jueves, 30 de junio de 2011

Saber perder

Algunas veces, pocas, he tenido la oportunidad de presentarme a concursos literarios. Casi siempre en verso, y ya es atrevimiento, osadía, temeridad. Y cuando uno realiza tal ejercicio, sabe, debe saber, que está sujeto a la deliberación de un jurado. Y puede que tengas la suerte de que coincida con tus planteamientos el día que escribiste la perorata de rigor, o, y es lo más probable, que no. Si te sorprenden un buen día llamándote por teléfono para indicarte que ganaste un par de euros, miel sobre hojuelas. De lo contrario, a llorar a la plaza. O te resta aún el recurso de poner a caer de un burro a los ineptos que osaron no tomar en consideración tus excelentes dotes de escribano.
En mi caso particular, la verdad es que no me puedo quejar. Porque como pocas han sido las ocasiones que me he atrevido a pasar por semejante trance, pocos desengaños, en lógica consecuencia, he tenido que sufrir. Y como he sido, al contrario, bastante agraciado, me puedo permitir la osadía de recopilar el cúmulo de boberías plasmadas en un cacho de papel y juntarlas para publicarlas en formato libro. Algo de ello habrá en un futuro, eso espero, no muy lejano, e incluiré, por ejemplo, unos sonetos premiados en Burgo de Osma (Soria) y un romance dedicado a las turroneras de Tacoronte y distinguido en el Alhóndiga 2009.
Viene todo lo anterior a cuento del reciente fallo para la designación de la ciudad española que debía compartir, con la polaca Wroclaw, la capitalidad Cultural Europea 2016. Para lo que eran candidatas, aparte de San Sebastián, la finalmente elegida, las ciudades de Zaragoza, Segovia, Córdoba, Burgos y Las Palmas. Y como el comité encargado de tomar una postura se decantó por la que creyó conveniente, no ha sentado nada bien en el resto, algo que parece en principio razonable por aquello de que la esperanza es lo último que se pierde, o a la mar fui por naranjas.
Lo que ya no debe entrar en los cálculos del raciocinio más elemental es que desde Córdoba, Zaragoza y Las Palmas, fundamentalmente, se hayan levantado, en caliente, voces más que discordantes. Y no lo entiendo, porque no se puede argüir con planteamientos tan simplistas como el reproche de haber premiado una apuesta decidida por la paz a través de la faceta cultural. Bien saben ustedes que el tema viene desde bastante lejos. Y en el caso particular de Donostia, todo el expediente fue tramitado bajo un gobierno socialista. El hecho de que Bildu, por sentencia de los tribunales, haya podido acceder a las instituciones, no desvirtúa, en manera alguna, el veredicto.
Me extraña sobremanera el que el propio presidente de la Comunidad canaria haya hecho declaraciones al respecto. Mejor haría en mantener la boca cerrada, mostrar talante de buen perdedor, y ya que accede por segunda vez a ese cargo (sin haber tampoco ganado en ninguna de las ocasiones), dedicarse a trabajar para resolver los otros muchos problemas que tiene no solo Las Palmas sino todo el archipiélago.
Uno puede comprender que el grado de decepción haya sido mayúsculo, fruto quizás de un excesivo optimismo. Pero el hecho de que los miembros del jurado bailaran a ritmo de isa durante la fugaz visita, no da pie al cúmulo de intervenciones descalificando a la elegida. Porque flaco favor estamos haciendo a un proceso al que voluntariamente nos hemos prestado. Y respetamos las normas (bases de la convocatoria) o rompemos la baraja. Las perretas a posteriori poco beneficio aportan.
Aparte de las salidas de tono del alcalde zaragozano Juan Alberto Belloch (quien pide la anulación del proceso, porque, por lo visto, él es más guapo), de la ministra Rosa Aguilar (en defensa de su Córdoba) o de Nardy Barrios (bien le gusta un fregado), el presidente del cabildo, José Miguel Bravo de Laguna alega que “ante una situación política de incertidumbre, San Sebastián debió ser descartada”. Es decir, no ya pone en duda que haya sido la ganadora, sino que no debió pasar el primer corte, eliminada por lo sano. Y punto. Y un ignorante perdido –yo mismo sin ir más lejos– también se cuestiona si no cree conveniente el señor Bravo de Laguna que sería oportuno, por ejemplo, hacer exactamente lo mismo con un político cuyo pasado ofrece serias dudas de si lo trincaron en Londres merced a un extraño asunto de calzoncillos. Porque ya me dirá, ante la incertidumbre, extirpar de cuajo, ¿no cree? A tal cuestión la llamaría un servidor predicar con el ejemplo. ¿O acaso es mucho más fácil capar perros ajenos? Así cualquiera, estimado presidente.
Qué duda cabe que ganar es chachi piruli, pero lo de saber perder se inculca desde la cuna. Sí, lejanos tiempos. Los mismos que llevan ustedes de garbeos (políticos). Y en esto de politizar todo en la vida, no creo sean ustedes ajenos a los enjuagues. Hasta luego.

miércoles, 29 de junio de 2011

Felicidades, Pepa

Ayer pasé por el ayuntamiento. El de mi pueblo, claro. Y tuve la oportunidad de hablar con el alcalde. Es la segunda ocasión en mi vida que entro en el despacho que ahora ocupa Manuel Domínguez. Eso demuestra que soy uno de los muchos realejeros que no solemos dar demasiada lata. Pero sí que suelo visitar el Consistorio de vez en cuando. Porque allí saludo a muchísima gente. Sobre todo a los que ya llevan unos abriles en su puesto de trabajo. Y la jornada mañanera de este martes 28 de junio, víspera de San Pedro, no fue una excepción. Va uno a resolver cualquier diligencia –como decía mi madre– y se entretiene más de la cuenta. Menos mal que ya, con los años, el carácter previsor te señala que no debes dejar, mientras tanto, calderos al fuego. Por si acaso.
Como no podía ser de otra manera, felicité a Manolo y le deseé toda clase de éxitos en su gestión, puesto que si así ocurriese saldríamos beneficiados todos los realejeros. Y falta que nos está haciendo tras dos mandatos de Coalición Canaria que no se destacaron, precisamente, por su brillantez.
El menda que esto suscribe suele acudir en busca de los concejales de Cultura para ‘tantear’ cómo andan las posibilidades de publicar algo. Sabido es –lo he puesto de manifiesto en este mismo vehículo– que la suerte me fue esquiva con el anterior inquilino de la Casa de la Cultura. Y eso que estoy inscrito en una placa a su entrada. Porque Tomás, aparte de no tener un euro, tampoco estuvo por la labor de contestar a las misivas que recibía. Pero como agua pasada no mueve molinos, tras la breve charla con el alcalde, él mismo me localizó al segundo de a bordo, Adolfo González, primer teniente de alcalde, con quien, asimismo, sostuve otro intercambio de pareceres. Las últimas fallidas experiencias editoriales me han hecho reconducir la situación e intento hallar otras alternativas a esto de poner en circulación las boberías que uno escribe.
Pero como han podido atisbar por el título, los tiros van por otro lado. Ya tendremos tiempo de volver al afer de los libros. Josefa García Domínguez, Pepa, es funcionaria del ayuntamiento desde antes de las primeras elecciones municipales, tras el restablecimiento de la democracia. Y ocupó el puesto de secretaria de la alcaldía durante los mandatos de Santiago Luis, un servidor de ustedes y José Vicente González. Amén de otro periodo anterior. Su profesionalidad y buen hacer en el desempeño de esta labor queda, pues, fuera de toda duda. El paréntesis vino durante los ocho años que Oswaldo ostentó la alcaldía. Por lo visto quería, y así lo puso en práctica, una persona de ‘confianza’. Esa es su terminología. Yo, como hablo y escribo sin tapujos, lo denomino ‘enchufado’. Como el enchufe se quedó sin corriente, ahora toca el cambio oportuno. Y este equipo de gobierno actual ha estimado que procede correr tupido velo y subir (a la primera planta) a Pepa, a la antesala del despacho de la primera autoridad municipal.
De ello hablé un fisco con Manolo. Y me agradaron sus palabras de reconocimiento a los buenos profesionales que hay en la plantilla. Porque siempre, y es el recurso fácil, solo nos fijamos en los garbanzos negros. Que los hay, sí, como en cualquier otra faceta de la vida. Ni más ni menos. Es, como sostengo desde tiempos inmemoriales, el caso de la bombilla fundida en medio de otras noventa y nueve que funcionan a pleno rendimiento.
Pepa es, también, mi consuegra, pero esta felicitación de hoy no es para ella, que ya la tuvo hace unos días con la llegada de Leo, el nieto ramblero-realejero. Que ya está en casa llorando cuando hay que llorar, comiendo cuando hay que comer y durmiendo cuando hay que dormir.
Saben ustedes que unas de mis debilidades es mostrarme bastante reacio a la hora de dar plácemes. Pero como algo –o mucho– recuerdo del viejo ayuntamiento, hoy reconvertido a biblioteca, en el que compartimos muchas horas de “lidiar con gentes”, me apetece, como en su día lo hice con Rayco (ya que menté la Casa de la Cultura), desear a Pepa toda la suerte del mundo en este su ‘nuevo’ destino, que durante tanto tiempo desempeñó y al que retorna para demostrar aquello de donde hubo siempre queda. Reitero mi enhorabuena.

