas a formar parte de las juntas de gobierno, me apena enormemente. Por ello, noticias como que la que hoy comentamos son un buen motivo para levantar esos alicaídos ánimos. Habrá, pues, que felicitar muy efusivamente a los promotores de la iniciativa, porque con hechos se demuestra que la Programación General Anual no es un mero documento escrito que se archiva en la Secretaría del colegio una vez haya sido aprobado por el Consejo Escolar. Al que allá por febrero sacamos del estante, lo sacudimos y nos convencemos de que todo va bien.
Leo que la actividad se desarrolló en las aulas de infantil de Barroso y consistió  en el pintado de diferentes personajes infantiles en las paredes del  patio de dichas instalaciones, así como una serie de talleres lúdico-educativos para los pequeños que allí se dieron cita. La Asociación de Madres y Padres de alumnos recalca: “Con este tipo de actividades se consigue la cohesión y convivencia de toda la comunidad educativa, buscando desarrollar iniciativas que permitan integrar a los padres y al alumnado en el propio crecimiento del Centro, tanto en actividades a desarrollar como en el respeto y la adecuación de las instalaciones del mismo”.
A los buenos amigos de otro blog realejero les pido disculpas por el ‘robo’ intencionado del material gráfico que incluyo en la cabecera de esta entrada de hoy martes. Pero como interesa promocionar este tipo de iniciativas, a buen seguro que el pecado me será perdonado. Además, uno que lidió alumnos hasta hace dos días y que recibió en el IES a los procedentes del San Sebastián, algún conocimiento de causa debe tener de la situación, máxime cuando alguna de estas mismas madres también forman parte activa de otros órganos en el Mencey Bencomo. Si lo sabré yo. Permítanme ahora aclarar que como me di de baja de eso llamado feisbuc, no puedo ‘regoler’ ya en muros ajenos. Lo manifiesto para un amigo que me sopló que hay algunas fotografías de este particular colgadas en esas paredes.
Debo confesarles que la visión de estas instantáneas me hizo recordar viejas andanzas. Y me alegró sobremanera el que sigan existiendo personas dispuestas a bregar duro por el bienestar de sus hijos. En todos los sentidos. Más que nunca procede aquello de que nunca las mañas pierdan. Estas acciones irán calando y forjando el pensamiento de los críos de ahora mismo, pero que a la vuelta de la esquina tendrán en sus manos los destinos de nuestra sociedad. Y lo que se aprende, y aprehende, en los círculos familiar y escolar, será la base de su posterior andadura. Y cuanto más sólida sea, mayores posibilidades de éxito en el sinuoso camino que les aguarda.
Mis más sinceras felicitaciones a todos los que componen la comunidad educativa del colegio. Y si son capaces de extrapolar estos entusiasmos a otros lugares, miel sobre hojuelas. Porque da la impresión de que a medida que se avanza en el escalón educativo, vamos perdiendo fuelle. Luego, parece, que con quejarnos hemos resuelto la papeleta. Reitero la enhorabuena.
Hasta dentro de un rato.