martes, 28 de junio de 2011

A vuelapluma

Un estimado lector de estas boberías me señala de vez en cuando si tengo manía persecutoria contra determinados personajes que sobrevuelan –y no por ello pájaros de mal agüero– este archipiélago ultraperiférico. A lo que le respondo, inexorablemente, la perorata de qué culpa tengo yo de que se hayan erigido en dignísimos acreedores para ser dianas de estos inofensivos dardos.
Este curso que ahora finiquita estuvo el menda felizmente jubilado. Prejubilado, no, jubilado. Y a mucha honra y sana envidia para todos los que llevan la cincuentena bien avanzada. Pero no fue ello óbice para procurar seguir informado de todo aquello relacionado con el mundo de la docencia, lo que me aseguró los garbanzos durante bastantes años. Y las informaciones orales y/o escritas me señalaban que no había sido un camino de rosas esta última etapa regida por Milagros Luis Brito, a la que Dios guarde (a ser posible bajo llave).
Viene la anterior explicación a cuento de no entender –así lo manifesté el pasado viernes– la postura acomodaticia de quienes dicen ser los representantes de  madres y padres. Que parecen haberse alejado de la realidad de los centros docentes y da la impresión –insisto, da la impresión– de haberse morigerado mucho más allá de lo estrictamente necesario. Como si hubiesen pasado a formar parte, allá en un extremo, del pesebre gubernamental.
Y vienen a ratificar mis serias dudas las manifestaciones que hallo a día de hoy en la prensa de Canarias:
La Junta de Personal docente no universitario de la provincia de Las Palmas se concentrará hoy ante la dirección territorial de Educación en la capital grancanaria para protestar “por los recortes presupuestarios” en el sector.
Los 'indignados' de Gran Canaria que permanecen acampados en el Parque de San Telmo de la capital grancanaria desde el 15 de mayo, han convocado el I Foro de Educación y Cultura, el miércoles 29 de junio a partir de las 19:30 horas. El objetivo es exigir a la administración “un cambio de rumbo”.
EA-Canarias considera que “se han implementado las medidas más lesivas en su historia para el sistema público educativo canario, para el alumnado, para las familias, para docentes y para todos los trabajadores y las trabajadoras de los centros escolares públicos de Canarias”.
Entre ellas el “decretazo y orden contra los interinos y sustitutos, que ha dejado y dejará a miles de docentes en la calle con un bagaje profesional impagable”.
También cita “la eliminación de 152 ciclos formativos en los tres últimos cursos, con la consecuente imposibilidad de formación de gran parte de la población, tanto en proceso de formación como activa, en las islas en estos momentos de crisis”. Por último, “la reducción de la cobertura de sustituciones e implantación del nefasto Plan de sustituciones 'cortas', que en muchos casos ha generado mucha inquietud por los resultados entre la comunidad educativa”.
Si le echas una visual al almanaque observarás que estamos a 28 de junio. Deberá, por lo tanto, estarse planificando ya el nuevo curso. Que cambiará de manos, según el pacto recientemente firmado. A quien le corresponda tal cartera, partirá con el convencimiento de que peor es imposible gestionar el área. Lo malo es, como siempre, que ya se escuchan voces que reclaman cuotas insulares. Y cuando se tienen que repartir las responsabilidades por tales criterios, obviando valías y preparación, seguiremos cometiendo idénticos pecados. ¿Cómo? ¿Ineptos? Eso lo has pensado tú (y yo también).
Y el otro tema. Lázaro Brito es presidente en funciones de la Fecam (Federación Canaria de Municipios). Fue alcalde Barlovento hasta hace unos días en que la alianza PSOE-PP, como en casi toda La Palma, acabó con la hegemonía de CC en la isla. Y no debió destacarse el susodicho en la política de ahorro y restricción (que luego se dirá), porque el actual equipo de gobierno ha reducido ‘los sueldos políticos’ en un 62%. Viene esto a cuento de las siguientes manifestaciones del señor Brito: Hay que tener en cuenta que la legislatura 2007-2011 ha sido económicamente difícil. Se puede calificar desde la economía como muy grave.
Pues explíqueme usted, estimado ex alcalde, por qué no predicó con el ejemplo. O por qué el organismo que aún sigue presidiendo no ha sido capaz de poner orden y concierto en este maremágnum que supone la asignación de sueldos, dietas y prebendas. En el que, y ya es casualidad, todos están de acuerdo.
Y no solo es el hecho de distribuirse la tarta (para lo que no les hace falta el consabido objeto punzante, más conocido por cuchillo), sino que abogan para que no haya reducción de municipios, porque, según usted “la población tiene asumido el arraigo a su municipio", y, por lo tanto, "sería muy complicado realizarlo si se dan estas uniones". Mire, a ustedes se les importa un pimiento de Padrón lo del arraigo. Dejen elegir a la población y se llevarán una sorpresa. Máxime cuando se les indique que el más que evidente ahorro en los abonos a sus ilustrísimas se destinará a otras nobles causas: arreglar escuelas, atender servicios, fomentar la cultura y el deporte…
Ya lo sé, lo mío es demagogia barata, lo de nuestros dirigentes es sensatez elevado a lo que estimen adecuado. Mándense un higo de pico. Hasta mañana, que es San Pedro.

lunes, 27 de junio de 2011

Repartos dinerarios

En una reacción química, la materia no se crea ni se destruye, solo se transforma. Y en las reacciones políticas, que se producen cada cuatro años, sucede tres cuartos de lo mismo. Pero las mutaciones son muchísimo mayores. Reduciremos, ahorraremos, seremos comedidos y austeros, solo liberaremos el número mínimo indispensable para el correcto funcionamiento… Bla, bla, bla y bla.
La crisis nos acogota y, por consiguiente, los políticos tenemos que predicar con el ejemplo, ser el espejo en el que se mire la ciudadanía y… nos envidie al vernos con trajes impecables (regalados o no), un significativo bulto que equivale a una cartera bien surtida y repleta, una nada incipiente barriga que nos recuerda una vida de mucho trajín… gastronómico.
Si repasas la prensa con un mínimo de interés morboso, hallarás ejemplos para todos los gustos. Desde un alcalde que se sube –por la cara– el sueldo nada menos que en un 100% de un mandato (que no legislatura) a otro, hasta el que promete, una vez celebradas las elecciones, que “solo” 7 de 11 cobrarán de la teta municipal, para cambiar dos días más tarde y enchufar a la totalidad porque la cochina (ver foto) tuvo un exceso de producción. ¿Dónde? Ahí al lado, en Puerto Cabras, hoy Puerto del Rosario. De la escuela de Paulino I, el sobrio.
La mayoría de los equipos de gobierno, tras la celebración de la sesión plenaria correspondiente, sostiene que se han bajado los sueldos, o, como mínimo, los han dejado quietos. ¿Ejemplos? Puerto de la Cruz, Los Realejos, El Tanque… Y al día siguiente, los grupos de la oposición acuden a los medios para indicarnos todo lo contrario, o, como mínimo, alegar que no ha sido suficiente. Y es aquí donde uno se cuestiona cómo el PSOE realejero sostiene un discurso en el pueblo, mientras su compañeros de Guía de Isora, al decir de la oposición de allá,  hacen todo lo contrario de la propuesta sostenida en este Norte. O como CC y PP en Puerto de la Cruz convocan rueda de prensa para emitir un comunicado que va en dirección opuesta al que mantiene el PP en El Tanque.
Y cuando uno contempla estos espectáculos, y ya que somos un país muy dado a legislarlo todo, se pregunta a qué demonios esperamos para fijar unos criterios objetivos y asignar estos sueldos de una manera menos arbitraria. O que la Fecam deje de preocuparse por la posible supresión de municipios (lo que demuestra que su voluntad no pasa por la reducción de potenciales ubres) y ponga orden y concierto en el tema que nos atañe. Porque es tan variopinta la casuística que los circos despliegan carpas cada tres por dos.
Y en ello estábamos cuando surge el pacto lagunero en el que Javier Abreu, número 5 en la candidatura del PSOE, que accede al Consistorio merced a la renuncia de Gustavo Matos (único consecuente con los planteamientos de la campaña), y se erige nada más y nada menos que en el primer Teniente de Alcalde. Manda adelantados. Y en una entrevista aparecida en la prensa en el día de ayer manifiesta que “no sabemos explicar nuestras posiciones”. Es que, estimado trepador, no lo entenderemos jamás; ya lo puedes exponer en activa, en pasiva o en condicional compuesto. Es más, no tiene justificación. Eso sí, para nosotros, los normales. Interprétalo como quieras. Bien te gustó el sueldito que te puso Ana Oramas, eh.
Ya que aludí a la prensa dominguera, ¿quién me falta? Por supuesto, Wladimiro. Que ya no es (cargo público), pero sigue siendo (articulista). Mira a ver si te suena algo de esto: “Hay que dar un giro”. “Hay que revisar el REA”. “Hay que negociar en Bruselas la PAC”. “El Gobierno de Canarias y los cabildos deben intervenir”. Chacho, todavía me estoy riendo. ¿Sabes que decía siempre mi padre? El que nace barrigón, ni aunque lo fajen chiquito.
Como lo cortés no quita lo valiente, lean su comentario porque merece la pena. Las lecciones magistrales del cultivo de la papa, de la usura de los intermediarios (de ello también sabía Elfidio Alonso cuando Los Sabandeños eran más jóvenes; ahora deben viajar, grabar y vender, y eso implica subvenciones… ¿lo cogiste?), y de la facilidad para la importación del tubérculo, no tienen desperdicio. Lo malo, y parece no darse cuenta, es el permanente bombardeo de coletillas al estilo de yo no fui o yo pasaba por allí.
Cuando sea viejo y tenga una huertita, me sentaré en un banquito por fuera de la puerta de la choza y a todo el que pase le diré: adiós esteeee. Lo manifestado, hasta mañana.

sábado, 25 de junio de 2011

Ya tenemos la parejita

Nosotros, los abuelos, a saber, mi mujer y yo. Los hijos, uno cada uno. Los otros abuelos, uno también. Expliquémonos:
Debía llegar en julio, pero se fue de parranda a las fiestas de San Juan de la Rambla y pareció gustarle el bullicio. Porque decidió asomarse y comprobar más de cerca qué era eso de las hogueras, el solsticio de verano y los baños de las cabras. Hasta creyó percibir una alegría especial en el ambiente festivo y festero. Olores y sabores. Confusión polícroma. Estallido de sensaciones.
Parece que fue ayer aquel 7 de febrero de 2008. Cuando desde el Hospital Universitario de Canarias recibimos una llamada mañanera en la que se nos comunica que Emma quería hacer acto de presencia. Hija y yerno abrían así el capítulo dedicado a los nietos. Ese periodo, eso dicen, en el que inicias la etapa de consentir todo aquello que como padre pensaste que no era lo más adecuado. Y la primera tanda de visitantes estuvo comandada por mi hijo y mi nuera, quienes, dos meses después, comienzan otra aventura, cuyo primer fruto ve ahora la luz. En justa correspondencia, allí se hallaban los que ya pueden considerarse padres veteranos. Y es que cuarenta meses supone una considerable trayectoria.
Ya está Leo con nosotros. La familia tiene, pues, un nuevo miembro. Al que el abuelo deberá, inexcusablemente, dedicarle unas décimas. De las que haré a ustedes partícipes en este mismo vehículo; ahí, donde bien saben, en el rincón de las letras menudas. Déjenme el tiempito de rigor, el que mandan los cánones. Porque quiero y deseo –queremos y deseamos– que mi –nuestra– satisfacción sea compartida. Que no siempre deberán ser los políticos quienes ocupen el protagonismo de los comentarios de este Pepillo y Juanillo. Y aunque no dado a las autocomplacencias, esta vez, lo siento, la ocasión lo merece y lo requiere. Y mucho.
Estamos, en consecuencia, debidamente compensados. Emma y Leo, Leo y Emma (nombres cortitos, que no les causarán demasiadas dificultades en ese futuro inmediato cuando tengan que escribirlos), son ahora nuestra pareja. Como la tuvimos en la década de los setenta del pasado siglo. Y la tenemos, claro. En esta duplicidad rememoraremos pasajes de antaño, seguro. En los que ocupará lugar destacado el asunto de los parecidos. Como en toda familia que se precie.
Cuando los años de este siglo XXI se suceden a ritmo vertiginoso (si fue hace apenas unas horas la llegada del mítico 2000), pero por evidentes razones de madurez (di edad, sin rubor alguno) con mucho más tiempo disponible, abordaremos la enésima singladura. Y sin bastón, abuelito. Síntoma de que los tiempos han cambiado. Afortunadamente.
Mi mujer y yo estamos contentos. Pepa y Meme, primerizos en estas lides, no lo pueden disimular. Ni falta que hace. Raúl, el padre de la criatura, que no suele exteriorizar sentimientos (dicen que se parece al padre), sonríe, a carcajadas, para dentro. Mayra sigue con el mismo apetito y eso constituye un excelente termómetro. “Abuela Cachón” tiene un biznieto. Mi hija y marido, un sobrino. Y el consabido consejo al resto de la familia: vayan todos ubicándose y adhiéranse el calificativo que crean conveniente y oportuno.
A todos ustedes, estimados ojeadores de este blog, mil excusas por haber incumplido la norma periodística de convertir en protagonista a quien no debe serlo. Pero no vean lo aliviado que me siento después de haber cometido semejante pecado. Es una de las ocasiones en las que haces tuyo con verdadero deleite el que las reglas se inventan para ser incumplidas.
Bienvenido, Leo. Felicidades, papis. ¡Ah!, guárdenle estas líneas para cuando tenga la oportunidad de ir descifrando mensajes escritos. Espero que no me haga un análisis demasiado severo. Que estos maestros de lengua…
25 de junio, otra fecha a enmarcar.

viernes, 24 de junio de 2011

Fitapa

Hay cosas que parecen no tener solución. Y una de ellas, por sus propios (de)méritos es la Federación Insular Tinerfeña de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (FITAPA). Desde que yo era mucho más joven –mis hijos también–, vengo observando que los estatutos no deben estar bien definidos. Porque lógico será pensar que para pertenecer a cualquier Asociación de estas características, deberá ser condición sine qua non el que tengas hijos en edad escolar. Es que si no los problemas te son ajenos, y, lo vires para donde lo vires, no duelen lo mismo. Si mal no recuerdo debe haber existido en varias décadas sólo dos presidentas: Grete Mollo y Pura Toste. Y a ambas les ha pasado exactamente lo mismo. Se les pasó su tiempo y siguieron, siguieron y siguieron. Tanto que a la primera le crearon un cargo honorífico. Y se apalancaron, acomodaron y creyeron cumplido su deber con reuniones, notas informativas y poco más. La pertenencia al Consejo Escolar de Canarias puso el resto. Pues daba la impresión de que con la convocatoria de sus sesiones en diferentes lugares de Canarias tenían satisfechas sus necesidades básicas. Y olvidaron el papel que a todo colectivo que se precie se le presupone: el carácter reivindicativo. En una legislatura –esta última– de lo más convulso en la Consejería de Educación, apenas se escuchó una voz discordante desde la junta directiva de Fitapa. Es más, la propia presidenta alabó el comienzo de este curso que ahora concluye como el no va más en el haber de Milagros Luis Brito. El caos posterior vino a demostrar todo lo contrario.
El descontento, no obstante, fue calando en algunas asociaciones que estimaban que Fitapa no las representaba y crearon las denominadas Ampas Coordinadas de Tenerife, cuya labor se ha venido significando de manera destacada en aquellos casos en que la Consejería no ha cubierto las bajas de los profesores habidas durante el presente curso. Y no quiero ni deseo entrar en guerras de quién hace más o quién hace menos. Pero sí que no concibo el quedarse de brazos cruzados ante la triste realidad que los informes dictaminan de cómo está la enseñanza pública en las islas. A no ser que pretendamos meras guarderías.
Hace unos días se celebró asamblea extraordinaria para elegir nueva junta de gobierno de Fitapa. Parece que Pura daba, por fin, un paso al lado. Pero por las informaciones que me llegan da la impresión de que se pretende perpetuar ciertos regímenes, ignoro a cambio de qué, porque desde la convocatoria al momento de la celebración hubo un reguero de chapuzas más digno de una telenovela al uso que de una entidad que debe ser fiel garante de la educación de miles y miles de alumnos.
Me indican que en el transcurso de una asamblea ordinaria se hace un alto para colar la votación que debía llevarse a cabo en una sesión extraordinaria, que los censos electorales brillaban por su ausencia, que se da un número determinado de electores y que luego se contabilizan unos veinte votos más… Como desde Fitapa no ha habido desmentido al respecto, no tengo por qué dudar de los datos que me llegan. Y me pregunto, ingenuamente, si con estos mimbres se puede ‘luchar’ y defender una educación de mayor calidad para la infancia y juventud de Canarias.
El titular de este blog, secretario en algún centro docente durante varios cursos, y, por ende, responsable del correcto desenvolvimiento de los procesos electorales en las renovaciones de los consejos escolares, que algo –poco– sabrá de tales asuntos, se tira de los tres pelos escasos y reflexiona en voz alta: ¿se ha acomodado solamente la casta política? Parece ser que no. Y es una pena.

jueves, 23 de junio de 2011

Bandos y olvidos

Sabemos que un bando es un comunicado oficial de una autoridad, especialmente si se lee en pregón o si se fija en lugares públicos. Entiendo que la RAE deberá ir ampliando definiciones en función de los adelantos tecnológicos, pues más de uno, es mi caso, hemos tenido acceso a los dos primeros bandos dictados por al nuevo alcalde realejero, el popular Manuel Domínguez, a través del sitio oficial del Consistorio norteño.
Trata uno de prohibir la presencia de perros en los parques infantiles o en los jardines municipales frecuentados por niños. Bien que me parece, pues ya bastante adornado tenemos el viario (incluyan aceras, arcenes…) como para que los queridos y estimados chuchos nos dejen hecho un asquito aquellos lugares donde los menudos puedan retozar un fisco. Cierto es que cada vez son más los propietarios conscientes que llevan preparada su bolsa de plástico para recoger lo que sus mascotas tienen a bien depositar allá donde les entre ganas de dar del cuerpo. Pero, y no es menos cierto, que aún resta una importante cantidad de desaprensivos a los que se les importa un pimiento el que tú tengas que estar limpiando las rayitas de los tenis con un palito durante una importante cantidad de minutos. Y como se te ocurra levantar la voz, lo mismo te dicen que eso es buena suerte. Si fuera cierto, ya procurarían que el perro les tuviera cagada toda la casa, para que los hados les sonrieran de manera mucho más cercana en cuanto sorteo se precie. ¡Ah!, añadan gatos, cerdos (sin dobles), iguanas, conejos… porque cada vez existe mayor variedad de ‘acompañantes exóticos’.
El otro hace referencia a la retirada de todo elemento vegetal que molesta al vecino. Que es muy bonito sembrar un árbol, pero debemos procurar que sus ramas no sirvan al colindante de tendedero de la ropa, mero ejemplo. Es frecuente, a todos debe habernos pasado, el tener que bajarte de una acera porque la enredadera de rigor está ocupando el único resquicio por el que un peatón puede colarse. Y si le unimos,  así enlazamos ambos párrafos, el que te aparece por la puerta de la cancela una cabeza enorme de un can, que del susto te manda, ipso facto, al centro de la calzada, ya tenemos los ingredientes del cóctel debidamente servidos.
Aprovecho la oportunidad para que se regule asimismo el derecho al descanso cuando vas a la zona recreativa de La Higuerita (o la de Barranco Ruiz). Algunos se han tomado estos espacios públicos como discotecas al aire libre. Cargan hasta con un grupo electrógeno para poder disponer de mayor facilidad en el montaje de potentes equipos musicales. Y como estas fiestas suelen durar todo el día y parte de la noche, las pobres criaturas que cumplen años deben acabar tomando aspirinas por tortillas. Y lo digo yo que solo paso por allí en el pateo habitual. Compadezco al que deba soportarlo durante horas. Es como el tonto de cierto sitio que va a la playa a deleitar a toda la vecindad, o aquel otro que pasea con el tuneado a diez kilómetros por hora, cristales bien abiertos (para que entre aire y salgan decibelios) y dándole caña al bafle amplificado, al subwoofer activo y hasta, si me apuran, al rack crossover (externo o interno). Yo, para abreviar, a todo este tipo de espectáculos lo englobo bajo la denominación gilipollez, pero creo que no es correcta la traducción.
Lo de olvidos viene por los tremendos lapsus que suelen tener los políticos en los días inmediatos a las citas electorales. Es como si el escrutinio les pasara factura a la masa neuronal y las dendritas se cortocircuitan todas.
José Miguel Bravo de Laguna, presidente del Cabildo grancanario, quería reducir el número de consejerías y alguna cosilla más. Pero el pacto con CC lo tiene trincado: eso dice él. Mientras, Carolina Darias sigue con sus lamentos y espera que Paulino y Claudina pongan orden en su gallinero para reconducir los pactos (en cascada) que no pudieron ser. Perestelo le mandará fuerte rastrillazo con lo acontecido en La Palma. Parece que los sillones de la oposición están directamente enchufados a la nevera y en estos días se agradece, pero ¿y después?
Antonio Castro es el ejemplo vivo del palmero de Gallegos que yo te dibujaba hace unos días. Pero al final de la anterior legislatura se atrevió a abrir la boca para señalar que no repetiría como presidente del Parlamento. Esa es la razón que me lleva a pensar que este pacto josemigueliano va a durar los cuatro años que tanto se pregona. Eso, piensa mal y acertarás.
Y concluyo: dicen que la asamblea (extraordinaria) de Fitapa para elegir nueva dirección acabó como el rosario de la aurora. Una chapuza digna de cualquier partido político. Son tiempos difíciles. Pese a lo abnegación y sacrificio que todo cargo implica, nadie quiere apearse del carro.