lunes, 14 de febrero de 2011

Convención de CC

Una convención es una reunión general de un partido político o de una agrupación de otro carácter, para fijar programas, elegir candidatos o resolver otros asuntos. Eso dice el DRAE. Pero yo sostengo que una convención es una congregación de personas de pensamiento único en la que se vuelven a convencer de aquello de lo que ya estaban previamente convencidos. Y se aplauden a rabiar sabiendo de antemano lo que van a escuchar y con lo que están completamente de acuerdo. En caso contrario no los hubiesen dejado entrar. Hay otro término en el diccionario que lo define mucho mejor, a saber, gilipollez: dicho o hecho propio de un gilipollas (adj. vulg. gilí; del caló jili, inocente, cándido: adj. coloq. Tonto, lelo).
Hecha pues la pertinente aclaración, digamos que hubo este pasado fin de semana varias convenciones. La más cercana en El Taoro. Unas 900 personas (menos que las que acudieron a la presentación de Oswaldo en mi Realejos querido) fueron a escuchar lo que ya sabían que iban a oír. Banderas por doquier, música acorde con la canariedad de los asistentes (la mayoría no distingue una isa de una malagueña ni le ha sacado una mísera nota a un timple, pero ‘semos’ canarios por los cuatro costados), vino, chochos, gofio y pescado salado.
En esto llega Linares y se destapa de nuevo soltando toda la esencia: Alarcó y Abreu (los principales contrincantes de Melchior para la presidencia del Cabildo de Tenerife) son dos yogures caducados (otros medios dicen desnatados, alguno, incluso, alude a los dos adjetivos), mientras Ricardo es una pella de gofio con miel y con almendras canarias. Chacho, ¿qué será Marcos Brito? Hombre, después de la ‘indecencia realejera’, ya comentada en anterior entrada, estoy ahora completamente de acuerdo. Veo más a Antonio y Aurelio en la línea (en el sentido estético también) de lo desnatado (a lo vitalínea) que en la de la pelota de gofio, para lo que se requiere un payo (término canario por excelencia) más abultado (el ejemplo esgrimido por el propio Linares nos puede valer).
Y la comparación por la que nuestra (ño, qué nacionalista estoy hoy) musa en Madrid (Anita Oramas) es la imagen de la princesa Dácil –la mujer más limpia de los contornos, la que se baña todos los días en la entrada de La Villa–, no tiene desperdicio. Luego presumimos en todos los foros restantes de que los guanches eran mozos –y mozas– altos y robustos.
Otro ejemplo del guanche, no podía ser de otra manera, es nuestro bien amado  y mejor ponderado presidente autonómico y futuro primer ministro de la república canaria (sin la ‘gran’ que ustedes saben). Quien habló a la concurrencia de los logros habidos y del resurgir glorioso en este 2011 (en el que volveremos a ser la primera fuerza política sin duda alguna; lo llevan siendo, independientemente de los resultados electorales, desde aquella moción de censura a Jerónimo), así como de la ‘cercanía’ de este ejecutivo a la población. Te has lucido, Pauli. Si yo tuviera una suma como la que tú dispones para desplazarte (aquí y en Madrid; lugar, por cierto, al que no sabemos a qué van si aquí nos bastamos; oye, que yo leo tus discursos), con helicóptero dispuesto en la puerta de mi casa (tú, palacete), me daría el mismo gustito que tú. ¿Pues no vas a estar cerca si pareces la caja del turrón, que te das más tono que una escala musical?
El anfitrión, Marcos Brito, el acérrimo defensor de los derechos funcionariales, manifestó, adoptando la clásica posición de entrelazar los dedos de ambas manos justo encima de  cierta pericosa (otro término canario) que le sobresale en la parte anterior de su notoria anatomía (para que descansen): “nuestros rivales van a descalificarnos, manipular y utilizar de forma tergiversada el lenguaje”. Chacho, Brito, ¿te salió todo eso a ti solito o te dictó el discurso cierto visitante de tu despacho y que, según las buenas lenguas, se mueve por el Penitente como caballa por La Ranilla? ¿Tú no ves la tele ni vas al juzgado, Marcos?
Puede que estuviera por allí mi alcalde. Que cada día nos sorprende con otra obra en el blog de Radio Realejos (otra edición de El realejero saldrá a mediados de abril), porque la web municipal –bien me repito– ha alquilado un nicho en el cementerio de San Agustín. Correspondió ahora el inicio de la construcción de la Escuela de Educación Infantil (0 a 3 años) de La Gorvorana. Que dispondrá (novedad y adelanto tecnológico) de un cuarto para residuos. Como bien saben Oswaldo Amaro y Luisa Salazar de mis desvelos, preocupaciones y añoranzas por esa zona, les aconsejo humildemente que no les va a hacer falta. Existen cuartos de esas características en la Casona de La Gorvorana, propiedad municipal, en varias decenas. Se los puedo describir con pelos y señales. No haría falta, en al menos uno, ni siquiera decorarlo un fisco, porque contiene, eso espero, unos frescos de Francisco Bonnín preciosos, de los primeros que realizó en su carrera pictórica.
Bueno, me voy un ratito a Los Cristianos. Con el tren supersónico del Cabildo llegaré en apenas media hora. Tocaré el timbre a la altura de la casa de mi amiga América en Fasnia, no sea que no le dé tiempo de frenar al bicho y me lleve hasta Playa San Juan. Jolines, debería haber elecciones todos los meses. Estaríamos esnifando gofio en polvo en cantidades industriales. Luego el polvorete a lo Pepe Benavente. Chacho, parece que lo estoy viendo.
Concluyo con un llamado (después de que visito la otra América con Rivero estoy adquiriendo vocablos nuevos) a mis amigos docentes. Según las encuestas tendremos Milagros para rato. ¿Ustedes entienden algo? Yo creo que siempre llaman a los mismos para hacerles las preguntas. Hasta después.