miércoles, 22 de junio de 2011

Habemus pactum

Pues sí, el pasado lunes se firmó el ‘Acuerdo por la gobernabilidad, la dinamización económica, el empleo y la cohesión social de Canarias’ entre CC-PNC-CCN y el PSC-PSOE. Al acto de la firma faltó el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, porque el Falcon 900 no estaba disponible y el helicóptero de Paulino no está para trotes tan largos. Se está pendiente de si le enviamos el tocho o él se da un salto cuando sus obligaciones se lo permitan. Ahora tendrá más ratos pues no va a llevar la campaña de Rubalcaba, más conocido por Alfredo.
A los cincuenta y nueve segundos, más o menos, José Manuel Soria, principal representante de la escuela cínica en estas islas ultraperiféricas (por lo de las excentricidades, que no por su frugalidad; ay si Diógenes levantara la testa), manifestó que espera que este pacto sea estable porque Canarias lo necesita. Después de la que ha venido armando en días anteriores con respecto a los posibles apoyos a su candidatura, chiquita cara.
Un servidor le estuvo echando una ojeada (al documento) y de entre los párrafos que le ha llamado la atención transcribe estos:
Promoción económica
Mejorar la competitividad de la economía canaria creando las condiciones necesarias para que las empresas y los centros de investigación tengan acceso a los instrumentos europeos para promover la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación.
Fomento del capital riesgo a nivel archipielágico, necesario para la financiación inicial de proyectos innovadores capaz de dotar a la empresa de un nivel específico de financiación y de una serie de recursos intelectuales y servicios avanzados necesarios con anterioridad al lanzamiento de un negocio.
Por favor, si alguno de mis escasos lectores es tan amable y me lo traduce, le estaré eternamente agradecido, porque tengo previsto sacarme una de seis en la Primitiva y lo mismo monto un negocio. Claro, debo estar al tanto de los ‘servicios avanzados y recursos intelectuales necesarios’, no sea que me vaya a quedar sin tener acceso a los instrumentos europeos. Y es que el único instrumento que tengo (el viejo laúd), anda el pobre más desafinado que todo el conjunto archipielágico (palabra que no está en el diccionario, pero que a mí también me gusta un montón).
Allá por Mogán, según agarras para La Aldea, un poco después de la zona de Los Azulejos, hay una escultura que representa, eso creo, el salto del pastor. Y como desde los tiempos anteriores a Franco ya se hablaba de la importante posición de Canarias en el Atlántico, debieron pasar Pérez y Rivero por aquellos contornos de (Gran) Canaria antes de redactar:
Acción exterior
Canarias ha de lanzarse a hacer realidad las ventajas derivadas de su posición geográfica estratégica. En definitiva, ha de dar un nuevo salto que nos convierta en un archipiélago atlántico, cruce de caminos de múltiples culturas, de comunicaciones marítimas y aéreas, de personas y mercancías, de comercio, de diálogo político, de cooperación y solidaridad, de prestación de servicios, de punto de encuentro entre culturas.
Amigos (y amigas, que se dice), saltemos, brinquemos y lancémonos. Convirtámonos en una verdadera encrucijada (¿más?). Máxime cuando nuestro pacto se basa en la palabra y en la lealtad, algo bien distinto de basarse en la palabra lealtad. Y la copulativa y permite, casi sin despeinarnos, la conversión en disyuntiva o, y de ahí a reproducir lo acaecido en la tercera legislatura, cuando Hermoso se autocensuró y se cargó de paso a Jerónimo Saavedra, no hay más que un paso. Eso, de tu casa a la mía, cielito lindo. Mi amigo Salvador lo expresa de manera mucho más elegante en  su ‘García en blog’, en su post de ayer martes: 
Y un último fragmento:
Nueva Ley Administraciones Públicas canarias
Es evidente que en una coyuntura de crisis económica con menores ingresos, los poderes públicos han de llevar a cabo políticas de restricción de gasto sobre la base de programas de austeridad, intensificando la cooperación interinstitucional, mancomunando servicios y, sobre todo, evitando duplicidades en la gestión de las competencias, lo que conducirá a que una buena parte de aquellas que hoy ejerce el Gobierno de Canarias en materias tales como políticas sociales, cultura, deportes, aguas y gestión de los parques nacionales se traspasarán a los cabildos insulares.
Recogieron inmediatamente el guante de los programas de austeridad los socialistas portuenses, con Lola aún al frente, y propusieron a Marcos que rebajara los sueldos a sus concejales (Brito, como Valencia, no cobra; eso dicen; se inflan de… aire). Algo que está bien, pero que no aplican cuando están ellos. Tanto, fíjate tú, que en el ayuntamiento de Las Palmas ya andan a la greña porque los grupos de la oposición solicitan nada más y nada menos que cinco concejales liberados (el PSOE pide 3, 1 para NC y otro para Compromiso). Pero solo hay asignación económica para cuatro (algo que deberán saber perfectamente los socialistas porque ellos gobernaron hasta hace unos días). Nos dejan sin sueldo, se lamentan. ¿Querrán asimismo coche oficial estos prohombres sin responsabilidad (cualquier acepción) alguna? Son, qué duda cabe ‘las políticas de restricción de gasto sobre la base de programas de austeridad’.
¿Te acuerdas que Antonio Castro no repetía? Exactamente por eso mismo vuelve a ser lo que era. Son las compensaciones palmeras. Seguiremos en unos días con Perestelo y resto de la compaña.
¿Habrá cambios en Fitapa? Estaremos al tanto. Mientras, sigo con la idea de fundar la triple (o cuádruple) A: Asociación de Abuelos de Alumnos (y/o de Abuelas, por lo de la igualdad). Hasta después.

PD. El que se acuerde del latín que me explique, por favor, si es 'habemus pactum' o 'habemus pactus'. Gracias.

martes, 21 de junio de 2011

Lo que debemos saber (y 2)

¿Seguimos? Seguimos:
23. Guerra Reina, Alfonso: hijo del ex vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra. Fue elegido a dedo como  asistente del vicepresidente del Parlamento Europeo, el socialista Miguel Ángel Martínez. Más de 140 millones al año se van en sueldos de 1.200 recomendados. Con ese dinero se podrían mantener los servicios de una ciudad española de 115.000 habitantes durante un año.
24. Horas Extras: en 2008 el Gobierno de La Rioja pagó 200.000 euros extras a sus conductores. Realizaron 870.182  kilómetros, unos 2.300 al día, lo suficiente para cruzar tres veces España de este a oeste. Un gasto curioso ya que es la comunidad más pequeña del país y que su población es inferior a la de cualquier ciudad dormitorio de  Madrid. El uso de coches oficiales para asuntos particulares es una práctica tan común como soterrada.
25. Ibarretxe, Juan José: el ex lehendakari del Gobierno vasco recibe unos 45.000 euros al año, la mitad de lo que  ingresaba cuando era presidente. Y lo cobrará de por vida, igual que todos los miembros de su ejecutivo. Este tipo de jubilaciones están muy por encima del límite legal para el resto de los españoles, que no pueden cobrar  más de 32.000 euros anuales, por mucho que hayan cotizado toda su vida.
26. Impuestos: un ciudadano, por ejemplo, de Madrid sustenta con sus impuestos el salario de 27 concejales, 120 parlamentarios de la Asamblea madrileña, 264 senadores, 350 diputados nacionales y 54 del Parlamento Europeo. En total, 815 cargos electos con un sueldo base que supera los 3.000 euros. Y sin contar los puestos de confianza que arrastra cada uno.
27. Jubilado de oro: tras abandonar el FMI, Rodrigo Rato regresó a España con una pensión vitalicia de 80.000 dólares anuales. Sumados al sueldo de ex ministro, en 2006 percibía 37.070 euros mensuales. [Un español necesita cotizar al menos 35 años, 15 con la base más alta, para poder cobrar la jubilación máxima de 32.000 euros al año]
28. Mariscadas: no hay límite legal para las comidas de representación de los políticos españoles. Tampoco hay fiscalización previa a la hora de comprar jamón, champán o puros de alta cava. Ejemplo del descontrol es el socialista valenciano Vicent Costa. Acababa de perder las elecciones municipales a favor del PP, pero seguía siendo alcalde en funciones. Y como tal se gastó casi 500 euros del dinero público en gambas, cigalas, langosta, navajas, jamón y caldereta. Una buena despedida.
29. Móviles: los senadores cuentan con 1,7 millones de euros al año para gastos de teléfono. El ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda tenía 270 dados de alta. Entre los servicios que pagó figuran descargas de juegos, llamadas a Cuba y a varias líneas eróticas.
30. Morosos: los miembros de La Casta invirtieron 66,6 millones de euros en la celebración de las elecciones generales de 2008. De ese dinero, 44 millones fueron prestados por bancos españoles para financiar campañas publicitarias megalómanas. Las mismas entidades que ese año de crisis embargó las casas a 60.000 familias por falta de liquidez. 180.000 personas se quedaron sin techo. Sin embargo, los partidos de La Casta deben a los bancos 144,8 millones de euros.
31. Negocios: sólo el 33% de los diputados del Congreso se dedica en exclusiva a su labor política. El resto engorda sus cuentas corrientes con la participación en empresas privadas, fundaciones y colaboraciones varias. Algunos, como el diputado del PP Miguel Ángel Cortés, aglutinan hasta 12 actividades extraparlamentarias.
32. Nóminas: los sueldos de los políticos electos (80.000 miembros de La Casta, que llenarían un estadio como el del Real Madrid) cuestan a los ciudadanos unos 720 millones de euros al año, más que el presupuesto anual de toda la red ferroviaria, tres veces superior al dinero dedicado a cuidar el patrimonio nacional y 60 veces más que lo que gasta el país en salud bucodental para jóvenes.
33. Pajín, Leire: en 2000 se coronó como la diputada más joven de España. Ocho años después, con 33 de edad, ya tiene derecho a una indemnización de 85.000 euros anuales del Estado. Recibe 5.500 euros al mes por su trabajo al frente del PSOE, tiene derecho al 80% de su sueldo como ex secretaria de Estado de Cooperación, 103.000 euros anuales con todos los complementos, a lo que hay que sumar 3.126 como senadora.
34. Pensión de escándalo: los ex ministros mantienen durante dos años una pensión por cese de 58.000 euros anuales, cifra seis veces superior a la pensión media española. En la actualidad, cuatro ex ministros compatibilizan ese dinero con el sueldo de diputado: José Antonio Alonso, Fernández Bermejo, María Antonia Trujillo y Jesús Caldera.
35. Prostitutas: el concejal de Palma de Mallorca, Rodrigo de Santos, gastó más de 50.000 euros en prostíbulos y bares de ambiente. En Estepona, varios miembros municipales están siendo investigados por cobrar 42.000 euros a una red investigada por la Audiencia Nacional para abrir un local de alterne. En 2002, el ex alcalde de Dolores (Alicante) fue condenado a seis meses de prisión por abonar la factura de un local de alterne, al que acudió con siete comensales.
36. Regalos: no hay una ley concreta sobre los obsequios que pueden aceptar o no los políticos. En EEUU, por ejemplo, pasan al Estado. Condolezza Rice recibió el año pasado en sus viajes oficiales joyas por valor de 360.000 euros. Aquí nadie tiene obligación de declararlos. Se pueden quedar con ellos. Sin más.
37. Solbes, Pedro: tras dejar la política en abril de 2009, el ex ministro de Economía se encontró con un retiro de unos 12.000 euros mensuales (una pensión de 2.725 euros por ser funcionario, su pensión vitalicia como ex comisario europeo y otros 5.700 al mes como compensación, durante dos años, por ex ministro). A Solbes, pues, le esperaba una jubilación cinco veces mayor que la de cualquier español.
38. Secretos: el oscurantismo sobre los gastos llega al absurdo. El Parlamento Europeo cuenta con una Oficina de Lucha Contra el Fraude (OLAF, por su siglas en inglés). Sin embargo, sus informes son confidenciales y su contenido completo sólo es conocido por los parlamentarios. Los votantes pueden saber de las buenas acciones de los políticos, pero sólo La Casta conoce datos sobre el fraude.
39. Sin límites: cada parlamento autonómico, diputación o ayuntamiento fija el sueldo de sus cargos electos sin límite ni baremo alguno. José Bolarín, alcalde de Ulea (Murcia), con 900 habitantes, cobra unos 4.000 euros. El de Ricote, cerca del pueblo anterior, se lleva 40.000 al año en una población que no alcanza los 1.300 vecinos. Y la alcaldesa de Marbella, Marisol Yagüe, cobraba más que el presidente del Gobierno: 84.462 euros al año en un ayuntamiento que estaba en bancarrota.
40. Taxis: la comodidad de sus señorías para hacer su trabajo es tal que el Congreso regala a los que no disponen de coche propio una tarjeta personalizada con un saldo de 250 euros mensuales para que viajen en taxi por Madrid. 
Ya saben, a trabajar si queremos alcanzar este ‘tren’ de vida. Hasta mañana. Puede que escribamos del gobierno.

lunes, 20 de junio de 2011

Lo que debemos saber

Anoche me llegó uno de esos tantos correos que nos deleitan con lo que tú y yo jamás cobraremos. Y como no se me ocurría nada, me dije que hoy (lunes) no escribo sino transcribo. Y ahí van los datos. Si alguno se siente aludido y quiere contestar, el apartado de comentarios sigue abierto. Para no cansarte mucho y para que no te cabrees de golpe y porrazo, van los primeros 22 ítems (o ítemes). Mañana, el resto.
1. Con lo que gana Rajoy en un mes, una pensionista con cuatro hijos vive durante dos años y medio.
2. Tal es el descontrol, que en España no hay ni una sola institución que conozca cuántos políticos cobran del Estado.
3. Un español tiene una pensión máxima de 32.000 euros anuales, pero los políticos tienen derecho a pensiones  vitalicias muy superiores. 74.000 euros en el caso de los primeros espadas de La Casta. Además estas pensiones no son incompatibles con otros sueldos de la Administración o con otras actividades económicas. Un diputado o senador tiene que estar sólo siete años en el cargo para optar a la pensión máxima, mientras que un trabajador autónomo o por cuenta ajena necesita 35 años cotizados.
4. La retención de las nóminas de diputados y senadores es sólo del 4,5%. 
5. ¿Sabía usted que paga de su bolsillo las multas que la DGT impone a los políticos? ¿Y que además las paga con recargo?
6. ¿Viajes innecesarios? Una comisión del Congreso pide permiso para que 60 diputados viajen cuatro días a Canarias a estudiar el cultivo del plátano.
7. Zapatero es el único presidente de la UE que carga sus gastos vacacionales a los presupuestos estatales. Viaja con 100 personas durante tres semanas.
8. Aznar, José María: es el único ex presidente del Gobierno que ha solicitado el sueldo vitalicio que supone  sentarse en el Consejo de Estado: 74.000 euros anuales. Nómina que pretendía sumar a la de ejecutivo del magnate de la prensa Rupert Murdoch. Se lo denegaron pero le salió rentable. Aznar renunció por un sueldo de 220.000  euros al año, tres veces más de lo que cobraba como consejero de Estado. [Resulta difícil cifrar, como en el caso de otros ex presidentes, cuánto dinero suman sus actividades privadas y públicas]
9. Absentismo: no existen datos oficiales sobre la falta al trabajo de los políticos o al menos no se han hecho públicos.
10. Aviones: los diputados pueden utilizar a su antojo con cargo a las arcas del Estado aviones, trenes o barcos. Disponen de 5.000.000 de euros al año para viajes.
11. Bono, José: entre sueldo y complementos, el presidente del Congreso cobra 13.856 euros al mes: 3.126 por  diputado, 3.605 como complemento, 3.915 para gastos de representación y 3.210 de libre disposición. Las dos últimas partidas suman más de 6.000 euros mensuales para comidas, regalos y actos de protocolo. Todo este dinero  sin contar las indemnizaciones previstas por ley para sufragar “gastos que sean indispensables para el ejercicio de su función”.
12. Botella, José (que no es el Pepe Botella de la historia): el cuñado de José María Aznar fue fichado en Bruselas, desde las oficinas del PP en esa  capital. En el tribunal que lo examinó para funcionario estaba un miembro determinante, Gerardo Galeote, que presidía la delegación popular en Europa. En menos de dos años el hermano de Ana Botella se blindó con un sueldo europeo para toda la vida.
13. Caldera, Jesús: el ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales recibe 6.319 euros mensuales por su escaño en la  cámara baja, donde redondea su sueldo como vocal de la Diputación Permanente y presidente de una comisión. Cuando era ministro subió el salario mínimo a 600 euros. Cuatro años después, su sueldo es 10 veces superior a esa  cifra, que recibe simplemente por no abrir la boca. Caldera no ha presentado ni una sola iniciativa ni ha intervenido en el Congreso desde que comenzó la actual legislatura. Al final, cobró en 2009 más de 120.000 euros por los servicios prestados.
14. Cargos: Hay 8.112 alcaldes, 65.896 concejales, 1.206 parlamentarios autonómicos, 1.031 diputados  provinciales, 650 diputados y senadores, 139 responsables de Cabildos y Consejos insulares y 13 consejeros del Valle de Arán.
15. Castigos: nunca se ha sancionado a ningún político por incumplir el Código del Buen Gobierno, que se supone  que controla las buenas prácticas del Ejecutivo.
16. Coches: el lujo de muchos dirigentes autonómicos les lleva a sentar sus posaderas en automóviles de más de  100.000 euros. Gallardón, el alcalde de Madrid, se mueve en un Audi A8 de 591.624 euros. Fue contratado en arrendamiento hasta 2011, así que el alcalde gasta 150.000 euros al año del bolsillo de sus ciudadanos para  moverse por la ciudad y alrededores. Catorce de los 17 presidentes autonómicos usan Audi. El valenciano Francisco Camps tiene varios a su disposición (esa comunidad dispone de 200 vehículos para sus altos cargos, la mayoría de ellos Volvo S80, de 40.000 euros), lo mismo que sucedía con Chaves en Andalucía, cuyo Gobierno cuenta con 234 coches oficiales.
17. Chaves, Manuel: cobra al año 81.155 euros por ser ministro más una indemnización de 46.000 al año por  abandonar la presidencia de Andalucía. O sea, 127.155 euros anuales. Dos sueldos del Estado compatibles sólo para altos cargos. Para los demás españoles está prohibido por ley.
18. Despilfarro: el Congreso gasta cada año 160.000 euros en regalos navideños. 11.000 cargos públicos reciben obsequios por esas fechas, un gasto que suma al año 2.200.000 euros.
19. Deudas: cada español debe a los bancos 566 euros por la deuda de los ayuntamientos.
20. Dietas: los parlamentarios que no viven en Madrid reciben, además del sueldo, otros 1.823 euros al mes por sus  supuestos gastos de manutención y alojamiento. Los locales, 870 para gastos, libres de impuestos. La suma de estos sencillos complementos supera el sueldo de 12 millones de ciudadanos. Además, cobran 150 euros cada día si  salen al extranjero, y 120 si viajan por el país.
21. Enchufados: hasta hace tres meses, cada eurodiputado disponía de 17.140 euros al mes para contratar a  familiares. El ex presidente del PP de Cataluña y vicepresidente de la cámara europea, Alejo Vidal-Quadras, puso en nómina como secretario en Bruselas a Albert Fuertes, hermano de su esposa. Y el eurodiputado cacereño del PP,  Felipe Camisón (fallecido en mayo de 2009) contrató a su cónyuge como asistente, al igual que hizo la también diputada popular Cristina Gutiérrez-Cortines con su hija. Y lo mismo hizo el socialista Enrique Barón con la hija  de un militante afín. [En la actualidad, los familiares directos han sido eliminados de las plantillas de los  diputados españoles. Sin embargo, los parientes de sangre han sido reemplazados por personal próximo al partido]
22. Fundaciones: 52 políticos nacionales ocupan cargos en 74 fundaciones distintas: 31 por el PSOE, 28 por el PP y 4 por el resto de grupos. La conservadora Soledad Becerril parece la más activa: es miembro del patronato de seis fundaciones. No todas tienen un marcado carácter político.
Seguimos mañana. ¿Te parece?

domingo, 19 de junio de 2011

Reducciones

Hace un tiempo me hice eco de la protesta de la Comunidad Educativa del CEIP La Era (Guía de Isora) ante la negativa de la Consejería de Educación a nombrar un profesor sustituto para un docente que se hallaba de baja médica desde el ya lejano mes de enero. En el reparto que se guisa entre CC y PSOE para el próximo Gobierno, se llevaban todas las trazas de que Milagros siguiera haciendo de las suyas al frente del departamento peor regido en el periodo autonómico, y nos temíamos que estas cantinelas de las reducciones presupuestarias continuaran siendo caldo de cultivo durante al menos otros cuatro años. Pero no había concluido el párrafo, los digitales comienzan a escupir que este departamento será para los socialistas. Y que podría ser asumido, incluso, por el propio José Miguel Pérez, quien ostentaría además la vicepresidencia del Gobierno. Pero como la desconfianza me viene de naturaleza, pregunta al canto: ¿quién regirá los dineros; sí, eso de Economía y Hacienda?
Leo que madres y padres están indignados. Y no es para menos. Se ha venido alegando que el centro disponía de los suficientes recursos para poder atender la demanda con los medios existentes. Y así durante más de cinco meses. Explíquenme ustedes a mí, si alguno es capaz de atisbar una respuesta lógica, cómo a tres semanas para finalizar el curso los mandamases consejeriles acceden a la petición formulada en aquel entonces. ¿No les suena a tomadura de pelo?  Si creían estar en posesión de la verdad, ¿a qué viene este postrer arrepentimiento?
Lo verdaderamente lamentable es que ahora hay otro cómplice: el PSC-PSOE. Que bajará la cabeza una vez más y se tragará lo poco que al respecto denunció. Y cuando escuchemos, por enésima, lo de ‘todos son iguales’, no nos va a quedar más remedio que pensar que mucho de cierto tiene tal aseveración. Lo mismo necesitaremos a partir de ya el auxilio de un nuevo helicóptero. Lamentable. ¿Y si me equivoco? Ojalá.
A lo otro. Solo (yo no le pongo ya tilde) cinco de los doce concejales estarán liberados en el ayuntamiento villero. Así titulan algunos medios. Otros, al tiempo, señalan que cobrarán doce de los trece. Y tú te quedas medio pasmado. Aclaremos, si podemos:
CC obtuvo trece concejales en las pasadas elecciones. De un total de 21. El resto fue 3 (PP), 3 (PSOE) y 2 (IpO). Tras el reparto de áreas y responsabilidades (es un decir), Juan Dóniz justificó una nueva bajada de sueldos (para predicar con el ejemplo). Este ingenuo, tras no sé cuántas disminuciones en los emolumentos y les sigue dando para vivir bien, piensa que con lo que llegaron a cobrar en su momento (incremento tras incremento creo que alcanzaron el 60%) tendrán ahorrados unos sustanciosos capitales. De ahí la bajada (de sueldos).
El que estén liberados a tiempo completo cinco concejales no significa que los demás no cobren. Lo hacen hasta los de la oposición, que aparte de percibir retribución por asistencias a reuniones (como le ocurre asimismo al alcalde), tienen, además, una asignación fija por grupo político. Y los siete del equipo de gobierno a tiempo parcial también reciben su buen fajito. Porque díganme si conocen por ahí a un contratado a media jornada (vete tú a saber cómo computan las horas) que perciba 1300 euros mensuales. Con el beneficio añadido de que puede compatibilizar ese dinerito con otras menudencias varias. Yo qué sé, pon tú ejemplos. Puede dar clases particulares, de lo que sea, y cobrar unas cuotas a los asistentes. O dar charlas sobre temáticas dispares (el comportamiento sexual de los cangrejos machos del río Amazonas, verbigracia).
Está claro que por mucha savia nueva inyectada, el cotarro lo seguirán dirigiendo los de siempre (consulta en cualquier periódico). Y a mi amigo Eduardo (búscalo en la foto) le dieron Consumo. Felicidades.
En lugar de repartir tanto chiringuito, podrían tomar ejemplo de Víctor Manuel Hernández, primer teniente de alcalde del ayuntamiento vecino de Santa Úrsula, quien, aparte de ser el único concejal socialista en la corporación y mano derecha de la alcaldesa (popular), ocupará una concejalía con las siguientes competencias: Urbanismo, Asuntos Sociales, Cultura, Juventud, Parques y Jardines. ¿Cuándo dormirá este hombre? Descansen.

sábado, 18 de junio de 2011

El botín de Botín

Emilio Botín-Sanz de Sautuola y García de los Ríos, Marqués consorte de O'Shea, (Santander, Cantabria, 1 de octubre de 1934) es un banquero español perteneciente a una prestigiosa familia de banqueros (biznieto, nieto, sobrino, hijo, hermano y padre de banqueros). Es hijo de Emilio Botín-Sanz de Sautuola y López, nieto de Emilio Botín López y sobrino de Marcelino Botín López, todos ellos presidentes del Banco de Santander. También es hermano de Jaime Botín, que fue presidente de Bankinter.
Todo el párrafo anterior me lo copié de la Wikipedia. Tal cual. Con sus correspondientes familiares por si te parece bien perder algo más de tu apreciado tiempo consultando pasajes y andanzas. Y está de moda tal caballero porque, por lo visto, comete errores en la declaración de la renta. Algo que también nos puede ocurrir a nosotros. Ya sabemos que cuando uno cumple (años) más de la cuenta, tiende a olvidarse de cuestiones importantes. Parece ser que la memoria le juega malas pasadas y ni se acuerda dónde demonios tiene metido el dinero. Sabe que está en Suiza, pero se pierde en la localización de la ubicación exacta dentro del laberinto bancario del HSBC. A otros del gremio,  a deportistas de elite y un buen carro de acaudalados, que apenas llegan a fin de mes, les suele ocurrir tres cuartos de lo mismo. Pobres diablos.
Pues sí, el botín (conjunto de objetos robados; no declarar es robar al resto de paganinis) de Botín (incluyan a su hermano Jaime y a los 10 hijos de ambos) asciende a unos cientos de millones de euros. Calderilla, en suma, para abonar los cortados con Fernando Alonso en esos circuitos esparcidos por esos mundos de la Fórmula I. Es que van tan deprisa.
Se han elevado voces contra los procederes del susodicho y de lo que puede entenderse cierta permisividad de Hacienda con tal individuo, al concederle el privilegio de presentar una nueva autoliquidación, cuando lo que procedía era la revisión de las anteriores y si se demuestra que hubo fraude, leña al mono.  Aunque, y es coña, también hay defensores de estos pobres infelices, como los del grupo Intereconomía, que no se explican cómo la ‘Fiscalía Socialista’ actúa contra el indefenso banquero y no lo hace contra los indignados de Barcelona. Hombre, faltaría más, cómo vamos a comparar un simple despiste a la hora de colocar los números en las casillas (a lo mejor no había tantas y por elemental lógica no se ubicaron las que no cabían, sin ninguna otra intención malévola) con las impresentables sentadas y ocupaciones de suelo de dominio público por unos zarrapastrosos y desaliñados. Cruz perro maldito. Y ya está, déjenlo tranquilo, abusadores. Que el hombre tiene sus años.
Como es fin de semana, lo dejo. En la próxima oportunidad escribiremos algo de quien continuará al frente de la Consejería de Educación y de los concejales liberados en los ayuntamientos, con especial dedicación al de La Orotava. Pásenlo bien.

viernes, 17 de junio de 2011

Una anécdota

Yeyo Abreu, más conocido en los ámbitos madrileños del Senado como don Aurelio Abreu, aseveró ayer que aquel documento firmado por el socialista José Antonio Valbuena y el popular Antonio Alarcó para gobernar la primera institución insular de Nivaria y desbancar a CC, no deja de ser una anécdota más en el placentero panorama electoral que nos deparó el 22 de mayo próximo pasado. Debe ser el futuro vicepresidente segundo del cabildo tinerfeño de la escuela de otro mandamás regional que ha declarado lo siguiente: “No vamos a aceptar ninguna imposición ni ningún castigo”. Que ya nos han dado bastante, añado yo. Me refiero, obviamente, a puestos, cargos y prebendas. Para lo que sacamos, se habrán dicho, estamos estupendamente servidos.
Está bonito el PSOE para ir de currito por la vida. Aunque jamás pude llegar a pensar que con tan poco obtuviese tanto. Si los tres papeles manuscritos en la misma jornada electoral (allá próximo a las dos de la madrugada, que diría mi madre), tras el escrutinio de rigor, fueron el fruto, por lo visto y oído, de una noche loca (eso quise entender: deberían estar celebrando con champán la dulce derrota), no debe preocuparse lo más mínimo Ricardo Melchior de esta magnífica prueba de seriedad. Al partido socialista le hace tanta falta el mullido sillón que harto difícil será, salvo que aparezca mejor postor, que se rompa el acuerdo firmado en la mañana de ayer jueves. ¿A dónde van a ir? ¿A jugar una partidita de golf allá bajo en Buenavista? ¿A pescar a Teno? Quita p´allá tamaños sacrificios.
Sosteniendo la línea discursiva del post anterior, tengo la impresión de haberme quedado corto en denominarlos mercaderes (de votos). Sin alcanzar la diatriba editorial de cierto medio con respecto al presidente en funciones (y per sécula seculórum), sí estoy por quedarme con la sensación (que se ha generalizado bastante) de estar gobernados por unos completos inútiles. Tan ineptos que sólo requieren el auxilio de unos cuarenta asesores (y es la mitad de lo que había) para sacar adelante la diezmilésima parte de la tonga de promesas que incluyeron en sus programas electorales. ¿No alegas nada, Julio Pérez?
Me temo que los académicos deberán ponerse manos al asunto y cambiar el significado de esa anécdota que aludía. Porque la RAE convendrá conmigo en que lo de limpia, fija y da esplendor, amén del reconocimiento de la lengua como un ente vivito y coleando, no concuerda con la deriva (¿o con el anclaje?) de los políticos. Me explico un fisco. Procede nuestro vocablo del griego anékdota (cosas inéditas) y atisbo al menos dos posibles significados: suceso curioso y poco conocido que se cuenta para ejemplificar algo o como entretenimiento, y suceso poco importante o poco habitual. Ni lo uno ni lo otro cuadra en la explicación del que fue alcalde de Buenavista del Norte. Porque tales aconteceres, o anécdotas, son de lo más frecuente. Y lo que un político eleve al rango de normalidad, quítense delante aquellos que solo valen para depositar un cacho de papel cada cuatro años en una urna, que, a modo de una corbeille à papiers (hygiéniques), es depositaria de las sanas intenciones (tuyas) y que se pasarán (ellos) par le cul. Más claro, blanca y en botella. Iba a escribir agua, pero pensé en Valle Gran Rey y me salió con cadmio y plomo. Parece gasolina con muchos octanos.
Si les parece bien, y le restan ganas de leer un fisco, vayan al otro blog y hallarán el inicio de un trabajo que redacté hace bastantes años… Bueno, no tantos. Fíjate tú que los políticos de ahora mismo ya estaban. Parece una anécdota, ¿no?

jueves, 16 de junio de 2011

Mercaderes

Manifiesta el diccionario que mercader es aquella persona que trata o comercia con géneros vendibles. Y en estos últimos días no ha habido artículo más sujeto a los dictados del mercado que el voto que depositaste en la urna el pasado 22 de mayo. Acudiste a cumplir con el deber ciudadano de más alta estima con toda la ilusión del mundo y… ¡mierda espichada en un palo! A estas alturas la pobre papeleta está más sobada que la masa con la que hicieron el pan del desayuno.
Muchas voces se han elevado en demanda de un profundo cambio de la ley electoral. Sesudos estudiosos y destacados comentaristas han realizado profundos análisis. Raro es el día en el que los medios de comunicación no nos sorprenden con nuevas propuestas. Estoy por asegurar que determinados tratados al respecto llevan tras sí muchos meses de intensa labor.
Mientras, los elegidos también trabajan. Y mucho. Para, sobre todo, hallar la fórmula que les permita otros cuatro años de placentera existencia. En este sentido debe ser Canarias la tierra en la que todo tipo de combinación y arreglo  chapucero son posibles. Porque siempre se harán tales remiendos con la mente puesta en el interés (conveniencia o beneficio en el orden moral o material) general. Bueno, es lo que dicen, pero ya se sabe que de ahí a lo otro hay mucho trecho, y, en realidad, de verdad de la buena, palabrita del Niño Jesús, ellos disponen, como nosotros, de un halo interior denominado subconsciente que les conduce, inevitablemente, al título de aquella obra de Benavente; exacto, los intereses creados: Ventajas, no siempre legítimas, de que gozan varios individuos, y por efecto de las cuales se establece entre ellos alguna solidaridad circunstancial que puede oponerse a alguna obra de justicia o de mejoramiento social. Y que conste que lo de individuos no va con marcado sentido peyorativo. Qué va.
La ley electoral canaria (con minúscula, ¿o se merecen otra cosa?), en el iluso y vano intento de acabar con el denominado Pleito Insular, se inventó la denominada triple paridad. A saber: 15 diputados para cada una de las islas capitalinas, 30 diputados para cada provincia y 30 diputados para las islas mayores y menores. Así se reparten los 60 escaños de Teobaldo Power en los que depositan sus ilustres culos sus señorías (y las nuestras). Saben que para ello tuvieron que expropiar un edificio porque con el que tenían andaban algo estrechos. Sí, no te acuerdas, bajo el asesoramiento de Ruano. Así les fue.
Y digo yo que si no hubo mayores reparos para tal osadía, sería oportuno el que vayan planteando adquirir toda la manzana, con lo que, ya que no se atreven a dar el paso de la circunscripción única, existiría la posibilidad de que se cumpliera el principio de proporcionalidad y pudiéramos, por fin, equiparar el voto de todos los canarios.
Me van a permitir uno datos:
Los censos electorales en esta última contienda eran: El Hierro, 10.250 (6.064); La Gomera, 23.266 (11.850); La Palma, 80.130 (44.780); Tenerife, 674.608 (388.940); Fuerteventura, 56.309 (33.741); Lanzarote, 84.469 (42.862); Gran Canaria, 651.327 (377.722). Entre paréntesis figura el número de votos válidos emitidos, siendo Fuerteventura la que alcanzó mayor porcentaje con un 59,9%, quedándose Lanzarote en un 50,7%. En el ámbito global del archipiélago, para un censo de 1.580.359 electores, se emitieron 905.959 votos válidos, es decir el 57,3%.
Propongo establecer la oportuna regla de tres (simple, como lo son sus señorías) y partiendo del esfuerzo herreño para conseguir sus tres diputados actuales (un partido con 1500 votos, y con el mismo sistema de reparto, Ley D´Hont, ya tiene el sillón asegurado), que los conservaría en esta modalidad que expongo, nos encontraríamos con esta nueva fórmula: La Gomera (de 4 a 7), La Palma (de 8 a 23), Tenerife (de 15 a 197), Fuerteventura (de 7 a 16), Lanzarote (de 8 a 25) y Gran Canaria (de 15 a 191). Tendríamos un magnífico aposento para 462 señorías. ¿Inconvenientes? Ninguno, todo serían ventajas. Enumero algunas:
Expropiar, lo mencioné antes, la manzana completa en Santa Cruz (para las sesiones plenarias) y establecer el carácter rotatorio de las comisiones (un edificio en cada isla, incluida La Graciosa). Se activaría la economía (albañiles, carpinteros, electricistas…), reduciríamos la lista del paro (pon al lado de cada parlamentario los añadidos de secretaria, conductor, traductor –para cuando se celebren las reuniones en La Gomera–, el que trae el vaso de agua, el que le arregla el portátil…). Bueno, no sigo porque tú hallarás otro buen montón.
¿Te parece demasiado? Vale, como solo vota un 60% (número arriba, número abajo), aplícale tal porcentaje a los resultados anteriores y dejamos un ¿hemiciclo? de unos 277 diputados…
¿Entonces la proposición (no de Ley) que argumento carece de fundamento? Lo que sí lo tiene, y en cantidades industriales, es el galimatías en que se hallan inmersos para intentar justificar lo injustificable. Para repartirse los cromos como chicos menudos. Y nosotros consolándonos con ir a ver los tajinastes rojos en las cumbres de esta isla picuda. Cámbiame este que no lo tengo y te doy cinco de estos ‘repes’. Los palmeros, tras la sacudida, obtendrán las ganancias en forma de cuotas a través de los intrincados vericuetos de las consejerías gubernamentales. Nombraremos a Tomás Padrón director general de Energías Renovables, porque su lucidez (Ricardo Melchior dixit) se halla aún al cien por ciento…
Lo dicho, mercaderes. Falta el del látigo que los mande… a trabajar, coño, que ya está bien. Y todavía nos quejamos de los que trapichean con ‘menudencias’ en las esquinas de cualquier plaza. Ineptos. ¿Te fijaste en la conversa de Milagros y Paulino con los miembros de esa comisión que vino a evaluar el sistema educativo canario? Exacto, al medio una traductora. Prueba palpable del éxito alcanzado por el presidente y la consejera en eso que Rivero se jacta de vender: el bilingüismo. Como no se esté refiriendo a lo de lengua bífida. Un día de estos se mueren envenenados al tragarse sus propias declaraciones.
Me voy a caminar a ver se me quita: estoy envenenado.

miércoles, 15 de junio de 2011

Hoy me perdonan

Hoy no tengo de qué escribir. Tras la ‘matada’ de colgar fotos en el día de ayer, quedé exhausto. Tanto que allá a media tarde mi fui a dar un pateo. Y debía caminar medio raro porque fueron muchos los coches que me tocaron la pita. Lo mismo iba cambado sin darme cuenta. A no ser, algo bastante improbable, que hubiesen salido todos los lectores del blog al mismo tiempo. Sí, cuando transito por esos arcenes mundanos y alguno me saluda con el bocinazo de rigor, a un servidor le queda el recurso de levantar el brazo, mover la mano y musitar un expresivo “adiós esteee”. Cuando tuerzo el cogote, está tan distante el vehículo que portaba el artilugio que emitió el sonido que lo vuelvo a ubicar en la posición correcta mientras uno se cuestiona para sus interiores íntimos de adentro lo de “¿quién sería?”.
De lo que sí estoy meridianamente seguro es que a la altura de lo que antes era el Bosque de La Gorvorana (¿Tú te acuerdas, Wladimiro?), reconocí a un candidato de estas próximas pasadas elecciones. Fue en uno de esos instantes que vas con la cabeza erguida y la vista al frente (pecho fuera, barriga adentro). Y ni me tocó lo que antes mencioné, ni me dijo así con la cabeza. Yo, como iba a pie, tampoco le pude tocar nada, pero sí que hice así con la cabeza. Oye, lo mismo no me conoce, pero le auguro negro porvenir en eso de la caza y captura del voto perdido.
En la rotonda que está allí mismo (sitúate en el párrafo anterior) ha habido un sinfín de accidentes. Claro, vienen enfoguetados (es el carácter pirotécnico del pueblo) de El Castillo y cuando pisan el freno ya están a la altura del bordillo, y el coche en vez de pararse, vuela. No, no exagero ni tanto así. Si no, explícame cómo demonios se metió uno dentro de la huerta, se incendió y quemó unas cuantas matas (o plantones). Puede ser que se hayan mangado el cable de las farolas, práctica habitual del momento, o que esté tupida alguna canalización. Lo cierto es que la oscuridad es más negra que los sobacos de un grillo una vez el sol nos haya abandonado justo en la dirección del barrio del campo de fútbol de La Longuera. Pero con el pacto cabildero, en unas semanas Aurelio ya tendrá iluminado el entorno. Te apuesto otros cincuenta céntimos. Aunque el último fue el más gracioso. Tú sabes, y habrás oído, lo de afuchirse el camello, ¿no? Pues como allí quedó un desnivel con el camino que  nos conducía tiempo ha a El Jardín, alguien fue a aparcar, el coche se le afuchó y quedó de costado, bien aparcado, pero de lado.
Cuando llegué a mi casa, afortunadamente ileso, escuché nuevamente que Barragán sigue escenificando el que habrá ruptura en las negociaciones con los socialistas, cuando él sabe, a ciencia cierta, que decía mi abuela, que eso no va a ser así. Porque José Miguel es la novia de todos, y la única. ¿El pacto CC-PP? Imposible. Hubo un gallinero con dos gallos aquí en mi pueblo hace unos años y a los hechos me remito. ¿Cuál de los dos se baja del burro en lo de ocupar la presidencia?
Luego hablé con mi mujer y le dije que en las próximas me presentaba. Puso una cara rara. Quiero arreglar unos desperfectos en la casa y con la pensión va la cosa algo ajustada. Espero tener suerte al estilo Santa Úrsula, San Juan de la Rambla, Santiago del Teide…
Bueno, mañana será otro día y surgirá cualquier bobería. Hasta entonces.

martes, 14 de junio de 2011

Componendas

Mi amigo Evaristo hizo un fino y atinado análisis de lo ocurrido en la isla de La Palma, donde el acuerdo entre PP y PSOE ha dejado en paños menores a CC. Me dice algún conocido palmero que era algo que se venía venir. Y yo, siguiendo el docto consejo del amigo aludido ni me lo creo ni me lo dejo de creer. Porque como bien asegura, y un servidor lo ratifica, cuando ves a un gallego en una escalera nunca sabrás si sube o baja, pero si ves a un palmero en idéntica postura, no solo serás tú el que dude de la dirección que el susodicho lleva, sino que él también lo ignora. Imagínate si aparte de ser palmero procede de Gallegos, allá por Barlovento.
Lo que me ha llamado, además, poderosamente la atención es la rotundidad de Julio Cruz cuando justifica la medida de expulsión inmediata de los díscolos de Santa Cruz y de Los Llanos. Ni expediente disciplinario ni lonchas de jamón curado, a la calle por orden de la federal y a llorar a La Cumbrecita. Uno, ignorantón perdido, se pregunta si lo acaecido en el resto de pueblos de la Isla Bonita, con idénticas componendas, no alcanza la enjundia suficiente para adoptar similar y drástica medida. Por lo visto los cromos santacruceros y llanenses eran mucho más importantes. Y tanto que se da la paradoja de que a los concejales electos socialistas en Santa Cruz de La Palma los han expulsado por votarse a sí mismos, pues van a tener la alcaldía durante dos años.
Eso sí, salvo algunos incumplimientos, el pacto ha funcionado, dijo el lumbrera de turno. No voy a repasar yo ahora lo que se ha venido cociendo en estos últimos días y que se plasmó en la constitución de los ayuntamientos este pasado sábado, porque todos ustedes han tenido acceso a esa información a través de los diferentes medios de comunicación. Y no me negarán que ha habido variedad para todos los gustos.
Otra pincelada ‘graciosa’ estuvo protagonizada por la dimisionaria María Jesús Ferrer (a la que ingenuamente pregunto cómo se le ocurre convocar una asamblea después de dimitir). Después de todos los aguaceros dialécticos habidos en el mandato anterior en el Consistorio portuense, no se le ocurre mejor cosa que, tras la escenificación del pacto PP-CC, argumentar que Marcos Brito había hecho caso omiso a las recomendaciones de su partido. ¿Y qué pretendías? ¿Que pactara contigo? ¿O con Lola? Yo tercio para aconsejar a ‘ambas dos’ que sigan el camino que he propuesto aquí en Los Realejos. Bueno, tal y como van los asuntos de palacio, y comprobando que el PSOE canario ahora está en condiciones de ser novia tanto de Paulino como de Soria (en el presente, pretendida; en el futuro, puede que violada –hay sinónimos para todos los gustos–), no creo que a Padrón le vaya a faltar acomodo.
La situación es chiripitifláutica. Perestelo y Castro no se pueden poner muy farruquitos porque se están jugando su futuro en las consejerías que puede administrar CC: Barragán, tres cuartos de ídem, pues lo mismo le sale redonda la jugada a Soria echándole un fisco de engodo a José Miguel Pérez. Y este pica p´al fondo, como las viejas. Iba a escribir, de perdidos al río, pero ocultos están ya desde que concluyó el escrutinio. Instante en el que, a tenor de los resultados, estimaron –los socialistas– quitarse los calzoncillos y, por el interés general y el progreso de nuestra tierra, que nos den… los cargos que quieran a cambio de nuestros humildes 15 votos. ¿Electorado? ¿Militantes? ¿Afiliados?
Ayer lunes, nueva pantomima: esperaremos a ver cómo quedan los Cabildos (de La Palma y El Hierro). Imagínate que se vuelven a juntar PP y PSOE y desbancan a CC. Pues no pasaría nada. Porque si en represalia rompen la baraja en el pacto regional, inmediatamente se plantearían dos alternativas: la ruptura de CC (palmeros y herreños buscarían nueva pareja; incluso me atrevería a pronosticar la salida de algún incrustado del CCN), o el PSOE se tiraría en los brazos del PP. En los dos supuestos, se me ocurre una cuestión: ¿conocen ustedes a una CC sin gobierno en estas ínsulas? En consecuencia, un único resultado: las bravatas de José Manuel Soria no habrían sido tales y acabaría triunfando al más puro estilo de Mariano, sin mover un dedo. Y podría, vía moción de censura, quedarse con muchos más ayuntamientos (por ejemplo, Santa Cruz de Tenerife) y el propio cabildo tinerfeño. ¿O no?
¿Y los que votamos? Preguntas estúpidas, no. Hasta mañana.
¡Ah!, ayer estuve de excursión por los altos de la isla contemplando tajinastes. Entré por Izaña y salí por Arico. Si tengo tiempo –los jubilados estamos con demasiados calderos al fuego–, iré ubicando fotografías en las próximas horas. No se acerquen mucho porque hay abejas en abundancia.

lunes, 13 de junio de 2011

Hechos y opiniones

Cuando uno hace un comentario, siempre habrá alguien que se sienta aludido. Verdad de Perogrullo, ¿no? Lo contrario significaría que eres tan desgraciado que no tuviste siquiera un lector que pudiera rebatir tus planteamientos. Ni que decir tiene que si el ‘criticado’ (de crítica: juicio, opinión o conjunto de ellos que se hacen sobre algo) es ‘tal’, te lloverán las felicitaciones de ‘cual’ (y viceversa). Harto complicado será que te llame (o escriba) el sometido a reflexión para coincidir con tus razonamientos. Lo más, puede que un correo electrónico para señalarte que has errado plenamente. Me detengo un instante para señalarte que hace unos días leí en otro blog la colaboración de un asiduo que argumentaba: Entiendo –y es probable que esté herrado– que un gobierno en minoría… Y me alegré enormemente de que por fin alguien coincidiera conmigo en lo de los animales de dos patas, a los que, por lo que parece, ya les colocamos un par de elegantes herraduras.
En casi seiscientas entradas he tenido la oportunidad de opinar, verbigracia, de la extraña deriva de CC en el ayuntamiento realejero. Ídem de cualquier asunto que guardara relación con el PP. O no me leyeron, algo bastante probable, o pasaron olímpicamente del tema y de quien garabateó los renglones, que es la manera más elegante de mandarte a freír chuchangas (eso decía mi madre). Pero como uno arrastra con el pecado de haber participado en la política municipal bajo el paraguas de unas siglas (PSC-PSOE), cada vez que redacto cuatro párrafos para darles mi criterio acerca de lo de acá o lo de acullá, tengo la tremenda suerte de que no solo me leen sino que hacen el pertinente comentario de texto, estilo examen de PAU. Pues bastante que me alegro. Y las últimas entregas en las que valoraba el sorprendente resultado de las elecciones próximas pasadas no iban a quedar al margen de estos dictados enunciados.
Ya que menté el proceso electoral, y una vez constituidas las nuevas corporaciones municipales (en mi pueblo mayoría absoluta del Partido Popular), me acordé de cuando Oswaldo Amaro sostenía en 2003 que iba a compatibilizar el ejercicio de la medicina con el cargo de alcalde. No solo cambió de idea, sino que le gustó tanto que ahora, que sí podría hacerlo, va, eso me han soplado, a estar cuatro años sabáticos como portavoz de su grupo. Me imagino que procurará ir cogiendo recortes por si en el futuro (bastante lejano)… ¿Te acuerdas, Juan Borges? Éramos tú y yo mucho más jóvenes. Ni comparancia.
Lo dejaba entrever y lo clavé. Al PSOE no le gusta que se escriba (en plan crítico) del PSOE. Ni siquiera esperaron a que concluyera la serie de cuatro entregas. A la tercera se les disparó el resorte. Por lo que, si a bien lo estiman, apreciados fisgoneadores, resumo –y reitero– ‘mi’ opinión, esgrimida en las cuatro entradas bajo el título “Crisis socialista realejera”:
Anomalías y prisas en la asamblea para el cambio de secretario general y designación del candidato a la alcaldía (un año antes de la convocatoria electoral). Falta de cohesión interna y divorcios orgánico y social. Fracaso en el pacto de gobierno con CC. Enfoque desafortunado de su página web. Descalabro electoral, que debería haber implicado la dimisión irrevocable de los cuatro primeros de la lista (cabezas visibles de una gestión cuyos resultados a la vista están).
Ese es, en síntesis, mi parecer. Y nada más. Que estoy equivocado, pues vale, pero no maten al mensajero. Tampoco me digan que pretendo hacer leña del árbol caído. Indaguen sobre el verdadero significado de la frase. Yo me he permitido el rescatar estas líneas: “Parece que el ser humano es experto en sacar leña del árbol caído, o dicho de otra forma, experto en criticar y juzgar  los errores ajenos y a la vez pregonar que él  lo hubiera hecho mejor, o no hubiera cometido los errores que otros cometieron, cuando la realidad es que nunca lo han intentado ni lo intentarán”. Obviamente, y por múltiples razones, no es mi caso. Podría admitir que no se entiende lo que escribo, pero el sutil universo de las interpretaciones no da pie a que se me atribuya incluso lo que no está escrito. Por cierto, el apartado de “Comentarios” está abierto en el blog (en ambos) para que cada cual inserte lo que estime procedente, siempre que se guarden la debida compostura y el necesario respeto. No me dejen, please, direcciones ni teléfonos para concertar charlas y conversas sobre esto o aquello. Sencillamente, no ha lugar. Un servidor no tiene, por ahora, necesidad imperiosa de pactar con nadie. Para tal menester hay artistas mucho más cualificados.
Introduzcámonos ahora en el proceloso mundo de la información y de la comunicación, en la objetividad de los hechos y la subjetividad de las opiniones. Y aclaro previamente que Pepillo y Juanillo no es un periódico, ni una revista; es un vehículo que me brinda Internet en el que vierto cada día ‘mi’ punto de vista. ¿De qué? De las noticias que, normalmente, surgen cada tres por dos y que leo, escucho y veo en otros canales o medios. O en la calle dando un pateo. O en la orilla de la mar contemplando el eterno vaivén de las olas. O por fuera del ayuntamiento al observar siempre a los mismos con el teléfono móvil en la oreja…
Y vamos, gracias por la comprensión, a unas pinceladas teóricas, de manual, lo que se le inculca como norma a los futuros periodistas, pero que luego se pasan por cierto sitio; ya se sabe que las reglas se inventan para no cumplirse (esa es la segunda lección):
“Llamamos hechos a los sucesos o datos que se presentan como comprobados y se exponen de una manera objetiva, sin intervención de las creencias o juicios del autor. Por lo tanto diremos que el género  informativo se basa en hechos. Los hechos pueden ser probados y de ellos se puede decir que son verdaderos, si se comprueba que son reales, o que son falsos, si se comprueba lo contrario.
Las opiniones, por el contrario, son juicios que manifiestan el punto de vista de quien lo emite.  Lo que se expresa en ellas son las creencias o ideas personales del autor. A diferencia de lo que ocurre con los hechos, en las opiniones no podemos afirmar que sean verdaderas o falsas. Así, ante una opinión como Los Realejos es una villa hermosa y acogedora, lo único que podemos hacer es estar de acuerdo o en desacuerdo con ella.
‘Las opiniones son libres, los hechos son sagrados’, según el viejo adagio del editor Charles A. Dana, uno de los inventores del periodismo informativo, que también se atribuye a Charles Prestwich Scott, histórico director y luego editor de The Guardian, y uno de los creadores del moderno periodismo de información. Esto es una máxima del periodismo, es un criterio fundamental que debería cumplirse, y no se cumple porque la objetividad no existe. Lo que sí existe es la profesionalidad, el esfuerzo del periodista para que el tratamiento de la información sea lo más profesional posible. Las reglas que aplica el periodista deben ser de tipo profesional y no personal. La información no es nunca neutral, siempre perjudica o beneficia a alguien. Siempre ha habido presiones para que los periodistas callen o para que publiquen ciertas cosas.
Según la tipología anglosajona, basada en la frase ‘los hechos son sagrados, las ideas libres’, se conocen dos tipos de géneros: los que dan a conocer hechos: la noticia, el reportaje y la crónica, y los que dan a conocer ideas: principalmente el editorial y el artículo de opinión. Según las tipologías latinas se distinguen cuatro grandes géneros: información, reportaje, crónica y artículo o comentario”.
No requiero explicaciones ni tienen que dármelas. Las opiniones –las mías también– están sujetas a múltiples dictados. Pero en el caso concreto que nos atañe, raro me parece el que haya hallado innumerables coincidencias con cuanto bicho viviente me he tropezado en estos últimos días. No parecen, sin embargo, estar muy convencidos los que se han sentido diana de estos dardos escritos. Qué quieren que les diga. Perfecto, somos unos cuantos –bastantes– los que estamos descaminados. Y en lógica consecuencia, cuando corresponda nuevamente ir a las urnas optaremos por equivocarnos nosotros también echando mano de otra papeleta.
Hoy lunes hemos amanecido con otras corporaciones locales. La constitución de los nuevos ayuntamientos tuvo lugar en sesiones plenarias extraordinarias celebradas el pasado sábado a las 11 de la mañana. Eso es un hecho (incuestionable).
Aquí en Los Realejos corresponde dirigir los destinos municipales a Manuel Domínguez, cabeza de lista del Partido Popular, a quien reitero mi más cordial felicitación, al igual que a todo su equipo. Tras su elección, los portavoces de los otros tres grupos políticos con representación en el Consistorio dirigieron unas palabras. Dadas las especiales circunstancias del acto, estimo que alguno fue más allá de lo que la situación requería. Porque no parece adecuado esgrimir humildad y buenas formas, de una parte, y sacar a colación ligeras reticencias y sutiles reproches, de otra (por expresarlo de una manera suave, aunque el cuerpo me pida otra cosa). Esto es una opinión, ‘mi’ opinión. Fin de la lección.
Y epílogo: mañana es martes y ya me corresponderá iniciar las demandas al grupo de gobierno. Hoy, solo un adelanto: hubo un amago de evidente peligro en la Casona de la Gorvorana y estoy preocupado. Debe ser que allí habité muchos años. Aunque en aquellos ‘abriles’ mozos uno no era consciente de la trascendental importancia histórica del entorno que lo vio crecer. Ahora sí, y espero fervientemente que no sea tarde aún.